Top destinos buceo del mundo. Isla de Sidapan, Malasia

0
908

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=j0uEYgx4MiM[/youtube]

La isla de Sipadan está situada en la costa este de Sabah(Malasia) en el lado este de la parte malaya de la isla de Borneo, bañada por el mar de Célebes. Se trata de una auténtica isla oceánica, en realidad es la cima de una montaña submarina que se levanta desde más de 600 metros de profundidad. Esta pequeña isla, rodeada de playas de arena que invitan a descansar después de increíbles inmersiones, está considerada el destino número uno por los buceadores de todo el mundo y a pesar de su tamaño está cubierta de una frondosa selva tropical y es además un santuario de aves.

 

Las inmersiones en Sipadan conocidas por sus paredes verticales es lo que la hacen un lugar muy especial para el buceador y también por su abundante fauna pelágica. En algunas de las zonas de buceo de Sipadan el arrecife desciende paulatinamente a los 20 metros, en estas pendientes más suaves es donde se reúnen los más bellos paisajes coralinos, hasta que comienza el acantilado. En estas paredes repletas de cuevas, grutas y gorgónias se encuentra toda la fauna pelágica: bancos de barracudas, mantas, tiburones punta blanca, tiburones grises, tiburón martillo, bancos de peces papagayo búfalo, tortugas verdes, tortugas carey, etc.

Pero no sólo la fauna pelágica atrae a buceadores de todo el mundo. En una sola inmersión se pueden identificar diferentes especies de nudibranqueos, peces hoja, gambas, peces halcón, diferentes especies de peces payaso, morenas cinta, etc . Llama poderosamente la atención la presencia de numerosas tortugas, las hay por todos lados, en una inmersión no es raro ver entre 5 y 15 ejemplares, principalmente de tortugas Verdes las más abundantes y también las de carey, es por eso que se le conoce a Sipadan, como la isla de las tortugas que fue declarada Parque Natural y sus playas son el lugar de puesta de huevos de estas tortugas.

Otra de las “estrellas” son las barracudas, que se concentran en cardúmenes gigantescos, de varios miles de ejemplares; algo parecido veremos también entre los carángidos, que se agrupan cerca de la superficie, formando auténticos muros vivientes. La mirada del buceador alternará los corales duros, las gorgonias y los alcionarios, con el paso de atunes, curiosos grupos de peces murciélago y la excitante visita de los tiburones grises o los puntas blancas de arrecife.

Alguna de las bonitas inmersiones os las describimos, solo por ser las mas conocidas ya que lugares para bucear hay muchos pero muy reglamentados.

El Drop Off: A solo 5 metros de la orilla, justo debajo del bar de la playa, se encuentra la pared abisal que cae hasta los -600 metros de profundidad. Ya desde los primeros metros se pueden ver napoleones grandesy pequeños. Descendiendo a 20m. se pueden observar sin problemas tiburones grises en el azul. La pared está recubierta de esponjas con nudibranquios y coral de todos los colores. Es uno de los puntos ideales para las inmersiones nocturnas o al atardecer, ya que se acercan centenares de peces loro jorobados de gran tamaño a los agujeros de pared para descansar. También se pueden observar cantidad de tortugas durmiendo.

En el norte de la isla se encuentra Barracuda Point, esta pared desciende suavemente hacia el abismo.  A poca profundidad, junto a las barracudas, se pueden ver también cardúmenes inmensos de carángidos nadando a toda velocidad además de algún tiburón leopardo posado plácidamente en el fondo. Es fácil ver bancos de túnidos, barracudas nadando en círculo, tortugas, tiburones punta blanca. En cuanto a la vida “pequeña” se encontrarán nudibranquios multicolores, pequeños crustáceos… Asiduos de esta inmersión son también las puntas blancas y los peces ballesta titán, con los cuales se debe tener un especial cuidado cuando vigilan la puesta de huevos en sus nidos.

Al oeste de la isla se encuentra una localización inolvidable, un gran jardín de coral, rocas y arena blanca llamado Hanging Gardens. Alli abundan las gorgonias, abanicos, coral de látigo, esponjas barril y anémonas con sus inseparables peces payaso.

South  Point: Sorpresas y grandes encuentros están casi garantizados. No hay que perder de vista el azul. Este punto de buceo está expuesto a las fuertes corrientes que llegan desde el océano. Grandes bancos de barracudas, carángidos, tiburón leopardo, martillo, mantas, tiburón ballena.

Turtle Cavern: Esta cueva es famosa por considerarse como un cementerio de las tortugas verdes. Es increíble la cantidad de tortugas que se ven en todas las inmersiones. No se puede mencionar sólo una, en todas se ven decenas de tortugas: grandes, pequeñas, nadando, subiendo a respirar, bajando e incluso hasta comiendo. La entrada principal se encuentra a 18 metros de profundidad. Hay varios túneles, la cueva es muy profunda aunque en casi todo su recorrido es muy ancha y alta. Sólo hay dos o tres pasos donde se estrecha un poco aunque sin peligro alguno, que comunican varias cuevas de menor tamaño. Esta inmersión sólo debe realizarse con guías especializados en el buceo en cuevas y conocedores de la zona. La salida quizá es lo más espectacular de la inmersión pudiendo observar el contraste de azules con la oscuridad de la cueva.

En resumen, Sipadan, nos puede deparar una experiencia submarina de lo más apasionante y variada, y en un entorno realmente paradisíaco.

 

Dejar respuesta