Fuegos artificiales en Barco

 

Bodas en Barco - Fuegos artificiales en Barco

Un poco de historia

Si echamos la vista atrás, desde tiempos remotos, el fuego ha sido un elemento básico para la vida. De hecho, el fuego, desde nuestros ancestros, ha sido, en muchas ocasiones, la conexión con la propia naturaleza. Quizá por ello, el flameante elemento siempre nos ha hipnotizado y, quizá por ello, el hombre, el ser humano, siempre ha intentado controlarlo y manipularlo tanto para su uso como para su disfrute.

Sin embargo, en esta ocasión, no vamos a entrar en el terreno de la filosofía ni de la antropología y vamos a bajar a un mundo mucho más mundano si se quiere ver así. Más que nada porque de lo que vamos a hablar es de la belleza, de la magia que encierra el hecho de ver un espectáculo de pirotécnica desde una embarcación. Los fuegos artificiales en barco tiene muchas ventajas. No hay golpes, aglomeraciones ni pisotones para buscar el “mejor” sitio,  disfrutas, de verdad, del mejor sitio para ver el espectáculo y encima puedes hacer que sea una velada inolvidable si tu barco tiene un servicio de barra libre y catering a bordo. Es casi un escenario para hacer una pedida de mano en toda regla y luego, como no, hacer tu boda en barco.

Fuegos artificiales en Barco

La fascinación de la luz y sonido

Esta combinación, en cualquier ámbito de la vida, puede llegar a ser mágica pero, cuando la vivimos, cuando la sentimos, desde una embarcación, todo cobra otro significado que casi parece trascender nuestros sentidos. Por eso los espectáculos de pirotecnia vistos desde el mar son tan solicitados y tan demandados. Los fuegos artificiales en barco son simplemente únicos.

En los fuegos artificiales en barco, por lo general, se reúnen un grupo de amigos, de familiares o algunas parejas con ganas de compartir una bonita experiencia. Allí, en la privacidad y en la tranquilidad que da el hecho de tener una embarcación que únicamente está arropada por el mar, sea esta del tipo que sea, para nosotros solos, es el momento ideal para situarse en un extremo de ella y contemplar lo que seguramente esté sucediendo varias decenas de metros delante de nosotros permaneciendo, sin darnos cuenta, ajenos a todo el bullicio de la ciudad o el pueblo en el que todo esto está teniendo lugar.

Una combinación de luces, en todas sus variantes posibles, que tiene como origen los diferentes elementos que se han lanzado al aire y que, cuando hacen explosión, producen un sonido en muchas ocasiones embriagador que hace que aquel momento quede en nuestras retinas para siempre. Sin embargo, hay un elemento, en el que seguramente no hayas reparado que hace que todo esto sea sencillamente espectacular. Único.

Nos estamos refiriendo, como no podía ser de otra manera, al agua. Porque, el líquido elemento hace como de espejo, como de nexo de unión entre el fuego y nuestra alma. De hecho, la belleza de los reflejos que podemos ver en el agua es majestuosa. La gama de verdes, de rojos y de azules que podremos ver será digna de inmortalizarlo en un sinfín de fotografías. Una manera, si es que se puede decir así, de ir un poco de más allá, de penetrar casi en las profundidades del mar sin que nada ni nadie lo impida.

Fuegos artificiales en Barco 2

Fin de fiesta

Pero esto no es todo lo que puede dar de sí una noche como esta. Es cierto que para muchas personas unas vistas de este tipo, con los fuegos artificiales de fondo dibujando la silueta de algunas ciudades como puedan ser Alicante, Tarragona o San Sebastián, entre otras tantas de la geografía española, pueden ser suficientes. Y es que tanto estas que hemos mencionado, como tantas, son perfecto ejemplos de lugares en los que se pone mucho empeño por llevar a cabo unos juegos de pirotecnia dignos de ver, al menos, una vez en la vida. Pero hay más. Por supuesto que hay mucho más todavía.

El nuevo protagonista es lo que nosotros denominamos como fin de fiesta. Un colofón sin límites, que sin ninguna clase de problemas, puede estar incluido dentro del propio espectáculo y que nosotros lo podemos hacer realidad.

Nos referimos, por supuesto, a ofrecer una diversión alternativa que esa noche sea irrepetible. Por ello, y tras observar los fuegos artificiales podremos continuar disfrutando de la inmensidad del mar durante la noche con una combinación de bebidas y aperitivos. Porque, la noche, tu noche, vuestra noche, no ha hecho más que empezar.

Vídeo de Fuegos artificiales en Barco

Otros artículos de fuegos artificiales en barco

Barcos para los fuegos artificiales de Sant Joan en Alicante