Saltar al contenido

Ventajas de tener nuestro propio equipo de buceo

24 enero 2017
equipo de buceo

Las ventajas de poseer nuestro propio equipo de buceo son insuperables

Aunque el coste suponga una gran inversión, las ventajas de poseer nuestro propio equipo de buceo son insuperables. Por ejemplo, no sólo provoca mayor higiene durante las inmersiones, también mayor ajuste y un mejor uso de nuestro tiempo.

Si buceamos regularmente, hay que tener en cuenta que en realidad se ahorrará dinero a la larga, pues el alquiler de equipos tampoco es barato y finalmente lo podemos vender para recuperar parte de la inversión.

Tampoco es necesario comprarlo de una vez, por lo que podemos invertir según lo permita nuestro presupuesto.

equipo de buceo
©Aqualung

6 ventajas de tener el propio equipo de buceo

1. No todas las tiendas de alquiler son iguales

Desafortunadamente, los equipos de alquiler pueden variar dependiendo de la tienda que los alquile. Algunas pueden tener especial precaución en el mantenimiento de equipos de buceo en condiciones de primera categoría, mientras que el centro de buceo que hay justo al lado podría contar con equipos que parezcan recién salidos de una tienda de segunda mano de 1970.

Artículo relacionado: Las 10 mejores máscaras de buceo

Incluso si la tienda de alquiler o centro de buceo se enorgullece de mantener su equipo, buceadores descuidados propensos a maltratarlo existen en todas partes.

Otro problema que se plantea es que muchos equipos de buceo no son obvios hasta que comienza el buceo. Una máscara deformada o una manguera con fugas podría no ser evidente durante el control de pre-buceo, pero podría plantear un problema en el momento de la inmersión.

Ojo con las reseñas de los centros de buceo, pues no siempre se puede confiar en ellas. Muchos comentarios sobre el equipo pueden estar hechos por buceadores principiantes que no tienen la capacidad de conocer exactamente el correcto mantenimiento de una pieza.

equipo de buceo
©Tamarugodive

2. Ahorramos tiempo para la diversión

Cada vez que vayamos a una tienda de alquiler de equipos, estamos pasando parte de nuestro tiempo escogiendo el mismo, lo que nos reduce la duración de las inmersiones.

Además, para evitar conflictos con otros buceadores que pretendan escoger el mismo equipo que nosotros, muchas veces incluso llegamos antes de hora.

Por el contrario, si somos dueños de nuestro propio equipo de buceo, todo este tiempo se reduce, así que podemos llegar justo a la hora del buceo, en el caso de que no estemos ya disfrutando de ello.

3. Un ajuste perfecto en cada buceo

No hay un tamaño estándar en cuanto a trajes, jackets, máscaras y otras piezas del equipo de buceo. Algunas marcas distinguen tamaños por sexo, mientras que otras no.

Las tiendas de alquiler pueden tener diferentes marcas y diferentes tamaños. Incluso aunque sepamos cual es nuestra talla, no nos garantiza que se corresponda con el mismo tamaño de una marca determinada.

Muchas veces es imposible saber si algo se ajusta correctamente hasta el inicio de buceo. Las aletas, por ejemplo, nos pueden resultar cómodas en tierra, mientras que en el agua no.

Te puede interesar: Los 12 mejores ordenadores de buceo

Los trajes de neopreno son otro elemento notoriamente difícil de encajar. Demasiado grande, y no tendremos protección térmica. Demasiado pequeño y nuestros movimientos se verán restringidos.

Poseer nuestro propio equipo de buceo garantiza que los engranajes sean perfectos y que cada inmersión se disfrute al máximo.

4. La familiaridad con el equipo significa buceo seguro

Los problemas de equipo representan el 15% de todas las muertes relacionadas con el buceo. Esto no significa que necesariamente hubiese algo mal en él, de hecho, es casi siempre debido a un error del usuario.

Cuando los buceadores no están familiarizados con el equipo o no lo mantienen correctamente, es probable que lo utilicen incorrectamente.

Aunque la mayoría de equipos de buceo sean generalmente el mismo, se necesita práctica y tiempo para que las tareas a realizar se hagan de manera natural.

Ser dueño de su equipo, es la mejor manera de familiarizarse sobre cómo utilizarlo y responder ante cualquier problema sin pánico.

equipo de buceo
©archivoNNT

5. Mejor conocimiento del equipo de buceo

Continuando con el tema de la seguridad, poseer nuestro propio equipo de buceo nos da una mejor comprensión de lo que cada pieza representa, su función, y como debe mantenerse.

Esto hace al buceador más experto en general y le enseña como buscar defectos si en algún momento ha de alquilar, enviando así problemas durante la inmersión.

[bctt tweet=”Ventajas de tener nuestro propio equipo de #buceo” username=”NauticalNewsTdy”]

6. Bucearemos más frecuentemente

Una vez que poseemos nuestro propio equipo, se puede bucear más espontáneamente y con mayor frecuencia. Si unos amigos salen a bucear, no habrán excusas para no acompañarlos.

Mentalmente, también querremos amortizar el costo del equipo de buceo, por lo que nos plantearemos bucear tanto como sea posible.

Poseer el propio equipo es costoso si únicamente vamos un puñado de veces al año, pero si salimos un par de veces al mes o por semana, estaremos ahorrando dinero, buceando con un equipo en el que podemos confiar.