Saltar al contenido

Los peligros potenciales de los animales del Mar Mediterráneo

9 marzo 2017

¿Por qué es peligrosa la fauna marina del Mar Mediterráneo?

Vaya por delante que estas líneas no pretenden alarmar a la población. Sin embargo, de lo que se trata es de tomar conciencia de los potenciales peligros que puede tener la fauna del Mediterráneo. Unos peligros reales, pero normales al mismo tiempo, ya que estamos hablando del hábitat natural en el que la fauna marina del Mediterráneo tienen que hacer todo lo posible por convivir en dicho entorno con las mayores garantías posibles.

Este ecosistema marino tan concreto puede ser relativamente peligroso, en primer lugar, porque son tantos los animales marinos los que nos podemos encontrar que es complicado conocerlos a todos en profundidad. Una biodiversidad tan rica, y tan especial, que hace que el ser humano no sea otra cosa que un elemento extraño. Un intruso en definitiva ante el cual se deben defender.

A esto hay que añadir el hecho de que cada vez son más las personas que, al menos una vez al año, tienen cierta actividad, sobre todo a nivel turístico en las zonas costeras del litoral. Y claro, a mayor presencia y mayor actividad del ser humano, mayor riesgo potencial de que estos seres marinos pueda interactuar con nosotros. Claros ejemplos de ellos es la costa española con sus animales del mar Mediterráneo o como otros puntos como los de la costa italiana.

Fauna mediterránea
Fuente: Archivo NNT

La información es la mejor prevención ante los peligros del Mediterráneo

Ante los aspectos que se acaban de mencionar, la información es la mejor arma que podemos tener. Un conocimiento profundo de la fauna mediterránea nos permitirá saber a ciencia cierta cuáles son los potenciales peligros de este ecosistema y cómo debemos comportarnos ante ellos. De lo que se trata, en otras palabras, es de no resultar tan intrusivo como cabría esperar a pesar de que sería sumamente extraño encontrarnos con animales peligrosos del mar que sean grandes depredadores. Lo más habitual sería toparnos con medusas, congrios, morenas o anémonas.

[bctt tweet=”¿Sabías que el Mar #Mediterráneo es uno de los maros con mayor biodiversidad que existen?” username=”NauticalNewsTdy”]

Además, este conocimiento tiene un doble beneficio ya que no solo nos va a permitir poder disfrutar de sus aguas con mayores garantías sino que al mismo tiempo vamos a poder ser conscientes de la importancia de esta biodiversidad. No en vano, nos podemos encontrar con especies mediterráneas que están en peligro de extinción y tenemos que obrar en consecuencia.

Animales marinos del Mediterráneo
Fuente: Archivo NNT

La gran diversidad dentro de la fauna del Mar Mediterráneo

Dentro de los animales marinos del Mediterráneo, podemos encontrarnos a las arañar de mar. Estas, junto a los caprichos, son unas especies cuyas espinas pueden suponer más de un dolor de cabeza en el caso de que nos topemos con ellas. Se pueden encontrar con cierta frecuencia en las orillas y puede ser que, sin darnos cuenta, las pisemos. Si esto se produce, a pesar de que no es habitual las complicaciones médicas, sí conviene ponerlo rápidamente en conocimiento de los sanitarios pertinentes ya que deben controlarnos la presión arterial para evitar cualquier clase de complicación como consecuencia del veneno que nos acaban de inocular.

Animales marinos del Mar Mediterráneo
Fuente: Archivo NNT

Por otro lado, dentro de este repaso a los animales tan curiosos que nos podemos encontrar en el Mediterráneo, tenemos que hablar de la scorpora. Del mismo modo que sucede con la ya mencionada araña de mar, este animal se defiende a través de pequeñas picaduras. Sin embargo, en esta ocasión, una vez que hemos sido víctimas de ellas, lo mejor que podemos hacer es acercar una punta incandescente, por ejemplo, un cigarrillo, para contrarrestar el dolor que nos va a producir.

Las medusas, las actinias y las anémonas de mar, también son seres marinos del Mediterráneo, cuyo veneno nos puede producir más de un problema. En este caso lo mejor que podemos hacer es no tocarlas para que no se vean amenazadas y no respondan contra nosotros. Cierto es que en caso de que las pisemos sin intención, y nos piquen, no tiene una sintomatología grave pero siempre es mejor la prevención tal y como ya hemos comentado.

Animales marinos del litoral mediterráneo
Fuente: Archivo NNT

Si somos de los que nos sentimos atraídos por todos los recodos que nos ofrece el mar, tendremos que tener una especial precaución con unos animales de las aguas del Mediterráneo como son los tomates de mar. Tras este curioso nombre se esconden unos seres con unas picaduras que pueden producir unas urticarias bastante molestas. Y es que, destacan por la gran sensación de quemazón que producen durante bastante tiempo. Incluso se describen casos en los que el dolor puede llegar a llegar haciendo que la zona afectada se inflame.

Hay que añadir que, aunque no es lo normal, ni mucho menos, este tipo de picaduras pueden derivar en algunos problemas con sintomatología sistémica con náuseas, vómitos, postración, etc. Incluso, aunque no debemos alarmarnos, se han descrito casos mortales debido a una hepatitis fulminante.

Por ello, se recomienda empapar la zona afectada con vinagre, alcohol o amoníaco con el objeto de inactivar los nematocistos y, a continuación, desenganchar los tentáculos o filamentos mediante un raspado cuidadoso con el borde de una tarjeta de crédito u objeto similar. La zona puede lavarse suavemente con agua de mar o salinizada, evitando el agua dulce que podría provocar la descarga de los nematocistos.

Peligros de la fauna mediterránea
Fuente: Archivo NNT

Ahora es el turno de hablar de tres de los seres que habitan el Mar Mediterráneo que más problemas nos pueden causar, en cuanto a heridas se refiere, aunque en ningún caso revisten gravedad alguna.

Empecemos por los erizos. Si bien es cierto que no se ha encontrado ninguna clase de veneno en sus púas, no es menos cierto que el pinchazo de una de ellas nos puede producir un dolor agudo al punto de tener que ingerir algún que otro analgésico para poder combatirlo con eficacia.

Los congrios y las morenas, al igual que ya hemos repasado con los tomates de mar, viven muy cerca de las zonas rocosas. A pesar de que la creencia popular indica que son venenosos, lo cierto es que científicamente no se ha detectado la presencia de ninguna sustancia de este tipo. Sin embargo, esto no debe llevarnos a engaño ya que a pesar de que no vamos a necesitar ninguna clase de antídoto al respecto, sus mordeduras pueden hacer heridas de cierta consideración al punto de desear no habernos cruzado en su camino. Y es que, si esto sucede, no van a dudar ni un solo momento en defenderse al igual que cualquier de los peces del Mediterráneo aunque sean inofensivos.

El Mar Mediterráneo y su fauna
Fuente: Archivo NNT

Las rayas son otro tipo de animal del litoral mediterráneo muy característico. Suelen habitar, al menos por norma general, en grandes lechos de arena y en aguas que no son muy profundas. La inmensa mayoría no son venenosas aunque cuando se ven amenazadas, no van a dudar ni un solo instante en clavarnos una afilada púa que tienen en su base. Una picadura que nos puede llegar a producir laceraciones importantes. Tenemos que tener en cuenta que es su sistema de defensa ante seres que tratan de perturbar su hábitat.

[bctt tweet=”¿Sabías que muchos de los #animales marinos del Mar Mediterráneo se dedfienden con descargas eléctricas?” username=”NauticalNewsTdy”]

También hay unos seres muy interesantes denominados torpedo tembladera que pueden llegar a alcanzar una longitud de 70 cm. Tienen el cuerpo aplanado, de un modo casi circular, con una cola fuerte y muy resistente. Su color es marrón, variando la tonalidad según la especie, y puede tener un jaspeado más o menos marcado. Se dice, aunque no está comprobado de manera fehaciente, que pueden generar descargas de hasta 220 voltios y 1 amperio. Lo que sí se sabe es que aun no siendo una descarga que podamos considerar, ni mucho menos, como mortal, sí produce un dolor severo y muy intenso.

Por lo general les gusta vivir en fondos fangosos o arenosos, pudiendo encontrarse desde la superficie hasta a gran profundidad.

Peces del Mar Mediterráneo
Fuente: Archivo NNT

Eso sí, si tenemos la mal suerte de pisar en una zona del terreno en la que haya un pez araña, sí que nos tendremos que enfrentar a su veneno, el cual, inocula mediante espinas asociadas a glándulas del veneno de sus aletas. Esta sustancia puede producir vómitos, diarrea, un aumento en la presión arterial, variación de la frecuencia cardiaca, sudoración abundante, y en los peores casos convulsiones o espasmos y parálisis musculares que pueden incluir la parada del corazón y los músculos respiratorios.

Fauna marina de las aguas mediterráneas
Fuente: Archivo NNT

Para terminar, pero no mucho menos por ello menos importante, dentro de los peligros que pueden entrañar la fauna marina mediterránea, hay que hacer mención al tiburón. A pesar de la gran cantidad de personas que se bañan en el Mediterráneo español, los informes de ataques de peligrosos tiburones son muy poco frecuentes. El riesgo de ser atacado por un tiburón en el mar Mediterráneo es muy pequeño, aunque posible.