Saltar al contenido

Increíble vídeo de Alexey Molchanov de un niño de 3 años haciendo apnea

28 noviembre 2016

El vídeo grabado por Alexey Molchanov cuando se encontraba en Blue Hole (Egipto) está dando la vuelta al mundo. Y no es para menos ya que nos enseña como un niño de tan sólo tres años hace apnea junto con sus padres.

El vídeo y las fotos de Alexey Molchanov muestran al niño, que lleva practicando apnea desde los dos años de edad, como se aferra a la espalda de su madre mientras se sumergen bajo el agua antes de salir a respirar tras unos veinte segundos.

Alexey Molchanov - Fedor Afonasiev 1

¿Estaremos ante las imágenes del apneista más joven del mundo? Es bastante probable pero poco importa debido, simplemente, a la gran proeza que supone lo que hace este niño.

El niño se llama Fador Afonasiev es hijo de dos instructores de apnea amigos de Alexey Molchanov. “Este proyecto de rodaje con Fedor me pareció natural cuando lo vi en el agua”, dijo Alexey. A lo que añadió “No hay un enfoque competitivo para el niño. No le empujamos a hacer ninguna marca, es una actividad de ocio. Creemos que es importante que la apnea sea una actividad divertida para Fedor y para cualquier niño que pueda prácticar apnea.”

Y la verdad es que cuando ves las imágenes, este niño de tres años transmite que se lo está pasando fenomenal bajo el agua. Impresiona la naturalidad con la que se comporta mientras está practicando apnea. Un hecho que ha deslumbrado al mismísimo Alexey Molchanov.

alexey-molchanov-fedor-afonasiev-3

Una de la imágenes que más nos han sorprendido del vídeo han sido donde se ve a Fedor Afonasiev sumergirse hasta los 32 pies (casi 10 metros) de profundidad como si fuera una apneista en busca de un récord.

De hecho, no nos extrañaría que esa marca fuera ya un récord mundial de apnea para un niño de tan sólo tres años.

Apartándonos de lo impactante de las imágenes grabadas por Alexey Molchanov nos preguntamos si hacer apnea con niños tan pequeños será bueno para su desarrollo. No somos expertos en esto pero dejamos la pregunta en el aire por si algún médico deportivo o pediatra nos  pudiera dar luz a este tema.