Saltar al contenido

Honduras vive una gran cicatriz social con más de 500 pescasub muertos

18 febrero 2017
pescasub

1900 pescasub lisiados y 500 muertos dan fe de un gran problema en Honduras.

Los fríos números de esta tragédia ya son suficientes para poner los pelos de punta a cualquier persona con un poco de empatía, pero queremos profundizar un poco más en la tragedia que están viviendo los pescasub en este pais bañado por el mar Caribe y el océano Pacífico.

Una desgracia que viene de lejos

Desde la década de los 70, el gremio de los pescasub dedicados a la pesca de la preciada langosta ha sufrido en sus cuerpos la falta de capacitación, la presión económica y la sobreexplotación de los caladeros donde se encuentran estos crustáceos marinos.  Pero en los últimos años, la creciente demanda de la langosta, sumada a la elevada demanda del pepino de mar y la caracola, han puesto en jaque a los pescasub que se dedican a la pesca de estas especies en el mar Caribe.

pescasub
Fuente: Archivo NNT

Si hace pocos meses ya hacíamos un amplio reportaje sobre el gravísimo problema que sufrían las costas caribeñas de Nicaragua con la pesca del preciado pepino de mar por parte de los mercados asiáticos, es ahora su vecina y hermana Honduras la que pone de manifiesto la urgente necesidad de una regulación para evitar que estos buceadores dedicados a la pesca submarina fallezcan mes tras mes sin ningún tipo de atención por parte de la autoridades.

La principal causa de muerte de los pescasub hondureños viene derivada de graves problemas de descompresión debido a una clara falta de formación en seguridad a parte del nefasto método “Host” tan extendido por los pescadores en todas las costas del Caribe.

[bctt tweet=”Honduras vive una gran cicatriz social con más de 500 #pescasub muertos. #buceo” username=”NauticalNewsTdy”]

¿Qué lleva a los pescasub a poner en riesgo sus vidas?

Lamentablemente, de los 1900 pescasub lisiados en Honduras, el 100% de ellos se vieron avocados a la pesca submarina para intentar traer un plato de comida a casa. La falta de empleo está llevando a los hondureños a sumergirse en sus aguas para pescar, pero todo ello sin ningún tipo de formación, presionados por una industría que sólo ve ratios de rentabilidad y con una administración pública que mira hacia otro lado, como si así ya no ocurriera nada.

pescasub
Fuente: Archivo NNT

Un horizonte muy oscuro para los pescasub hondureños

Pero si las condiciones laborales de estos pescasub en Honduras son dramáticas, las cosas no pintan nada bien en un futuro próximo debido a que la sobreexplotación y el cambio climático está llevando a que la preciada pesca esté a profundidades mucho más elevadas que hace unos años por lo que estos buceadores tienen que sumergirse hasta un 25% más de profundidad para encontrar langostas, caracolas y pepinos de mar con el consecuente aumento en la peligrosidad para la vida de estas personas.

Una vez más, el pueblo presiona a los gobiernos

Una de los datos más significativos de lo grave del problema de este gremio de pescadores es que se ha creado una asociación para aglutinar los esfuerzos y la presión ante los gobernantes. La Asociación de Buzos Lisiados de La Mosquita, reune a todos los pescasub de esta zona del Caribe y pide una ayuda inmediata para los casi 2000 pescasub lisiados que existen en la actualidad, debido a problemas derivados de la descompresión cuando realizaban sus trabajos de pesca submarina.

Desde la administración se insta a profesionalizar a los pescasub, capacitándolos en materias de salud, seguridad y técnica. Bonitas palabras que muchos no se creen pero que a las que la Asociación de Buzos Lisiados de La Mosquita se agarran como un náufrago a un aro salvavidas para intentar enderezar una situación que está dejando desamparadas a muchas familias de la zona caribeña de Honduras.