Saltar al contenido

El buque más grande del mundo culmina su fase de construcción

22 septiembre 2016

El denominado “buque más grande de mundo” ha terminado su fase de construcción en el puerto de Roterdam y comienza la fase de pruebas en el mar de norte.

Se ha hablado mucho de la importancia del mercado de desmantelamiento de la relación coste-eficacia en los buques. El Pioneering Spirit, el buque más grande del mundo” que recientemente completó proyecto, está liderando el camino

buque

El Pioneering Spirit, es un buque distinto a los demás, capaz de instalar superestructuras de de hasta 48.000 toneladas y cubiertas de hasta 25.000 toneladas.

La cubierta tiene una hendidura que se ajusta alrededor de las subestructuras de la plataforma y está equipado con un sistema de elevación accionado hidráulicamente.

Antes de la construcción del buque más grande del mundo, la instalación de grandes plataformas en alta mar en general se llevaban a cabo con los buques grúa, y las grandes superestructuras se instalaban módulo por módulo dentro de la capacidad de las grúas.

El buen funcionamiento del Pioneering Spirit puede reducir considerables costes de interconexion en alta mar para completar la obra.

buque-3

Además, la estructura podrá construirse completa en tierra firma de forma más rápida y eficientemente e instalarla en una sola pieza, con la totalidad de la obra gruesa, electricidad, hidráulica y tuberías.

El buque más grande del mundo ha sido construido en Corea pero desde enero de 2015 se en Rotterdam para completar la instalación, puesta en marcha y al mismo tiempo, realizar las últimas pruebas de sus sistemas de elevación.

A lo mejor te interesa: Mejor asegura 15.000 toneladas de carga antes de que te ocurra esto

El Pioneering Spirit se va a comenzar las pruebas durante este mes con unos ejercicios de instalación de superestructuras en plataforma y eliminación en diferentes condiciones climáticas.

buque-2

Una vez finalizadas estas pruebas, se espera que el buque se dirija hacia Noruega para retirar, en alta mar, una unidad móvil de producción, de 13.500 toneladas para Repsol.

Una vez retirada la plataforma, se espera que el buque más grande del mundo regrese a Rotterdam para poderle instalar cuatro estructuras de elevación para la retirada de superestructuras de Shell, previstas para 2017.