7 consejos para practicar un turismo náutico responsable

Llega el calor y con el la temporada alta del turismo náutico, y la naturaleza marina lo nota y se resiente. Por ello, os recomendamos seguir estos consejos para cuidar el medio ambiente marino y ser un turista náutico responsable. Porque cuidar la naturaleza es cosa de todos.

0
turismo náutico

Empieza la temporada del turismo náutico

Acabamos de dejar atrás el invierno, lo que significa que la primavera ya está aquí y con ella el calor y la sensación de que el verano está a la vuelta de la esquina. Esta situación repercute en el turismo y uno de los sectores que más ganas tiene de que llegue el calor es el del turismo náutico.

Como cada año, las perspectivas de que se llenen los clubes náuticos y los centros de deportes acuáticos con el turismo náutico son bastante prometedoras. Estas perspectivas repercuten en el mar ya que, por ejemplo, incrementa la cantidad de basura marina, aumenta la cantidad de embarcaciones navegando y por tanto aumenta la cantidad de vertidos de aceites y gasóleos, y un sinfín más de efectos secundarios que sufre el medio ambiente marino gracias al aumento de presencia humana en éste.

turismo náuticoPor ello, desde Nautical News Today hemos creído necesario realizar un artículo con información y consejos a tener en cuenta para practicar un turismo náutico responsable con el medio ambiente. Para que si eres uno de los afortunados que va a poder disfrutar del mar este año, los tengas en cuenta para perjudicar lo mínimo posible al medio ambiente, porque las pequeñas acciones no cuestan nada.

En primer lugar nos gustaría comentaros una serie de consejos generales aplicables a todas las actividades náuticas.

1. Si ves una tortuga marina

En el caso de ver una tortuga marina, si la vemos sana y activa no hay que molestarla y hemos de seguir nuestro camino. No obstante, si la vemos llena de parásitos (caracolillos), inactiva o enredada, la manera adecuada de proceder es primeramente llamar al número de emergencias 112 para que éstos se pongan en contacto con quien corresponde. 

Tras llamar al 112, hay acercarse con cuidado a ella y cogerla por la zona delantera del caparazón en su zona dorsal donde comienza el cuello y por la parte trasera del caparazón y subirla a bordo. 

turismo náutico
©Palma Aquarium

Una vez a bordo, se le realiza una prueba de reflejo ocular ya que al tratarse de un reptil, puede disminuir notablemente su metabolismo resultando en una inactividad que puede darnos lugar a confusión. Esta prueba se realiza tocando con delicadeza el párpado o el ojo del animal, el cual lo cerrará de manera instintiva.

Tras realizar la prueba de reflejo ocular hay que retirarle con cuidado los parásitos que pueda tener en los orificios nasales sin quitarle los del resto del cuerpo. Si la tortuga presenta cuerdas o sedales muy enredados que le salgan por el pico o por la cloaca no hay que tirar de ellos, puesto que podemos causarle más lesiones.

Si no se dispone de un recipiente grande se coloca la tortuga en una zona del suelo de la embarcación, en una zona con sombra donde tenga obstáculos para no moverse pero que a la vez no resulte comprimida.

Hay que cubrir la tortuga con paños húmedos para que no se deshidrate teniendo cuidado de no cubrirle los orificios nasales. No es necesario meterla en un recipiente con agua. Nunca se ha de poner boca arriba a la tortuga ni reintroducir al animal en el mar, por muy sano que nos parezca que esté.

turismo náutico
©The New York Times

El 112 ya se encargará de indicarnos el lugar al que debemos llevar la tortuga o si vienen a recogerla desde las instituciones o ONG correspondiente. 

A la hora de entregar la tortuga se ha de comunicar a la persona correspondiente todos los datos que nos soliciten como donde se ha recogido el animal y todo lo que se haya hecho con él desde la recogida del mar hasta el momento de la entrega.

Aquí os dejamos unas fichas realizas por la ONG Equinac, muy prácticas y muy bien explicadas, sobre los procedimientos que se han de seguir con una tortuga marina en apuros.

2. Si ves un cetáceo

Hacer un turismo náutico responsable con el medio ambiente implica respetar a la fauna marina con la que nos crucemos. Como por ejemplo, no abalanzarse sobre los cetáceos.

Prácticamente todos sentimos el impulso de ir corriendo a ver las ballenas y/o delfines que hemos divisado ignorando que existe una legislación acerca de cómo acercarse a los cetáceos sin ponerlos en peligro.

turismo náutico

En primer lugar, estos animales son muy sensibles al ruido y al estrés, por lo que acercarnos de manera inadecuada puede asustarlos e incluso herirlos. Tampoco hay que olvidar que son animales salvajes, por lo que no se sabe como va a reaccionar a nuestra presencia, la cual pueden interpretar como un amenaza, por lo que debemos obviar las ganas de meternos a nadar con ellos.

Por lo tanto, queda terminantemente prohibido nadar con ellos, lanzarles alimentos, interponerse en su camino y/o separar al grupo.

Si se observara alguna señal de alarma, molestia o alteración en el comportamiento de un cetáceo o un grupo de ellos, tales como cambios repentinos de dirección o velocidad, saltos súbitos ante la aproximación, huida o alejamiento reiterado, deberá abandonarse la zona en el menor tiempo posible, procurando evitar mayores molestias a los animales durante las maniobras de alejamiento.

turismo náutico
©La Marina Plaza

En caso de herir a uno o varios cetáceos o si se encuentra un animal muerto o herido, se deberá avisar al 112 a la mayor brevedad e indicando la posición. Si está muerto,  se procurará balizar al animal, y en el caso de que esté herido, señalar su posición.

Para acercarse al los cetáceos, se ha de navegar a una velocidad constante de 4 nudos o no más rápido que el animal más lento del grupo. La aproximación a los cetáceos se hará a una distancia de 60 metros de forma suave y convergente con la dirección y el sentido de la natación de los animales en un ángulo de aproximadamente 30º, nunca de frente, por detrás o perpendicularmente a su trayectoria. Durante la observación de los cetáceos habrá que mantener la navegación en una trayectoria paralela, sin realizar cambios bruscos de rumbo o velocidad.

turismo náutico

En caso de apagar el motor y después de encenderlo, se mantendrá en punto muerto o desembragado durante un período de tiempo de, al menos, un minuto. Todos los cambios de velocidad o revoluciones de motor se realizarán siempre progresiva y lentamente. Nunca se ha de dar marcha atrás excepto en situación de emergencia o para evitar una colisión con un animal u otra embarcación.

3. Competiciones de deportes acuáticos

Este tipo de competiciones atraen, además de los deportistas, también atraen a multitud de público de distinta índole, por lo que aprovechar estos actos deportivos para fomentar y divulgar el respeto por el medio ambiente es una buena idea ya que, ademas de dar una buena imagen, se demuestra el compromiso del deporte con la naturaleza.

Muchas competiciones cada vez apuestan más por el medio ambiente. Por ejemplo, en el puerto de salida de la Volvo Ocean Race 2017 se repartían botellas de aluminio para el público para que pudieran rellenarlas con agua en distintos puntos del recinto, para así evitar gastar botellas de plástico con el consecuente impacto que generan.

turismo náutico
©Jet Ski Festival

Otro ejemplo es el Jet Ski Festival , la mayor concentración de motos de agua de Europa. Se aprovechó esta competición para realizar una recogida de basuras marinas y de concienciación acerca de la problemática desconocida de los microplásticos.

4. Si ves basura en el agua

Este consejo es obvio para todo aquel que practica el turismo náutico, pero hay mucha gente que hace oídos sordos, por lo que no está demás repetir que por favor, si veis plásticos o cualquier otro tipo de basura recogedla si tenéis oportunidad y trasladarla a su contenedor correspondiente.

A demás, tener cuidado con las basuras que se generan a bordo, ya que el viento las puede lanzar al agua sin que nos demos cuenta, por lo que todo aquello susceptible a ser arrastrado por el viento se recomienda que esté bien sujeto y/o guardado.

5. Consejos para navegantes 

La navegación corresponde a un sector muy importante del turismo náutico, por lo que tratar de minimizar el impacto en este deporte acuático es un muy importante debido a su importancia en el sector.

Velocidad adecuada

turismo náutico
©Jet Ski Festival

Las limitaciones de velocidad, al igual que en carretera, tienen un porqué detrás. Por ejemplo, las velocidad de navegación limitada en las reservas marinas de interés pesquero tiene un motivo medio ambiental.

Otras circunstancias que requieren de una velocidad adecuada sería el avistamiento y el acercamiento a delfines y ballenas, una velocidad adecuada a la situación evitará poner en riesgo a los animales. 

Con estas limitaciones y un poco de sentido común se pueden evitar daños colaterales al medio ambiente por culpa de una velocidad de navegación inadecuada.

Limpieza de las sentinas

Las sentinas pueden contener restos de aceites y combustibles que pueden dañar al medio ambiente, por lo que vaciarlas en el mar no es buena idea.

Para proceder de manera adecuada, se vierte el contenido de la sentina en un cubo o cualquier recipiente y se lleva al punto de recogida de aceites del puerto. En el caso de que el puerto carezca de este servicio, llevamos los desechos al punto limpio o ecoparque de la ciudad.

turismo náutico

Si vais las sentinas donde no toca y os pillan, podéis enfrentaros a multas e incluso a la cárcel como le pasó a este capitán de un pesquero.

Productos de limpieza biodegradables

Los productos de limpieza usados en embarcaciones es muy fácil que terminen en el agua y por regla general son perjudiciales para el medio ambiente. 

Por lo que si queremos ser un turista náutico responsable debemos utilizar productos ecológicos y biodegradables. Aunque sean un poco más caros que los normales vale la pena con tal de no contaminar más nuestros mares.

Mantenimiento del casco

Todo propietario de un barco sabe que cada cierto tiempo hay que sacarlo del agua para limpiarle el casco y quitarle el caracolillo.

turismo náutico
©Nautiblog2

Una parte de la limpieza del casco implica en muchas ocasiones volverlo a pintar y a aplicarle el producto antifouling. Estos productos en muchas ocasiones tienen altos contenidos en cobre que van contaminando el mar conforme se degrada con el tiempo. Por lo que si quieres cuidar del medio ambiente te recomendamos usar productos con bajo o ningún contenido en estos materiales contaminantes. 

Otra opción en lugar del producto antifouling tradicional es colocarle un tipo de vinilo que evita igualmente que se adhiera la fauna y flora marina al casco. A demás, este vinilo es mucho más duradero, más ecológico y apenas tiene mantenimiento.

Hay que destacar que un efecto colateral de mantener el casco limpio, es que se produce un ahorro de combustible ya que el caracolillo produce más fricción y por tanto que un barco con caracolillo consuma más combustible que un barco limpio, lo cual también ayuda al medio ambiente.

Mantenimiento del motor

turismo náutico
©NauticExpo

Un motor en mal estado consume más combustible y es más susceptible a romperse y tener filtraciones de aceite y gasóleo. 

Al igual que ocurre con el casco, mantener en buen estado el motor ayuda al medio ambiente y a nuestros bolsillos.

Fondeo

Este consejo es muy importante a tener en cuenta si nos importa el turismo náutico responsable y afecta de manera directa al mar, concretamente a las praderas de algas y plantas marinas como la Posidonia oceanica en el caso del Mediterráneo.

Lanzar el ancla sobre estas praderas provoca que luego porciones de posidonia sean arrancadas al recoger el ancla o mientras ésta y la cadena garrean por el fondo.

turismo náutico
©CN Altea

En muchos lugares han tenido en cuenta este impacto del turismo náutico y han instalado boyas de fondeo para amarrarse a ellas y así evitar tener que tirar el ancla. Pero si el lugar en el que estás carece de boyas, lo más sensato es tirar el ancla sobre la arena, así evitarás cualquier impacto sobre la vegetación y rocas.

6. Consejos para actividades subacuáticas

Algunas reservas y parques marinos para proteger el espacio natural del turismo náutico masivo poseen un aforo máximo para buceadores, es decir, que solo permiten un número determinado de buceadores al día, mes y año. 

Esto tiene una razón de ser, y es que está demostrado que las actividades subacuáticas, muy importantes en el turismo náutico, provocan un impacto negativo sobre el medio ambiente si no se practican adecuadamente.

El/La guía

Es recomendable llevar siempre un guía para los deportes subacuáticos, ya que puede resultar peligroso ir solo y más si no conoces la zona.

turismo náutico
©Dive and Sea Tenerife

Por lo que se ha de hacer siempre caso a el/la guía, ya que este conoce mejor la zona que tú seguro, por lo que si te indica que no toques ciertas cosas o que no te metas en ciertos sitios, será por tu bien o por el bien del medio ambiente.

Por ejemplo, si quieres meterte un una cueva y el/la guía te dice que no lo hagas, has de hacerle caso, ya que esta cueva puede ser peligrosa y/o puedes dañar las paredes con el aleteo.

El aleteo

Al hilo del anterior consejo, si queremos cuidar bien el medio ambiente marino hemos de tener cuidado con los golpes de las aletas.

El continuo golpe de las aletas por el fondo provoca que este se erosione a demás de perjudicar a los animales y plantas que viven en él.

Se ha visto que en sitios donde la afluencia de buceadores era masiva, los fondos rocosos habían quedado complemente erosionados sin ningún tipo de vida sobre ellos. Por lo que no está demás que durante la inmersión se tenga cuidado con no golpear con las aletas, no solo a los compañeros, sino también al entorno.

Souvenirs

turismo náutico
©Pinterest

Todos los que practicamos el turismo náutico frecuentando los fondos marinos hemos visto cosas muy bonitas, como ciertas conchas por ejemplo, y en más de una ocasión nos las hemos llevado. Pues craso error si queremos cuidar el mar.

No hay que llevarse nada del fondo, ni si quiera las conchas. La naturaleza no deja cabos sueltos, por lo que si están ahí es por algo. Algunos animales como los pulpos, recogen conchas y piedras para cubrir los agujeros donde viven y protegerse, y si nadie las utiliza acabarán rompiéndose y formando parte de la arena.

Alertar de situaciones anómalas

Si durante la inmersión ves algo que no es normal, como por ejemplo una especie de pez tropical que no debería estar en el Mediterráneo o una Nacra viva, algo que no debería estar ahí, avisa a tu guía y alerta a quien corresponda.

Hay multitud de sitios, instituciones, fundaciones, ONGs, etc, donde agradecen este tipo de información. En España el CSIC (Centro Superior de Investigaciones Científicas) posee la plataforma online Observadores Del Mar, donde cualquiera puede informar de avistamientos anómalos. 

Animales de interés

turismo náutico

Cuando veas un animal de interés como pulpos o congrios, acércate siempre a ellos con lentitud y con cuidado y dejándole siempre una vía de escape para que si se siente amenazado y acorralado, pueda escapar en lugar de atacarte. 

Por regla general, los animales no atacan por gusto sino que si tú los respetas, ellos te respetan, por lo que trata de que se sientan lo menos amenazados posible.

Si es necesario, es recomendable realizar turnos para observar al animal sin causarle demasiado estrés. En mi experiencia he visto como la gente se abalanza sobre los animales impidiendo que el resto del grupo los vea y disfrute, levantando una nube de sedimento del fondo y causándole mucho estrés al animal.

7. Pesca recreativa 

Al contrario que las actividades subacuáticas y la navegación, la pesca no posee tanta importancia dentro del turismo náutico. No obstante, eso no quiere decir que no haya nadie que la practique, al contrario, hay mucha gente aficionada a la pesca.

Pesca sub

turismo náutico
©Spear fishing blog

Está terminante prohibido la pesca submarina con botella y/o con vehículos de propulsión. Si quieres ser respetuosos con el medio ambiente pesca a pulmón, con arpón y sin ningún tipo de vehículo que te propulse bajo el agua.

Aunque sea una obviedad, por mucho que te guste, trata de no pescar una especie en peligro de extinción y, por supuesto, no captures animales en estado juvenil.

Finalmente, respeta las limitaciones y prohibiciones de pesca en zonas como reservas y parques marinos, ya que no cumplir ésta y las anteriores normas puede conllevarte sanciones económicas importantes.

Pesca deportiva

Este deporte acuático puede crear un impacto mínimo en el medio ambiente si los deportistas se lo proponen.

Para ello, lo más importante es no matar al animal. Péscalo, sácalo del agua, haz la foto y devuélvelo al mar. Aunque sufra estrés, estos simples pasos evitarán que el animal muera y que tú te lleves la satisfacción y el recuerdo de haberlo pescado. 

También es recomendable usar anzuelos que no hieran al animal por dentro, ya que las heridas en el mar son propensas a infectarse. Por lo que si los devuelves al mar con heridas quizás sea peor el remedio que la enfermedad.

turismo náutico

Por supuesto, si quieres quedarte la pesca para comértela, quédate sólo la cantidad que te vayas a comer y devuelve el resto al mar, vivo a ser posible. Y por último, respeta las limitaciones y prohibiciones de zonas y especies.

Si quieres practicar un turismo náutico responsable con el medio ambiente, te recomendamos seguir el máximo de consejos posibles que te hemos dado. ¿Conoces alguno más? Adelante, dínoslo y lo incluiremos en la lista. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here