Las praderas de Posidonia oceánica en el Mediterráneo. Fuente de vida

Descubre el ciclo de vida de la posidonia oceanica. Uno de esos fenómenos acuáticos que no debes perderte

6
5170
Posidonia mediterránes

¿Qué es realmente la Posidonia oceánica?

El primer detalle que tenemos que tener claro, antes de nada, es el de no confundir lo que podemos denominar como alga común con el de la Posidonia oceánica. Y es que, a pesar de que pueden tener un aspecto bastante similar, basta con profundizar un poco, para observar que en realidad tienen muchas diferencias.

La posidonia en el Mediterráneo no es otra cosa que una gran masa de plantas marinas fanerógamas que forman grandes praderas marinas donde se desarrolla gran cantidad de vida. Esta masa es arrastrada durante las estaciones de otoño e invierno como consecuencia de las corrientes marinas.

Praderas de posidonia
Fuente: Albamar.net

Este fenómeno también recibe el nombre de praderas de posidonia ya que esta masa de la que hablamos puede alcanzar incluso un metro de espesor asemejándose a una pradera terrestre.

¿Qué información nos dan las praderas de posidonia?

Si tenemos en cuenta que estas grandes masas de plantas llegan desde distintos puntos del planeta hasta las costas del mar Mediterráneo, es lógico comprender que puede ser mucha la información la que nos brinde. De hecho, según distintos estudios científicos las praderas mediterráneas con unos indicadores excepcionales de la calidad del agua.

¿Sabías que la #posidonia mediterránea tiene muchas funciones que favorecen el medio ambiente? Clic para tuitear

¿Dónde se crean y para qué sirven estas masas de plantas marinas?

La Posidonia oceánica en el Mediterráneo  se da entre los 40 metros de profundidad y la superficie. Por ello es perfectamente visible por el ser humano, el cual, tal y como hemos dicho anteriormente, puede llegar a confundirla con una acumulación de algas.

Pradera de Posidonia
Fuente: Menorcaaldia.com

¿Qué función medioambiental cumple?

Toda esta acumulación de plantas son verdaderos sumideros de CO2, los cuales, por cierto, ayudan a mantener la calidad de las aguas y sobre todo de las costas. Además son una importante reserva de biodiversidad ya que estas praderas de posidonia cubren una superficie de 25 000 – 50 000 km 2 y constituyen el apoyo de más de 300 especies de flora y 1.000 especies de fauna, incluyendo un gran número de especies de peces de importancia comercial.

Esta posidonia es capaz de multiplicar la superficie del suelo marino entre 20 y 50 veces. Esto significa que en un metro cuadrado de suelo, los animales y vegetales fijos disponen de 20 a 50 metros cuadrados para establecerse. Algo que tiene mucha relevancia desde el punto de vista del ecosistema.

Sin embargo, hay que tener un detalle muy en cuenta y es que, al tener una tasa de crecimiento muy lento, la Posidonia oceánica en el Mediterráneo no puede recuperarse de daños físicos de arrastrar la red de pesca, el fondeo, o la construcción de puertos deportivos. También, como no podía ser de otro modo, otro factor que le afecta de manera directa es el calentamiento del mar. El riesgo de desaparición de grandes praderas de posidonia se incrementa, cuando se supera la temperatura de 28 ºC, por encima del cual se dispara su mortalidad.

¿Qué se está haciendo para preservarlas?

La asociación Rip Posidonia de Formentera, después de conseguir que el Consell de la isla aprobara su manifiesto contra el fondeo incontrolado, ha comenzado una campaña para recabar firmas y adhesiones que obliguen al Govern Balear a poner los medios económicos para acabar con la destrucción de esta especie emblemática del Mediterráneo.

La posidonia mediterránea
Fuente: Posidoniamallorca.org

Esto es, sin lugar a dudas, un ejemplo a seguir en toda la costa mediterránea, ya que si desaparece la pradera de posidonia de nuestras aguas los efectos pueden ser catastróficos dentro incluso del medio plazo.

6 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*