Como todo buen navegante, se les nota mas la tristeza por perder el barco, que alegria por salvar la vida.