Saltar al contenido

Los curiosos motivos de la ola de frío siberiano en el sur de Europa

24 enero 2017
Ola de frío siberiano

El particular “efecto mariposa” de una ola de frío siberiano.

Desde el último día 7 de enero, una ola de frío siberiano se coló a través de Finlandia hacia el sur de Europa provocando, en España, un periodo de 5 días en los que no sólo las temperaturas eran muy gélidas sino también fenómenos tan extraños como nevadas continuas en provincias como Murcia o Alicante. ¿Cómo es esto posible?

Masas de aire de más de 50 grados bajo cero y el cambio climático

Se podría decir que, en líneas generales, esta es la explicación. Y es que, tras el equinoccio de otoño, en el polo norte, justamente 3 meses después, masas de aire cuyas temperaturas están por debajo de los 50 grados bajo cero, penetran de lleno en el viejo continente.

Cierto es que una vez choca con la orografía europea esta masa de aire aumenta un poco su temperatura pero nunca sobrepasan los 30 grados bajo cero. Además, en circunstancias normales, esta masa de aire tan frío debería ser tan compacta que se quedase en las zonas más frías de Europa como Rusia, Finlandia, Suecia o Noruega.

Ola de frío siberiano
©Archivo NNT

[bctt tweet=”Los curiosos motivos de la ola de frío siberiano en el sur de Europa #Meteo” username=”NauticalNewsTdy”]

Sin embargo, el efecto del cambio climático y el calentamiento progresivo del polo, testigo mudo de este fenómeno es Amundsen & Kara, provocan pequeñas fugas de aire frío que descienden hasta países como Italia o España. Unas latitudes que no están preparadas para estas vicisitudes y por lo tanto sufren problemas como los que se han podido registrar por televisión.

¿Pero el cambio climático no provocaba un calentamiento del planeta?

Esto no es del todo cierto ya que, el cambio climático lo que provoca, para ser rigurosos, no solo es un calentamiento del planeta sino un aumento de las temperaturas en unas zonas tan concretas que provoca un desajuste en puntos muy concretos como, en este caso, el sur de Europa.

Ola de frío siberiano
©Archivo NNT

Por todo ello, no será de extrañar que en los próximos años nos encontremos con unos veranos extremadamente cálidos y unos inviernos cada vez más similares a los que pueden vivir los rusos. Masas de aire, dinámica de fluidos y el cambio climático. Un cóctel mortal para aquellas personas que se sienten incómodas ante las temperaturas extremas.