El Pez Cabeza Transparente. ¿Hermoso o Terrorífico?

0
2845

Hoy os presentamos a un pez que parece salido de una serie de dibujos animados, el pez cabeza transparente o en latín el Macropinna microstoma.

Este pez es uno de los animales más raros y sorprendentes que se han descubierto hasta el momento. Se conoce la existencia del Pez Cabeza Transparente desde 1939 por quedar atrapado en las redes de pesca, pero las primeras anotaciones de este pez no mencionaban nada de su particular cabeza transparente puesto que esta, al sacarla de las profundidades, se descomponía inmediatamente; por lo que no fue hasta el 2004 cuando se grabó por primera vez vivo y se tuvo constancia de la peculiaridad de este animal.

Lo realmente impresionante del Pez Cabeza Transparente es que tiene los ojos dentro del cráneo, son los dos órganos verdes que se observan dentro de la cabeza y que ven a través de ella, los dos puntos negros que tiene encima de la boca, que parecen los ojos, son en realidad órganos olfativos.

Pez Cabeza Transparente 2

A demás de tener los ojos dentro de la cabeza, hay que destacar que estos no son esféricos como la mayoría de los animales, sino que son cilíndricos, es decir, son ojos tubulares extremadamente sensibles a la luz que, gracias a que el cráneo está lleno de líquido, se mueven libremente dentro de la cabeza permitiéndole ver lo que sucede por encima, delante y a ambos lados.

Investigadores del Acuario de la Bahía de Monterrey realizaron un estudio para intentar averiguar la funcionalidad de la cabeza transparente y llegaron a la conclusión de que este curioso pez tenía el cráneo transparente para mejorar y ampliar el ángulo de visión del pez y por lo tanto detectar con mayor facilidad a las presas y así aumentar sus probabilidades de supervivencia.

El pez cabeza transparente es un pez bastante pequeño ya que mide entre 4 y 5 centímetros de longitud y vive entre los 600 y 800 metros de profundidad en el norte del Océano Pacífico, el Mar de Bering y Baja California. La comida favorita de este animal son las medusas y los sifonóforos por lo que la mayor parte de su tiempo lo pasa “suspendido” entre las aguas mirando hacia arriba esperando ver alguna señal de bioluminiscencia que le indique que alguna de sus presas está lo suficientemente cerca para que este puede atacarle y comérsela.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here