Barcelona World Race 2011. Análisis constructivo

0
293

barcelona-world-race

Hoy se ha celebrado la entrega de trofeos de la Barcelona World Race 2010-2011 en la ciudad Condal mientras el último barco en competición se encuentra a 10 días de llegar a la meta…

La ceremonia ha sido retransmitida en directo “online”  a través de la web de la organización destacando puntos que me han merecido especial atención y otros que creo se tendrían que saber.

Uno ha sido la aseveración de que “el mar agoniza y no precisamente de viejo”.  Un comentario/sensación de muchos de los participantes de esta regata y que nos tendría que  hacer pensar, un poco más, en cuales son el orden de prioridades que debemos establecer.

En esa misma línea, se ha comentado que unos de los objetivos de la BWR ha sido y es la sensibilización, denunciando que “los mares sufren” y que debemos respetar el medio marino.

Como reto para próximas ediciones, se plantea realizar un evento con emisiones cero. Gran reto.

Sin lugar a duda este evento náutico ha sido bueno, para los participantes, excelente, recalcado por alguno de ellos, como Iker Martínez que ha comentado que “el listón está muy alto y que habrá que trabajar duro para superarlo”.

Sin lugar a duda es muy positivo que los regatistas participantes opinen favorablemente sobre esta regata oceánica pero sigo pensando que lo que se dice y pregona a los cuatro vientos hay que demostrarlo para no caer en la fanfarronería.

Medioambiente si, pero de medio pelo. Como detalle comentar que yo he estado varias veces en el mar, acompañando a esta regata en la salida y en la llegada de los barcos y mucha gente de los barcos, incluido el nuestro, seguía tirando colillas al mar y alguna que otra lata de cerveza o refresco.

Fue muy importante el I congreso internacional de vela oceánica y medioambiente pero supo a muy poco.

Socialización si, pero de boquilla. Traer a unos centenares de alumnos de colegios de Barcelona, no es socializar el evento ni la vela. Bien es cierto que la salida de la BWR tuvo una respuesta muy interesante pero creo que se pueden ganar muchos enteros para la próxima edición.

Por último, plasmar el sentimiento general sobre la regla que ha hundido la filosofía de esta gran regata oceánica. Por favor, arriesguen un poco y modifiquen/eliminen el punto de las “paradas en boxes”. Ha desvirtuado la regata, reconociendo por todos los aficionados a Iker y Xabi como vencedores morales de la regata.

Esta regla premia que se construyan barcos muy rápidos, ligeros y con resistencias limitadas ya que la diferencia es suficientemente grande con respecto a los “barcos oceánicos”, que aún parando varias veces, llegarán primeros a la línea de llegada. Para muestra, un botón.

Además de que los patrones de estos barcos poco fiables, puedan dormir dos noches cada 20 días en una buena habitación de hotel, reponer fuerzas y ser atendidos por fisioterapeutas, médicos, etc, mientras el equipo de tierra cambia o repone todo aquello que ha sido diseñado para durar al 100% durante tres semanas… No es justo

Soy un convencido de que esta regata es fantástica pero no perdamos de vista una de las premisas de este evento oceánico, que bien ha comentado el Principe Felipe en la entrega de trofeos. “Esta es una prueba singular en la que se funden deporte y aventura extrema”.

Dejar respuesta