Saltar al contenido

Los secretos del JPK 10.80. El “Boat Killer” de la Rolex Fastnet Race

30 agosto 2015

JPK 10.80 VELERO

Hace unos días se dió por finalizada la 46 edición de la Rolex Fastnet Race donde más de 300 veleros participaron en la clase general de IRC, donde hubo un barco y un astillero que fueron los reyes. Hablamos del JPK 10.80 y del astillero JPK.

Dos JPK 10.80 han arrasado al resto de la flota de la Rolex Fastnet Race. El Courrien Du Leon que se ha adjundicado la victoria absoluta de esta edición de la regata Fastnet, seguido de su compatriota francés, Dream Pearls. Para terminar de convencer, el hermano pequeños de estos JPK 10.80, el 10.10 Alkaid III – Nautistock.com se aupó al tercer escalón del podio, convenciendo de que estos astilleros franceses están en la cresta de la ola.

El JPK 10.80 es un velero que viene del trabajo previo realizado con el JPK 10.10. Ha sido una evolución para optimizar un diseño de vanguardia con alto rendimiento y con un comportamiento excepcional en aguas costeras u oceánicas.

Este velero de los astilleros JPK ha sido optimizado tanto para vientos ligeros como para vientos más cotidianos en alta mar. Su diseñador ha vuelto a superar las espectativas con un casco de lineas altamente competitivas, noble y con una gran estabilidad. Los resultados en regatas “inshore” y “offshore” lo demuestran a medida que va pasando el tiempo.

Los padres de este crucero regata son el constructor Jean-Pierre Kelbert y el diseñador Jacques Valer que han sabido combinar la elegancia de un velero de crucero con una máquina de ganar regatas, optimizado para IRC. 

JPK 10.80 3D

No me voy a parar ha realizar un análisis en detalles de todos los puntos donde se podría estudiar ya que en la misma página del astillero se puede disponer de análisis muy minuciosos para poder centrarnos en otros puntos de interés.

Uno de los conceptos que más me llaman la atención es el diseño de la cubierta en la parte de popa que “obliga” al patrón a tener una posición mucho más cómoda ya que permite no tener que girar tanto el cuerpo para controlar el rumbo. Esta característica, pese a parecer nímia es de gran importancia para todo aquel que pretenda navegar horas y horas, días y días en cualquier regata oceánica. A parte de esa posición ergonómicamente más efectiva, aumenta la el ratio de concentración y por tanto la efectividad del caña.

Otro de los puntos que podríamos destacar es que el JPK 10.80 está diseñado y construido tanto para ganar en tiempo real, siendo realmente rápido, como en compensado.

Su aparejo es un 9/10 con las crucetas retrasadas un ángulo de 20º, a parte de una configuración opcional de dos palas de timón, permiten una navegación cómoda y rápida en rumbos abiertos. Lo que sorprende es que en un barco diseñado para ganar regatas tenga tanto vólumen interior y tanta luz. Todo ello por el gran desafío de rediseñar casi por completo la cubierta del JPK 10.80 respecto al JPK 10.10.

La construcción de los JPK 10.80 está armada con pieles prepreg, al vacio y con sandwich, proporcionando una optimización excelente y un ratio peso/resistencia muy interesante.

Poniendolo en valor respecto a sus competidores (MC34, A35, Sun Fast 3600 o el J111) tenemos que decir que es el de mayor desplazamiento (4.750 Kg) y lastre (2.150 Kg), lo que le permite superar la superficie vélica de su competencia, apoyado tambien por ser el que más calado tiene con sus 2,20 metros.

Otro de los parámetros que también sorprenden es su amplia manga, que llega a los 3,65 metros, superando en mas de 20 centímetros de media al resto de barcos de su rango.

¿Y para transportarlo a motor?

No es que sea un bólido pero se defiende para la eslora del JPK 10.80. El motor Volvo D1 20 alcanza en régimen normal una velocidad de casi 6 nudos y a fondo podemos llegar a rozar los 8 nudos con un consumo moderado que nos permitirá recorrer unas 330 millas con su deposito de 60 litros.

JPK 10.80 INT

¿Y el precio? 

Sorprendentemente se situa entre los más competitivos con 173.000 € listo para navegar. Muy por debajo de los 230.000 €, en las mismas condiciones del MC34 o el J111.

En conclusión, este es el barco perfecto para navegar en solitario, a dos y en equipo, hacer regatas y volver a casa como un campeón. Y lo mejor, luego te puedes ir con la familia a una cala a tomar el baño con todas las comodidades.

El listón se ha vuelto a subir, y en este momento, los astilleros JPK y el diseñador Jacques Valer tienen el récord mundial. ¿Quién lo superará?