Saltar al contenido

Aparecen puntas de flecha vikingas en la fusión de los glaciares noruegos

13 octubre 2016

La civilización vikinga es una de las más antiguas de Europa y esto se está demostrando debido a la fusión de los glaciares y la aparición de puntas de flecha en ellos.

Debido al cambio climático y la fusión de los glaciares, se han encontrado un buen número de puntas de flecha en los glaciares en la montaña Kvitingskjølen en Jotunheiman al sur de Noruega.

Algunas de estas puntas de flecha han sido fechadas entre 900-1050 dC en base a los tipos de flechas y las técnicas utilizadas en su creación. Sin embargo, la hay evidencias en otros puntos que sugieren que las edades pueden ser mucho mayores.

flecha

Te puede interesar: Se encuentra en Dinamarca unos brazaletes de oro vikingo

Espen Finstad, arqueólogo en Oppland y co-director del proyecto glaciar indicó: “El glaciar más antiguo que podemos encontrar tiene alrededor de 6000 años, o que significa que ha habido caza en esta zona por lo menos ese tiempo”.

Los secretos que está mostrando el deshielo comenzaron a finales del siglo 20 aunque se aceleraron a partir de 2006 cuando estuvieron el verano más cálido y desde entonces las altas montañas de Oppland han visto episodios repetidos de fusión en 2007, 2009, 2010, 2011, 2013 y 2014.

Han habido más de 2000 hallazgos arqueológicos recuperados en Oppland lo que la convierte en la región con un mayor número de descubrimientos en el área glaciar a nivel mundial, con más de la mitad de los hallazgos en todo el mundo.

Finstad y Lars Pilo, compañero arqueólogo en Oppland y co-director del proyecto glaciar Oppland, utilizann la arqueología experimental para comprobar la eficacia de las puntas de flecha para saber quienes pueden haber sido sus dueños anteriores.

flecha 3

Finstead disparó diferentes tipos de flechas en un reno muerto ya desde diez metros de distancia con lo que comprobó que los cazadores se situaban a bastante corta distancia y dispaban las flechas desde diferentes posiciones en el glaciar

Una de las puntas de flecha encontradas, denominada “ bird arrow “ se confirmó que era especialmente eficaz. Esta flecha se divide en dos como dos hojas de cuchillo frente a la otra.

La flecha, se tiene 1.000 años de antigüedad se encontró en las montañas de Jotunheimen en 2014. Está relativamente bien conservada.

flecha-2

Otra evidencia de la caza se basa en los más de 500 pozos de captura que se han registrado en Sjødalen en Jotunheimen. Los arqueólogos también han encontrado artefactos de ciencia vikinga utilizados para guiar a los renos.

Julian Martinsen, arqueólogo en Oppland, indicó que se sabe que estos palos comenzaron a utilizarse alrededor de los años 300-500 dC, lo que nos da una idea de la antigüedad de la civilización vikinga.