El desastre de la gestión del Atún Rojo

0
308

atun1

Después de más de 3.000 años de explotación, el atún rojo del Atlántico oriental y Mediterráneo está al borde de su extinción comercial a causa del comercio internacional y un exceso de capturas, en una buena parte ilegales. Según los científicos, su población de reproductores ha descendido en más de un 85%. 

En poco más de una década, el desarrollo descontrolado de la industria de pesca al cerco y engorde de atún en el Mediterráneo ha llevado a esta especie al borde del colapso. La pesquería se agota sin que, de momento, la Unión Europea y resto de países implicados hayan actuado para salvarlo.
El desastre en la gestión y control de la pesquería del atún rojo es el ejemplo más ilustrativo de la crisis pesquera global, lo que se ha venido a denominar: “la locura de la pesca”, mostrando una de las tasas de pesca ilegal más elevadas del mundo. Un desastre de índole ambiental, económica y social, en el que no sólo hay implicados buques con banderas de conveniencia o “buques pirata” provenientes de lejanos países. De hecho, los principales responsables son países comunitarios, junto a otros estados ribereños del Mediterráneo, incapaces hasta ahora de controlar unas flotas que pescan ilegalmente para satisfacer la demanda de este producto en el mercado internacional, principalmente en Japón.

752499_af85f0368a
Las campañas que se han ido organizando en lo últimos años en defensa del atún rojo, una especie amenazada seriamente con la extinción si se mantiene su sobrepesca y a las que se han adherido en los últimos meses gobiernos, instituciones, científicos y personalidades de todo el mundo ha calado por fin en el Parlamento Europeo, si bien algunos de los países miembros mostraron su oposición.
La Comisión Europea trató en 2009 de sacar adelante una iniciativa similar, pero chocó con las reservas de los países mediterráneos de la UE, entre ellos España , Francia e Italia, que prefirieron recortes de hasta un 40% en las posibilidades de capturas antes que prohibirlo.

El pleno del Parlamento Europeo respaldaba hace escasas fechas la propuesta de Mónaco de incluir el atún rojo en el Anexo I de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres, lo que prohibiría su comercialización internacional.

La Comisión Europea propuso este lunes a los Estados miembros respaldar una prohibición al comercio internacional de atún rojo que no entre en vigor hasta 2011 y que contemple excepciones para que la flota artesanal comunitaria pueda continuar su actividad a nivel local.
Recientemente, Francia e Italia se han mostrado dispuestos a cambiar su posición, si bien Francia aboga por una prohibición progresiva y que se contemplen ayudas para el sector afectado. España, Malta, Grecia y Chipre fueron los otros cuatro países que tumbaron la iniciativa de la Comisión.
La postura española es calificada de “vergonzosa” por parte de las asociaciones ecologistas, que recuerdan que otros países como Francia o Italia, donde la pesquería del atún es también muy importante, han dado un paso adelante y han hecho pública su posición a favor de la protección de la especie, mientras que nuestro país se doblega ante unas pocas empresas de engorde de atún rojo.
El país con una mayor cuota de pesca de atún rojo en la UE es de España, cuya flota tiene derecho a capturar 2.526 toneladas de este recurso en 2010, y le siguen Francia e Italia. La flota comunitaria tiene una cuota total para este año de 7.104 toneladas.
La comisaria Damanaki defendió que la Unión Europea lideró en el pasado los esfuerzos para recuperar las poblaciones de atún rojo, pero los científicos nos repiten que las medidas actuales no son suficientes y piden reducciones drásticas en el número de capturas.
Igualmente, WWF ha pedido la inclusión del atún rojo en el Anexode la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres, que implica la prohibición de su comercio internacional, principal causa de su agotamiento.

Os invitamos a seguir la situación del atún rojo desde esta web y apoyar las acciones que WWF desarrolla para evitar su colapso.

Dejar respuesta