Saltar al contenido

Aquarium Vs Whale Watching. Es hora de liberar a Willy

30 marzo 2016

En la década de los ochenta, la moda de los parques acuáticos hizo proliferar los grandes acuarios donde la testosterona hizo rivalizar a los empresarios de este sector para ver quien la tenía más grande. Con esta nefasta idea apoyada por el ego de un macho cabrío, camuflada en un caldo educativo comenzamos a conocer la crueldad de lo que es un Aquarium.

Después de la reciente noticia que se ha hecho eco la prensa escrita mundial sobre el gigante de los parques acuáticos SeaWorld, que ha anunciado que daba por finalizado su programa de cría en cautividad de las orcas y que cesará paulatinamente los espectáculos con estos animales marinos gracias a la presión social, creo que se ha producido un punto de inflexión donde las multinacionales y empresas que operan algún tipo de aquarium se deberían plantear un cambio de estrategia, apostando por estructuras sostenibles para el avistamiento de cetáceos o “Whale Watching”.

SeaWorld y sus colegas a nivel mundial, espero que ya se hayan dado cuenta que tener animales de semejante magnitud (pueden llegar a pesar hasta ocho toneladas) en unos tanques, por muy atendidos que estén, resulta terriblemente dañino para su imagen como marca.

Aquarium vs whale watching 2

¿No sería más interesante que crearan una serie de santuarios donde poder acabar con el cautiverio de estos increíbles animales, en vez de tenerlos en un tanque dentro de un aquarium?

Sabemos que las orcas que han vivido en cautividad en un aquarium tienen pocas probabilidades de sobrevivir en la vida salvaje. Por eso esta idea de crear santuarios donde vivan en semi libertad, donde sigan vinculados a sus cuidadores y personal sanitario, pero con unas condiciones de vida dignas.

Estos mismo santuarios podrían ser parques temáticos, que se convertirían en una nueva y posiblemente poderosa fuente de ingresos (avistamientos desde barcos, visitas guiadas, apadrinamiento de cetáceos, etc), a parte de una herramienta de incalculable valor para volver a lanzar al estrellato esa imagen de marca que ahora es de color gris carcelario y que se podría volver azul libertad.

Estoy seguro de que con la cantidad de personas inteligentes que tiene que haber gestionando cada uno de estos mega aquarium que poseen orcas en tanques, lograrían diseñar un “Business Plan” que hiciera rentable un proyecto de esta naturaleza, sin valorar, e insisto, el incremento de su imagen de marca.

Todo esto pensando que esta gente no tiene un dedo de humanidad y que sólo piense en los beneficios después de impuestos. Que si tuvieran un ápice de humanidad, algo de creatividad e inteligencia, que apuesto por ello, estoy convencido de que ya estarían trabajando en dar viabilidad a un proyecto como un santuario de orcas que pueda ser visitado en barcos ecológicos y donde científicos, divulgadores y voluntarios colaboraran para realmente sensibilizar sobre la vida marina y los beneficios que pueden causar en la vida en este planeta AZUL.

Aquarium vs whale watching 3

No es que se esté inventando la pólvora. El “Whale Watching” existe hace décadas y sigue siendo un sector con mucho camino por recorrer pero con el apoyo de estos gigantes empresariales sería viable proyectar una especie de Jurasic Park pero cambiando los dinosaurios por animales marinos.

Es hora de seguir apoyando esta nueva hoja de ruta, haciéndoles comprender a estas multinacionales que es hora de cambiar el modelo de negocio, dejando de ser grises carcelarios de animales marinos a azules defensores de la vida marina, apostando por la investigación, la concienciación y la coexistencia.

Es hora de liberar al casi medio centenar de Willys que aún están nadando en tanques miniatura.

¿Tú que crees? ¿Visitarías un Underwater Park donde los animales estuvieran en semilibertad?