Mike Golding y GAMESA Sailing Team. La fiabilidad de los mástiles vuelve a fallar. Vendee Globe 2012

0
383

Mike Golding es un veterano de la clase Imoca Open 60 y la Vendee Globe. Con tres ediciones disputadas y un podio en la regata de 2004, esta vez, su trabajo se está centrando en un barco más fiable.

La experiencia le ha marcado que un barco de primera generación puede ser más rápido pero existe unas probabilidades más altas de que el barco no termine la regata. Con ese concepto ha llegado a GAMESA, empresa española, líder en energía eólica que ha creído en este regatistas británico para realizar el desafío de la Vendee Globe 2012.

La última regata que realizó fue durante el pasado otoño en la Transat B to B, culminando cuarto en una prueba muy dura para todos los equipos debido a las condiciones límite con las que tuvieron que navegar.

Hace unos días, durante unos entrenamientos, las alarmas sonaron en el momento que el mástil del GAMESA se rompía. Uno de los pilares fundamentales a defender de cara a la regata oceánica reina, se ha desmoronado. En su momento, Mike Golding ya decidió cambiar su configuración de palo giratorio de semi-ala por uno fijo pero también ha tenido sus puntos débiles.

Y es que Mike Golding y sus barcos no han tenido atino con las roturas de mástiles. Su historial se remonta:

– Vendee Globe 2001/02, rompe el mástil en el pacifico sur liderando la regata

– Vendee Globe 2008/09, rompe el mástil en las primeras 24 horas de regata, volviendo a tierra y arbolando el de respeto

– Barcelona World Race, “President” rompe el mástil en Cabo Verde (El barco lo navegaba Jean Le Cam y Bruno Garcia)

Por suerte, en los tiempos que corren, cuenta con todo el apoyo de su patrocinador, garantizando su participación en la Vendee Globe.

Si queréis saber más sobre este navegante oceánico, la Barcelona World Race le ha realizado una extensa entrevista donde destacaría una nota curiosa. Al final de ella, el regatista británico, nos abre la posibilidad de un cambio de configuración en la próxima edición de la Barcelona World Race, dejando la regata Non-Stop para recuperar una ruta clásica de las regatas oceánicas, parando en Ciudad del Cabo (Sudáfrica), Wellington (Nueva Zelanda) y algún puerto de Brasil.

 

Dejar respuesta