Las débiles condiciones obligan al RACIONAMIENTO en los barcos de la #volvooceanrace

0
122

12 nudos de media en los primeros ocho días de regata de esta sexta etapa. Una media bastante baja para lo que nos tienen acostumbrados estos barcos de la Volvo Ocean Race.

Estas condiciones han empezado a preocupar a todos los equipos y ya han comenzado con el racionamiento a bordo.

Pero el mayor problema que causa la falta de viento está directamente relacionado con los días que quedan de etapa ya que todo parece indicar que las difíciles condiciones meteorológicas harán que la llegada a Miami (EE.UU.) se retrase y es necesario empezar a racionar los recursos a bordo.

Diego Fructuoso, tripulante de media del Team Telefónica ya adelantaba que “imagino que situaciones como éstas vamos a tener muchas en los próximos días porque nos quedan unas 2.000 millas, algo que haríamos en menos de una semana, pero en esta ocasión podemos estar hasta 11 días para llegar a Miami. Eso conlleva sobre todo mucho ahorro de comida y gasoil para estar preparados”.

Según el último reporte de Diego Fructuoso, la situación de poco viento que vive la cabeza de la flota está convirtiéndose en todo un reto a superar y es que hay mucho en juego: “Ahora estamos todos sin viento y cualquier cosa puede pasar, es una situación bastante desesperante la verdad. A bordo se ve la importancia de este momento ya que te puedes escapar o quedarte y que se vayan los otros”.

Y mientras el “Telefónica” hace frente al poco viento sacando el máximo partido, la vida a bordo continúa aún a pesar del calor extremo propio del ecuador por lo que “es bastante normal que vayamos en bañador o sin camiseta ya que el calor es brutal. Dormir, moverse dentro del barco, comer… Todo se complica con estas temperaturas tan altas” concluía Diego Fructuoso.

En cualquier caso, la opinión a bordo es unánime: mucho mejor pasar calor que el frío de anteriores etapas. Así que, ¡adelante!

Dejar respuesta