Horacio Carabelli, el Padre del Team Telefónica

0
314

Es prácticamente siempre el primero en llegar a la base y el último en irse. Antes de comenzar la vuelta al mundo, el patrón Iker Martínez ya dejaba claro que “si el ‘Telefónica’ tiene un padre, ése es Horacio”. Tras unos escasos cuatro días de puesta a punto en Abu Dabi, hablamos con Horacio Carabelli, Director Técnico del Team Telefónica.

En Sudáfrica, que el “Telefónica” estuvo ocho días fuera del agua, ya comentaba que la brevedad de las paradas no facilitaba la puesta a punto de los barcos. En Abu Dabi han sido la mitad de días, ¿esto ha complicado aún más los trabajos a realizar?

Han sido apenas cuatro días, bastante difícil para el que trajo problemas, como el “Groupama” que tuvo una fisura en el fondo del barco. Por suerte, a lo que nosotros respecta, el barco viene bastante bien. Tuvimos un incidente cuando entramos en la marina de Abu Dabi, un error del barco que nos indica el camino por los canales que fueron especialmente dragados para poder entrar los barcos. Desafortunadamente este barco pasó por el lado equivocado y provocó que sufriésemos un daño, lo hemos solventado, aunque es una cosa que siempre nos quedará ahí; hay que tener cuidado. Ya en Ciudad del Cabo tuvimos otro incidente con el barco, parece que los problemas los tenemos al final de la regata, no durante. Por un lado es bueno, pero por otro tenemos que tener este cuidado.

¿Realmente en tan poco tiempo se puede completar toda la lista de trabajos que tenían o se llevan trabajo a China, la próxima parada?

Hemos dejado un par de puntos que queremos tratar en China, el primero porque son soluciones un poco más demoradas y dependen de materiales y componentes que vienen de Europa. Son ideas nuevas que venimos probando y queremos cambiar justamente para mejorar el barco y la maniobra y algunas de ellas las vamos a implementar en China. Ahora hicimos lo que pudimos, pienso que prácticamente no nos queda nada de la lista, muy poco, simplemente estos componentes.

El mástil también ha venido en muy buena forma. “Harry” (Fernando Sales) y Gabri (Gabriel de Llano) han hecho un buen trabajo. El palo está impecable y lo están tratando muy bien, al igual que el barco. Cada uno está haciendo su trabajo, y bien hecho, lo cuidan como merece. Al final nos está dando muchas alegrías este barco, estamos primeros con dos triunfos en las dos etapas y en la costera de Ciudad del Cabo y es un objetivo difícil de conseguir.

Estando todos los barcos de la flota, a excepción del “Sanya”, aquí juntos ¿es inevitable que echen un ojo al resto de competidores?

Sin duda. La verdad es que todos están detrás de lo que nosotros tenemos, nosotros también de los problemas que los otros tienen. Ahí está a vista de todo el mundo el problema que tuvo “Groupama”, que es un barco del estudio de Juan K, con una estructura similar a la nuestra, con lo que es algo que siempre nos preocupa y prestamos atención a los problemas que pueden surgir en nuestro barco, por el hecho de ser de una ingeniería similar. Pero creo que entendemos qué pasó con ellos y estamos tranquilos con lo que tenemos.

¿Han traído refuerzos para estos escasos cuatro días que han tenido el “Telefónica” fuera del agua?

No, en esta ocasión la verdad es que no teníamos mucha cosa que hacer. Está “Nervio” (el cántabro Gonzalo Fernández de Velasco), que lo tenemos siempre ahí con el billete listo y un pie en el avión. Creo que le hubiese gustado venir pero felizmente para el equipo no lo necesitamos, aunque a nosotros siempre nos gusta tenerle al lado. Es una persona fantástica y siempre aporta mucho al equipo. Ha tenido una relación muy intensa en la Barcelona World Race con Iker, ha desarrollado el 60 pies y junto con nosotros también el VO 70 en la construcción, y siempre lo tenemos ahí. Ha venido Daniele, como siempre, la persona de hidráulica de nuestra confianza, que nos ha dado lo que tenemos y que hasta ahora ha resultado un sistema muy confiable y que espero que así siga.

¿Cuál es el siguiente paso ahora?

Hemos sido los primeros en ir al agua, sólo nosotros, hoy el día 8. Mañana irán el resto de barcos, lo que se transforma en un poco de follón porque unos van corriendo detrás de los otros. Nosotros vamos más tranquilos. A las 14:00 horas (en Abu Dabi), el barco al agua, colocar el mástil y al final del día estará el barco en condiciones para navegar y entrenar mañana y pasado. Y ya el 11 tenemos la regata de entrenamiento.

Estamos bastante satisfechos con lo que hemos logrado aquí dentro de esa ventana de apenas cuatro días de trabajos, que a fin de cuentas es bastante restringida. Al menos nos ha dado tiempo para hacer todo lo que necesitábamos aunque en algún momento de la regata, probablemente en Itajaí, que es la etapa en la que tendremos tres semanas, ahí le daremos un repaso general al barco, que se lo merece… Un tratamiento especial para seguir y terminar la regata.

Dejar respuesta