Les Voiles de Saint-Tropez. Poco viento pero va adelante la fascinante Rolex Trophy

1
268

Varias horas tuvieron que esperar los competidores esperando el viento, no es típico de esta época del año que a menudo sopla el mistral. La flota moderna finalmente consiguio su primera manga de la semana, mientras que la flota de tradición, empezó  por la tarde y de nuevo un recorrido acortado, ya que una vez en el golfo desaparecio la brisa; muchos barcos de las clases modernas y tradicionales se retiraron, ya que no se adivinaba cuanto iba a durar la situacion. Los resultados estaban pendientes al cierre de esta edición.

Líder global para el Rolex Trophy después de dos días de de regata, teóricamente la mitad del recorrido de la regata, fueron el Avel y el ganador del Rolex Trophy en dos ocasiones anteriores, el Rowdy.

El velero Avel, (el nombre de un viento se encuentra en Bretaña) llama la atención por su arco clipper y sus tablones de cubierta de cinta barnizada. El cortador de garfio mide 57 pies en cubierta, y con sus voladizos largos y gráciles, se extiende a 75 pies totales. Fue construido originalmente en 1896, encargado por el francés René Calame a un diseño de Charles Nicholson, y construido en el astillero Camper & Nicholson en Gosport, Reino Unido. En 1990, fue descubierta en un río en el sureste de Inglaterra, abandonada y en extrema necesidad de atención. Un italiano compró Avel y la trajo al astillero Harry Spencer en Cowes, donde tuvo una restauración de cuatro años. En 2010, fue galardonado con el Prix du Yacht Tradition en Saint-Tropez.

El Rowdy es una clase, “Nueva York 40”, diseñado por Nathanael G. Herreshoff y construido en el astillero Herreshoff en Bristol, Rhode Island. Fue construido en 1916, uno de los doce de One Design ordenados por el New York Yacht Club.

Empatado en tercer lugar es la clase “Metro 15”, el yate clásico Mariska y en la clase de “23 Metros”, S / Y Cambria ambos, el Fife, diseñado y construido por Fife en Fairlie, Escocia. S / Y y Mariska son dos de los cuatro barcos de la clase 15M restaurados que navegan de nuevo, tres de ellos están aquí, en Saint-Tropez .

En el cuarto lugar hay varios barcos, incluyendo White Dolphin y el Stormy Weather. White Dolphin fue construido en 1967 por Sergio Rossi, entonces director de Fiat. La madera de teca y caoba 73-pie ketch Bermuda fue el último velero construido por Vincenzo Beltrami, en el prestigioso astillero Cantiere San Germani. White Dolphin ha navegado en muchas de las regatas clásicas en el Mediterráneo , pero también es muy cómodo y muy adecuado para disfrutar.

Stormy Weather es un 54-pie Sparkman & Stephens, yola diseñada construida en 1934, en el  Nevins en Nueva York. Botado hace cinco años fue el primer diseño de la mano del joven Olin Stephens. El ‘Stormy Weather ha tenido una larga y exitosa carrera en regatas, culminó con la victoria al comienzo de la regata transatlántica, la Fastnet Race y la Bermuda Race .”Stormy Weather es uno de los diseños favoritos Olin Stephen y sus líneas muestran que es potente, pero muy fácilmente patroneado. Es exactamente el tipo de buque favorecido por la nueva norma americana para Ocean Racing, un tipo que debería alegrar los corazones de los que descienden al mar en naves tan pequeñas “.

Les Voiles de Saint-Tropez es un tesoro de yates, algunos de más de cien años de antigüedad, otros de épocas más recientes, muchos impecablemente restaurados, mientras que otros están a la espera de serlo, todos apreciados y disfrutado por los regatistas y aficionados que se reúnen en el puerto viejo de mantener el espíritu de los últimos cien años con vida.

El sábado es el último día de regatas para todos en Les Voiles. El domingo, la final Entrega de premios se llevará a cabo en La Citadelle, la fortaleza del siglo 16 con vistas a la Golfe de Saint-Tropez.

1 Comentario

  1. Les Voiles de Saint-Tropez. Poco viento pero va adelante la fascinante Rolex Trophy | Nautical News Today by Grupo Navega | Nautical News Today "Express" | Scoop.it

    […] Varias horas tuvieron que esperar los competidores esperando el viento, no es típico de una época del año que a menudo sopla el mistral.  […]

Dejar respuesta