La Goleta más grande construida en España será destinada al charter de lujo por el Mediterráneo

0
239

goleta-elena

Factoría Naval de Marín, a través de su marca Marin Luxur Yachts, acaba de culminar un hito en la construcción naval española con la entrega de la goleta “Elena” a su armador, un multimillonario escocés propietario de compañías inmobiliarias internacionales.

Diseñada por el ingeniero naval vigués Íñigo Echenique, la embarcación es la mayor y más cara en su clase encargada a un astillero español. En los últimos días este yate, réplica de los veleros de regatas de principios del siglo XX y con 42 metros de eslora, desplegó sus 1.120 metros cuadrados de superficie vélica en las pruebas de mar realizadas en las Rías Baixas antes de abandonar en los próximos días Galicia con destino al Mediterráneo y después al puerto de Mónaco. En sus primeras navegaciones alcanzó una velocidad superior a los 15 nudos, una marca espectacular para este tipo de embarcaciones.
“Probamos la embarcación durante una gran nortada a algo más de 20 millas al Oeste de las Islas Cíes con olas de más de 4 metros. La tripulación, de nacionalidad escocesa, puso a prueba toda la capacidad de regata del velero. La imagen de todo el trapo desplegado, siguiendo los parámetros constructivos del pasado siglo fue formidable”, explica el astillero.
La goleta “Elena”, presupuestada en 10 millones de euros, es una réplica casi exacta de la construida por el arquitecto naval norteamericano Nathanael Herreshoff en 1911. Su primera prueba de fuego como un “pura sangre” de regatas la disputará en la clásica Saint Tropez, una de las más prestigiosas del mundo que se celebrará el próximo 29 de septiembre.
La construcción de esta goleta requirió un gran esfuerzo de coordinación en su montaje, ya que participaron empresas de más de 10 países, para conseguir los materiales similares a los que montaba la embarcación original.
“Existen algunas diferencias con el diseño de Herreshoff como el casco, que en lugar de madera es de acero”, explica el ingeniero naval Íñigo Echenique.
Además de la estructura del casco se han producido modificaciones en la quilla y en los planos vélicos, aunque todo ello basado en los planos originales.
“En la distribución general se han cambiado muchas cosas, como la ubicación de las casetas que, aunque son iguales, se han modificado sus dimensiones. El interior está construido con caoba de Brasil, sus cubiertas están revestidas de teka y los mástiles, que se fabricaron en Holanda, están hechos con maderas de abeto”, explica Echenique.
La embarcación está destinada a la competición de regatas clásicas, pero también se utilizará como “charter” de lujo para cruceros de placer.

Info: Faro de Vigo

Dejar respuesta