Entrevista a Iker Martínez a una semana del Comienzo de la Volvo Ocean Race

0
142

A una semana de la primera regata puntuable de la Volvo Ocean Race, hablamos con el patrón del barco español “Telefónica”

A sus 34 años ya puede decirse que Iker Martínez es prácticamente una institución de la vela española. Sus éxitos lo avalan y los que seguro están por venir también lo harán. Porque si de algo sabe este vasco es de enfrentarse a retos y luchar, muchas veces hasta la extenuación, para lograrlos. A una semana de su estreno en la Volvo Ocean Race 2011-2012, Iker nos habla de su equipo, el Team Telefónica, y de cómo afrontan los próximos nueves de competición alrededor del mundo.

A una semana de la primera regata inshore y tras casi dos años de preparación, ¿se atreve a hacer un adelanto de cómo serán los próximos nueve meses del Team Telefónica?

Esta ‘Volvo’ la vemos bien por ahora, todavía no ha empezado así que ¡malo sería que no fuese así! (risas). Estamos con muchas ganas. En esta regata la máquina es muy importante, pero creemos que hemos hecho un buen trabajo por lo que no vemos ninguna razón por la cual no pudiésemos alcanzar un nivel muy alto, tanto por el barco como por la tripulación… Habrá que ver, pero estamos con ganas.

¿Cómo se afronta ser el máximo responsable de un proyecto y una tripulación que suma un total de 23 vueltas al mundo?

Es una gran responsabilidad. Lo afrontas, o yo por lo menos lo estoy intentando afrontar, trabajando cada día lo máximo posible e intentando responder a las expectativas, que obviamente son muy altas. Creo que lo que sí es muy importante es que el equipo esté a gusto y que, de alguna manera, éste también te ponga las cosas fáciles; contamos con un grupo de gente que dialoga mucho, todos y cada uno aportan mucho al equipo y todos nos sentimos muy responsables de las cosas que ocurren a bordo. En ese sentido estoy contento y creo que, dentro de la responsabilidad que tengo, todos y entre todos nos vamos a ayudar.

Seis barcos en la línea de salida no es una cifra muy alta, pero cinco de ellos son Volvo Open 70 de última generación con muchos meses de preparación a sus espaldas, ¿es la igualdad entre equipos una de las características de esta edición de la vuelta al mundo?

A día de hoy no sabríamos decir exactamente cuál de los equipos va a estar mejor al principio de la regata. Luego, obviamente, las cosas se igualarán y poco a poco cada uno irá sacando más rendimiento a su barco, pero es verdad que hoy por hoy no sabemos cuál de los equipos está mejor y eso nos hace pensar que la competición va a estar muy disputada y será muy igualada.

¿Con qué objetivo llega el Team Telefónica a la línea de salida?

El objetivo del Team Telefónica era llegar a la salida con un nivel lo suficientemente alto como para poder pelear por ganar la regata y esperamos haberlo conseguido. Todavía no nos hemos medido a los rivales pero pensamos que en ese aspecto hemos trabajado mucho y tenemos que estar bien. Luego hay que ver cómo se va dando la regata porque, incluso estando a un nivel muy alto, al final la competición es la competición y se puede dar de muchas maneras. Hay que ir peleando poco a poco, esperar que se nos dé bien, que no haya problemas e ir hacia delante. Nueve meses son muchos meses y pueden pasar muchas cosas, pero iremos a por cada etapa con mucha ilusión.

El “Telefónica” es un Volvo Open 70 de tercera generación, el último desarrollo de esta clase digamos, ¿qué cambios ve entre éste y el de la edición anterior?

El nuevo “Telefónica” es, de alguna manera, un poco como el antiguo “Telefónica azul”. La regla es la misma pero obviamente es una evolución de cuatro años y ha habido muchas cosas que han cambiado. Lo principal es que esta vez el barco se ha enfocado mucho más hacia vientos medios y fuertes, por lo que es probable que no sea tan rápido como el anterior con viento ligero, pero la mayor parte de la regata se corre en condiciones de 15 nudos o más. Y eso es lo que hemos intentado optimizar tanto en el barco como en las velas y en nuestros conocimientos, dedicando más tiempo a entrenar en esas condiciones. El resto es muy similar.

Por segunda vez, Alicante es el puerto de salida de la Volvo Ocean Race, ¿en qué medida afecta esto a la moral del equipo español?

Para nosotros poder salir de casa es una gozada, estamos muy a gusto aquí. El tiempo que pasas en tierra antes de la salida es muy intenso por lo que, si estás en casa y con tu familia se hace más llevadero. Al final el poder arrancar bien es importante así que yo creo que eso es una pequeña ventaja.

Dejar respuesta