En la Panerai Transat Classique la flota cambia de lider en cada actualización

0
198

Panerai Transat Classique

En su tercera edición, la Panerai Transat Classique cuenta con una decena de barcos clásicos en su flota que ha iniciado la ruta transatlántica con muy buen ritmo. Altair ha navegado a más de 11 nudos y tiene el objetivo de cubrir mil millas en cuatro días. Otros dos barcos también han cruzado la marca de 200 millas en 24 horas, son el Adventuress y el Argyl y entre los “pequeños” Corto ha cubierto 193 millas.

Primeramente Altair, como era de esperar dado que es el yate más grande de la flota, permanecia líder en tiempo real. La goleta de 1931 también se posiciona como líder en tiempo compensado, pero bajo amenaza de Argyll y Gweneven.

 En la Panerai Transat Classique han habido unas increíblemente intensas ultimas horas! En cada actualización se producía un nuevo líder. Durante los últimos cambios, parecía como si Altair estaba bien establecida en la cabeza del grupo, tanto en tiempos reales como corregidos.

Panerai Transat Classique

Y entonces todo cambiaba La última noticia es que Amazon ha recuperado el liderato de la Panerai Transat Classique, seguido de Altair, Aventurese y Faïaoahé, mientras que en tiempo compensado ahora es Adventuress, la anciana de la regata(1924) en la parte delantera liderando, por delante de Gweneven y Argyll, este último habiendo dejado atrás a Desiderata y Vagabundo II.

A pesar de la severidad de las condiciones, las tripulaciones de los yates de la Panerai Transat Classique, estan trabajando a gusto y la moral es alta a juzgar por el tono de los mensajes enviados.

Panerai Transat Classique

En los próximos días las consecuencias de las opciones elegidas por los yates comenzarán a hacerse evidentes; los dos extremos están, por un lado Amazon y Faïaoahé navegando la ruta del norte, la más ortodrómica (la ruta más corta), y por otro Altair en el flanco sur de la flota de la Panerai Transat Classique. Y entre ellos los pequeños alevines siguen manteniendose, sin duda, se benefician de su capacidad para navegar en la gran oleaje creado por los vientos alisios. ¿Quién va a aprovechar la ventaja? Qué barcos van a ceder ante la presión? ¿Quién tomó la decisión correcta? Por el momento, todos los competidores tienen todo para apostar… así que, a esperar lo inesperado!

Dejar respuesta