El Phoenix renace en las Barclays 52 Super Series Ibiza

0
308

Barclays 52 Super Series Ibiza

El barco brasileño gana la regata costera de la ZENITH Royal Cup Marina Ibiza mientras que Azzurra recorta la desventaja con Quantum en las Barclays 52 Super Series Ibiza.

Como cualquiera phoenix que se precie, el TP52 de Eduardo de Souza Ramos hoy ha vuelto a renacer. Lo ha vuelto a hacer. Salió de sus cenizas en Tagomago para adjudicarse la prueba larga de la ZENITH Royal Cup Marina Ibiza. Y lo hizo a lo grande. Venía de encadenar últimos puestos en las aguas pitiusas. Venía en horas bajas, pero hoy una maniobra tan certera como paciente en la isla le valió para adjudicarse el triunfo final en la regata costera.

Phoenix lleva cuatro eventos en las Barclays 52 Super Series Ibiza. Y en todos ha ganado al menos una manga. Hoy también se han dado el gustazo de vencer y lo han hecho en la prueba que todos quieren conseguir, la más prestigiosa de cada competición, la más larga, la más dura, la más desafiante.

Y eso que el principio de la jornada no pintaba bien para el barco del empresario brasileño. Volvieron a salir en un lugar comprometido y pasaron por la boya de barlovento, justo antes de poner rumbo directo a Tagomago, en la última posición. Por ahí pasó primero Azzurra seguido de Gladiator mientras que el gran favorito para el triunfo final, el Quantum giraba en sexta posición.

Barclays 52 Super Series Ibiza 1

La empopada hasta la isla norteña de Ibiza fue una batalla entre Gladiator y Azzurra. Los ingleses superaron a los italianos en la larga popa de unas 12 millas y se acercaban a Tagomago en la primera posición. Pero la isla les deparaba una sorpresa en forma de viento. Poco antes de llegar al islote el viento cambiaba de suroeste a norte y el choque entre las dos direcciones provocaba un desafiante pozo de viento. Azzurra salió bien del primer paso por la encrucijada, pero ese parón de la flota lo que hizo fue reagrupar a casi todos los barcos.

Azzurra salió primero de la isla pero, en principio, no hizo como el Porvezza que se fue a buscar la línea de viento junto a la costa de la isla ‘madre’, en una sabia decisión del navegante español Gonzalo Infante “ha sido un día muy interesante –dice el alicantino–. Con muchas opciones y cambios. Si hubiera tenido que cambiar algo hubiera sido el momento en que nos salimos de la costa. Tomamos la opción conservadora y así fue, eramos terceros y terminamos terceros”. Había que volver a pasar el compromiso del pozo y quien mejor lo hizo fue Phoenix que vio la maniobra del barco turco y también se fue por la costa, pegadito a las rocas. Todos vieron como Quantum se iba a mar adentro buscando el viento del suroeste. Pero Phoenix se quedó esperando una racha que estaba entrando, y cuando la cogió sólo tuvo que poner el Génova y navegar de ceñida y al final un corto través hasta la línea de meta en Ibiza.

Eduardo de Souza Ramos, armador y caña del Phoenix, se mostraba muy contento tras el triunfo: “No me feliciten a mí, el que ha ganado hoy es Fonseca, nuestro táctico, que ha sido quien nos ha dado la calma suficiente y la confianza para quedarnos en el lugar donde hemos sido los primeros en coger el viento bueno. Es fantástico ganar después de estos malos resultados. Para nosotros vencer en una costera como ésta con este nivel de tripulaciones es como ganar un Mundial. Esta noche lo vamos a celebrar porque hemos tenido unos días malos de resultados. Vamos a tomar unas copas porque estamos muy contentos. Me gusta mucho Ibiza, de día para navegar y también de noche…”

El otro gran vencedor de la jornada fue el Azzurra. El barco italiano fue el más regular en la manga de ayer, siempre estuvo en las primeras posiciones, y se llevó la medalla de plata y un premio mayor: recortar muchos puntos a sus máximos rivales en la lucha por el triunfo final en la ZENITH Royal Cup Marina Ibiza y en la general de las Barclays 52 Super Series Ibiza.

Tan contento como De Souza estaba el táctico del Azzurra, Vasco Vascotto. El ufano regatista italiano comentaba al final de la larga jornada de 4 horas y 15 minutos de lucha: “Ayer ya tuvimos un buen día, pero hoy hemos navegado muy bien. Estoy muy contento porque por fin hemos encontrado la solución al problema de velocidad que tenía el barco y que nos estaba perjudicando mucho. Y estoy muy orgulloso del trabajo de todo el equipo ya que hemos sido capaces de solucionar un problema. Tener de nuevo velocidad nos da mucha confianza porque podemos ir a hacer las cosas lógicas y no locuras como estábamos teniendo que hacer. Para loco, ya estoy yo en el barco… no hace falta que nadie más hable de locuras. Hemos sacado unos buenos puntos a los rivales directos, pero mañana es un día muy importante y muy complicado. Vamos a ver qué pasa pero nos jugamos mucho”.

No fue el día de Quantum Racing ni de Rán Racing. Los americanos rompieron el spi en la izada tras el paso por la boya de barlovento y se rezagaron en la flota. Ya no fueron capaces de mejorar la sexta plaza, un resultado muy inusual para ellos que en las cinco mangas anteriores disputadas en Ibiza no habían bajado de la tercera posición. El Rán de Niklas Zennström nunca encontró su sitio en la regata y terminó séptimo. Por su parte, Sled del japonés Okura Takahasi entró fuera de tiempo y fue penalizado con un punto más. 

Para mañana están previstas dos nuevas mangas de barlovento-sotavento. Antes, a las 10.30 horas, los niños de la escuela de Vela de Ibiza visitarán el village de las Barclays 52 Super Series Ibiza  y compartirán con los regatistas sus inquietudes y experiencias antes de que los tripulantes de la regata salgan a competir.

Dejar respuesta