El Artemis Racing da los últimos retoques a su AC45

0
201

viewimage-6

El equipo sueco Artemis Racing se encuentra ya inmerso en los trabajos de montaje y puesta a punto del nuevo catamarán AC45, con vistas a la celebración de la America’s Cup World Series el próximo mes de julio.

Desde que las distintas piezas de la embarcación llegaron la semana pasada a los astilleros de Silverdale, al norte de Auckland, pintores y montadores trabajan sin descanso para tener a punto el prototipo de AC45. En la fabricación de los cascos se ha utilizado la misma tecnología que en la industria aerospacial. La empresa especializada Global Yacht Finishers trabajaba desde el lunes en el complejo diseño de la embarcación de la diosa de la mitología griega, Artemisa, y su ondulante melena al viento: el revestimiento, la preparación para la pintura, la aplicación de los siete colores que componen el diseño; una tarea que ha supuesto más tiempo del que se había anticipado y que ha tenido ocupado al equipo durante más de treinta horas seguidas.

A última hora de la mañana del martes, a falta de realizar las tareas de pintura que confieren a la embarcación un precioso brillo de espejo, empezaban con el montaje del acastillaje de cubierta.

Por otra parte, en el Viaducto de Auckland, Jimmy Slaughter, Sean Clarkson y Rodney Ardern se ocupaban de ensamblar el mástil de la embarcación, una tarea compleja y laboriosa la primera vez que se realiza debido a las características del mástil. Tres personas se han dedicado durante tres días al recubrimiento de las fibras de carbono del mástil con una película transparente, y un día más ha sido necesario para dejarla perfectamente tensa como la piel de un tambor.
El AC45 aún necesitará un día y medio más de puesta a punto y trimado antes de que todo esté perfecto para unir el casco y el mástil y que los miembros de la tripulación puedan empezar a entrenarse en el manejo de esta embarcación, pieza central de la 34 America’s Cup.

Dejar respuesta