Barcelona World Race. El “Virbac-Paprec 3”, entra en el Estrecho de Cook

    0
    466

    Grupo Navega

    El líder de la Barcelona World Race ya se encuentra ya a las puertas de Nueva Zelanda. En estos momentos, madrugada del miércoles en Nueva Zelanda, el Virbac-Paprec 3 doblará el cabo Farewell, la punta norte de la isla sur de este país, antes de entrar en el estrecho de Cook,

    Como ha reconocido Jean-Pierre Dick en un correo electrónico a última hora de esta mañana, han avanzado más rápidamente de lo previsto, pues han podido cruzar el mar de Tasmania antes de que un anticiclón deje encalmadas estas aguas famosas por sus temporales.

    Los que seguro se han visto obligados a pasar estas calmas son el MAPFRE y el Estrella Damm. Iker Martínez y Xabi Fernández han entrado ya en el área de muy poco viento: en las últimas cinco horas apenas han avanzado a 5,5 nudos, cosa que el Groupe Bel ha aprovechado para recortar algunas millas.
    A la llegada de los primeros barcos de la flota a Nueva Zelanda sabremos si si alguno de los participantes aprovechan el paso por el estrecho de Cook para hacer una parada técnica en Wellington. El Groupe Bel ha anunciado ya su intención de detenerse, a fin de reparar los graves daños sufridos en dos de sus velas que las han dejado inservibles. Kito de Pavant ha hecho saber también que aprovechará la parada para realizar otros trabajos de mantenimiento.

    Grupo Navega

    Inmediatamente detrás, el Renault Z.E. sigue recortando su desventaja respecto de los barcos de delante tras haber sido el más rápido de la flota al cubrir 403 millas en 24 horas. Pachi Rivero y Toño Piris están muy pendientes tanto de recortar millas al Groupe Bel, conscientes de que el barco francés deberá estar parado 48 horas en puerto, como de los posibles hielos flotantes que podrían encontrar.
    Detrás de los santanderinos, persiste la lucha implacable entre el Mirabaud y el Neutrogena, que navegan con unos 20 nudos de viento portante, que les permite avanzar con espí desde hace unos días. También en el Hugo Boss (donde Andy Meiklejohn acaba de saber que el hijo que va a tener será un niño) y el GAES Centros Auditivos gozan de buenas condiciones para navegar -viento portante de unos 15 nudos y mar casi llana- y buen ambiente.
    También empiezan a sonreír dos de los tres barcos del grupo de cola, el Fòrum Marítim Català y el Central Lechera Asturiana, que esta mañana han ido saliendo progresivamente de las calmas que los han atrapado los dos últimos días. Pese a ver cómo en estas calmas el resto de la flota se les ha escapado unos centenares más de millas, Gerard Marín ha dejado claro que no se arrepiente en absoluto de haberse implicado en esta regata de vuelta al mundo a dos.
    El We Are Water, en cambio, sigue aún inmerso en plena encalmada, que sólo le ha permitido avanzar 73 millas en las últimas 24 horas.

    Fuente: Barcelona World Race

    Dejar respuesta