Saltar al contenido

Record en la salida de la Rolex Fastnet Race 2015

17 agosto 2015

Rolex Fastnet Race 2015

Una flota récord formada por 356 barcos y más de 4.000 tripulantes tomó ayer la salida de la 46ª edición de la Rolex Fastnet Race 2015, con una total falta de viento en el Solent central. Esta regata oceánica que da la vuelta a la roca de Fastnet y se dirige a Plymouth, este año celebra su 90º aniversario.

El recorrido de 603 millas náuticas de la Rolex Fastnet Race 2015, parte de Cowes (isla de Wight, Inglaterra), lleva a la flota por el Solent hacia el Canal de La Mancha y rodea la roca Fastnet (frente al extremo sur de Irlanda) antes de poner rumbo a la llegada en Plymouth.

Rolex Fastnet Race 2015

Los primeros en cruzar la línea de salida de la Rolex Fastnet Race 2015, han sido los multicascos, IRC, seguidos de los IMOCA Open 60, Class40 y Figaros, seguidos de una heterogénea flota internacional de monocascos de 25 nacionalidades y con esloras comprendidas entre 9,2 y 30,5 metros.  

Un parte de poco viento en los primeros compases de la prueba parece descartar la consecución de un nuevo récord. Para batirlo, el primer monocasco debería completar el recorrido en menos de 42 horas y 39 minutos (marca establecida en 2011 por el Volvo 70 Abu Dhabi). El viento debería subir en intensidad a medida que avanza la semana, lo que beneficia a los barcos de menor eslora en la lucha por la victoria de esta variada Rolex Fastnet Race 2015.

Rolex Fasnet Race 2015

Entre los máximos aspirantes a la victoria en tiempo real se encuentran los estadounidenses Comanche de Jim Clark y Rambler 88 de George David, y el británico Leopard de Mike Slade. El Class 40 Tales II de Gonzalo Botín es el único barco con bandera española en esta edición.

El pronóstico sigue siendo en gran parte de viento ligero, según el navegante Ian Moore, ha mejorado ligeramente: Si bien se se dice sobre Rolex Fastnet Race 2015 va a ser una “regata de barcos pequeños” Moore reconoce ahora que hay una oportunidad para los barcos más grandes. “Que sean capaces de recoger algo de viento hacia el suroeste a través del mar irlandés. Ayer se mostraba que había muy poco viento en el mar céltico, pero ahora existe la posibilidad de llegar a 5 o 6 nudos de viento y los barcos más grandes son muy capaces de hacer 10 o 11 nudos en con esa fuerza de viento”.