Barcelona World Race, verdades y oportunismos sobre su suspensión

4
Barcelona World Race
©Barcelona World Race

La Barcelona World Race es marca Barcelona y no se vende.

Después de la declaración oficial por parte de la organización de la Barcelona World Race sobre la suspensión de la cuarta edición, que iba a tener salida el 12 de enero de 2019, los medios de comunicacion afilaron sus plumas haciéndose eco, con más o menos rigor, de la actualidad más voraz que ha ido apareciendo a lo largo de estos días.

A los que nos gusta el mar y la navegación oceánica hemos visto algo perplejos algunas afirmaciones y embestidas que se han volcado sobre la Barcelona World Race. Creo que es interesante poder conocer y ayudar a discernir lo que es ruido de lo que no.

Algunas verdades sobre la Barcelona World Race

¿De quien depende la Barcelona World Race?

Esta regata oceánica está organizada por la Fundación de Navegación Oceánica de Barcelona, más conocida por su acrónimo de FNOB, que está compuesta por cuatro organismos, sus patrones a partes iguales, de los más potentes de la ciudad de Barcelona.
El primero de ellos es el Ayuntamiento de Barcelona. Luego encontramos a la Cámara de Comercio de Barcelona, el Puerto de Barcelona y por último la Fira de Barcelona. De ellos depende el presente y futuro de la Barcelona World Race y ellos fueron los que decidieron la suspensión de la cuarta edición de la regata oceánica.

¿Cual es el presupuesto necesario para organizar cada edición de la Barcelona World Race?

Muchas son las cifras que se han vertido sobre este asunto, muchas de ellas disparatadas pero la realidad es que la Barcelona World Race tiene un coste organizativo de 12 millones de euros por cada edición. Este presupuesto por así decirlo, es lo que hay que poner encima de la mesa para hacer realidad el evento como lo hemos vivido hasta ahora. Eso sin contar con el beneficio que se le debería sacar a esa inversión, que es de desear, pero que al ser una fundación la que tiene los derechos de la regata, no tienen tanto peso que si fuera una empresa privada, donde conseguir rendimiento sería prioritario.

Si nos ponemos a comparar presupuestos, la Vendée Globe, la regata oceánica por excelencia, contó con un presupuesto de 14 millones de euros en la última edición. Dos millones más a los que se les saca mucho rendimiento y que seguro la Barcelona World Race tendría como objetivo si la coyuntura fuera diferente.

No obstante, el presupuesto actual de este gran evento náutico en Barcelona genera un retorno de la inversión global de 117 millones de euros, 40 millones de euros en prensa, 6 millones de euros en medios online, 37 millones de euros en tv y 1,6 millones de euros en radio.

Nota: Todos estos datos se refieren al valor publicitario de la Barcelona World Race.
Barcelona World Race
©Barcelona World Race

La Barcelona World Race se compite con Imoca 60 y cuenta con su apoyo.

En este sentido también se ha generado un ruido, a mi juicio totalmente innecesario, ya que se ha intentado sembrar la duda sobre si la clase Imoca estaba del lado de la Barcelona World Race o no. Así como la cantidad de inscripciones que se podrían terminar de confirmar para esta cuarta edición.

La realidad es que la FNOB y la clase Imoca tienen firmado un contrato que los vincula y donde queda claro que la Barcelona World Race se tiene que celebrar en veleros de la clase Imoca 60.

A parte de eso, en carta fechada el pasado 19 de marzo, Antoine Mermod, presidente de la clase Imoca, dejaba claro, de manera meridiana, el contrato en vigor y el apoyo notorio a la Barcelona World Race.

A parte detallaba los siete equipos con presupuesto confirmado para hacer viable su participación en la regata y los once que estaban ultimando sus presupuestos.
Puedes descargar la carta pinchando en este enlace.

Causas de la suspensión de la Barcelona World Race.

Este sin lugar a dudas es el apartado donde más ríos de tinta se han derramado debido a la vinculación directa con la actualidad que se vive en España.

Las principales causas han sido:

  • La falta de aprobación de los presupuestos generales del Estado debido a la coyuntura derivada de la prórroga de los presupuestos generales del 2016, la convocatoria de elecciones generales a finales del 2015 y la repetición de elecciones generales en el Estado español al no poder formarse gobierno por falta de mayoría.
  • Otra de las causas, siendo esta arma arrojadiza de todos los grupos políticos nacionales y catalanes, ha sido la inestabilidad política existente en Cataluña debido al proceso independentista que a inmovilizado a las instituciones públicas, entre ellas a los patrones de la FNOB, y que ha generado un ambiente de desconfianza total sobre cualquier proyecto ejecutable en esta autonomía.
  • La falta de empatía del equipo de gobierno de la cidudad de Barcelona con esta regata tampoco ha ayudado mucho a generar la garantías para que este evento marca Barcelona lo haya tenido fácil. En esta ocasión ha sido como tener al enemigo en casa…
  • Pero el enemigo, a parte de en casa, también estaba en la familia. Hacienda y su globo sonda con el cambio de criterio en la utilización de los soportes publicitarios ha seguido sembrando la desconfianza en la iniciativa privada. Es interesante tener conocimiento de la notica sobre Estrella Damm, el patrocinador más fiel de la Barcelona World Race, que se enfrenta ante el último estamento judicial para ganar su lucha contra la hacienda pública que le acusa de “engañarle” al patrocinar este evento.
Barcelona World Race
©María Muiña

Sin lugar a dudas todos estos temas han sido demoledores y determinantes para que la FNOB terminara decidiendo la suspensión de la cuarta edición de la Barcelona World Race.

A perro flaco todo son pulgas.

Con este escenario, el elenco de oportunistas no se ha dejado esperar y muchos han aprovechado para echar sus globos sonda a volar por si sonaba la flauta y podían pescar en río revuelto.

Algunas de las iniciativas pancistas han sido:

Cadiz se interesa por quedarse la regata

A la FNOB llegan contactos por parte de intermediarios ligados a Cádiz con la ilusión de quedarse con la regata, llegando a afirmar que ya tenían patrocinadores muy interesados en el proyecto. Pese a no tener recorrido debido a la vinculación contractual de la FNOB y la clase Imoca, todo se desinfla previamente al conocer el presupuesto de organizar una regata de esta naturaleza.

Valencia quiere arrebatarle la regata a Barcelona

El grupo regionalista y valencianista “Soms Valencians” envía una declaración de intenciones para fagocitar la Barcelona World Race, y reconvertirla en la “Valencia World Race” llegando a generar el hastag de apoyo #ValenciaWorldRace. Es sorprendente la facilidad del ser humano en hacer bypass a sus cerebros…

Ferrol lanza su propio cohete al espacio

Aprovechando la coyuntura, la ciudad gallega de Ferrol intenta ponerle la cuaderna maestra a su nuevo navío, postulándose para organizar la World Race haciendo alarde de que grandes multinacionales apoyarían el proyecto. La iniciativa de hacer un gran evento náutico desde su ría, grada natural, me parece perfecta pero hay que tener un poco más de clase y no volar en círculo sobre el animal herido.

Barcelona World Race
©Barcelona World Race

Hasta en Change.org

Los niveles de falta de empatía con la Barcelona World Race han llegado hasta el límite de que se han llegado a montar campañas en la plataforma Change.org para apoyar imposibles candidaturas en Valencia o Cartagena como sedes de la regata oceánica. Si bien la de Valencia es irrisoria, la de Cartagena en estos momentos tiene ya más de 23.000 firmas de apoyo.

Me parece sorprendente que de repente exista esta pasión por la vela oceánica en este país. Pero ¿dónde estaba este empuje y amor por los grandes eventos náuticos hace un mes, un año o más? Todas estas sedes en vez de picotear sobre la herida como aves de carroña deberían empujar y tener la valentía de emprender proyectos desde cero, enfrentándose a todo lo que ello conlleva. De esa forma si que harían un gran favor al deporte y en este caso a la vela, promocionándola. Focalicen esa proactividad hacía nuevos proyectos que sumen a la Barcelona World Race o la Volvo Ocean Race en Alicante, y no hacia un oportunismo que lo único que comunica es bajeza moral y poco sentido común.

[content-egg module=Amazon template=list]

El hermano pequeño también ve la posibilidad de machacar al primogénito

Hasta ahora hemos visto como la política, el oportunismo y la mala leche han estado presentes en este episodio de la Barcelona World Race pero lo que no me esperaba es que entre clases oceánicas se pisaran el rabo.

Llega la nota de prensa de dos regatistas oceánicos, de los más importantes en España, con la propuesta de cambiar la clase oficial en la que se hace la Barcelona World Race, los Imoca 60, por los Class40, defendiendo sus razones y sobreentendiendo que tienen el beneplácito de la clase Class40, a la que postulan como salvadora, para hacer tan valiente ofrecimiento, que como poco puede generar un clima tenso entre estas dos clases hermanas de la vela oceánica.

Personalmente creo que la idea de Anna Corbella y Guillermo Altadill es francamente buena pero me transmiten un poco de resentimiento oculto. Barcelona creo que es una sede lo suficientemente grande como para acoger una Barcelona World Race y una vuelta al mundo en Class40. Si se consiguiera sería para poner un monumento a sus promotores pero incitar a una pelea de perros por la misma salchicha creo que nos es la mejor estrategia si lo que verdaderamente se ama es la vela oceánica y Barcelona. Pensemos en construir y sumar…

Puedes descargar la nota de prensa de Anna Corbella y Guillermo Altadill pinchando aquí.

Artículos a los que he hecho referencia:

GuardarGuardarGuardarGuardarGuardarGuardarGuardarGuardarGuardarGuardar

GuardarGuardarGuardarGuardarGuardarGuardarGuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardarGuardarGuardarGuardarGuardarGuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardarGuardarGuardarGuardarGuardarGuardarGuardarGuardarGuardarGuardarGuardarGuardarGuardarGuardarGuardar

GuardarGuardarGuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardarGuardarGuardarGuardarGuardar

GuardarGuardar

4 Comentarios

  1. Hola Sergio,
    Estupendo artículo y bien documentado, solo te ha faltado hacer referencia al comunicado oficial de la Clase IMOCA y que puedes consultar en https://www.imoca.org/fr/news/2000-la-barcelona-world-race-annulee-la-classe-imoca-reflechit-a-des-solutions-de-substitution—.htm
    En el comunicado de la Clase, apunta a la situación política de Cataluña como principal motivo de la suspensión de la regata. También puedes leer que están buscando un “Plan B”, es decir, una nueva sede para suplir el hueco que ha dejado Barcelona en el calendario de la Clase.
    Que Valencia, Cartagena, Ferrol y Cádiz se ofrezcan para acoger una regata de IMOCA60 que pueda llenar el vacío que ha dejado la Barcelona World Race, no es oportunismo ni falta de empatía con Barcelona, más bien al contrario, es una forma de ayudar a no perder una regata española y que se ha estado financiando con impuestos de todos los españoles, no sólo de los catalanes, y que en un futuro podría volver a Barcelona si se le da continuidad este año.
    Desde Valencia, Cartagena, Ferrol, Cádiz, siempre se ha dado soporte a eventos como las olimpiadas del 92 o la propia BWR.
    Oportunismo y hacer el buitre, sería si la sede fuera en Barcelona y otra ciudad hablara con la Clase para intentar quitársela. Recuerda que esto ya ocurrió con la Copa América en Valencia, que tras haber sido elegida por méritos propios, se trató de arrebatar por otra ciudad española, en un hecho lamentable y sin precedentes para la historia de este deporte.
    Revanchismo y falta de empatía es no apoyar la candidatura olímpica de Madrid 2020, donde Valencia figuraba como subsede olímpica de Vela.
    Oportunismo, también puede ser, desde la misma ciudad organizadora de la Barcelona World Race, colocar a otra clase diferente de la IMOCA60 en su lugar y además con el mismo nombre de la Barcelona World Race.
    La oferta de Valencia o Cartagena, es la mejor forma de que la Barcelona pueda volver a celebrar en un futuro esta regata, así que no deberías calificarlo de oportunismo sino de oportunidad para España y para Barcelona.
    Cómo sabes, cualquier campaña en redes sociales, necesita de un hastag que haga referencia al proyecto y permita seguirlo o promocionarlo. En el caso de Valencia, se ha utilizado el nombre de #ValenciaWorldRace, que posiblemente sea el más lógico para la ocasión. Si consideras que puede haber algún otro nombre mejor, supongo que tomarán en consideración tu propuesta.
    El interés por la Vela y las regatas en Valencia es constante a lo largo de todo el año, solo hay que ver su calendario de regatas, muchas con formato original. No es necesario que se suspenda una regata en ningún otro sitio para avivar la afición a la Vela en Valencia.
    Recibe un cordial saludo

  2. Hola Ignacio,
    Hay formas y formas de hacer las cosas. No niego que puedan haber buenas intenciones al respecto de las ciudades que intentan aprovechar el hueco que pueda llegar a dejar Barcelona en su regata pero mientras la FNOB y la clase Imoca tengan contrato en vigor, todo son especulaciones. El mismo presidente de la Imoca enviaba una cara apoyando firmemente a la Barcelona World Race. En el enlace que acompañas a tu comentario, por el cual te doy las gracias para complementar el artículo, es perfecto y denota claramente que la clase Imoca quiere luchar por sus asociados buscando llenar el hueco que deja la suspensión de la cuarta edición de Barcelona World Race. Realmente están comunicando una gran oportunidad para que se genere un nuevo proyecto en 2019 pero creo que por prudencia están pensando en algo paralelo a la BWR, no sustitutivo, al menos inicialmente. Esta semilla luego puede crecer y entrar en competencia con la BWR… Si, y ahí que gane el mejor. Pero de ahí a luchar por la misma regata, no lo comparto.
    Personalmente creo que ahora tendríamos que estar todos más unidos que nunca para que esta regata no se vaya al garete. Entiendo perfectamente lo que comentas al respecto de la America’s Cup y Madrid 2020 y los episodios totalmente desafortunados (y oportunistas) que se vivieron en su momento pero soy de los que prefiere mirar hacia delante.
    Que Valencia quiera empujar proyectos de este calibre me parece fenomenal pero creo que con un poco de creatividad y buena gestión, que me consta que la puede haber, se podrían emprender o acoger proyectos, sumando en vez de fagocitando. Por ejemplo, la idea de Altadill y Corbella con los Class40 es fantástica. Acogerla y montar una regata oceánica que complemente a la Barcelona World Race sería grandísimo.

    Agradezco tu aportación al artículo y sería una noticia extraordinaria que Valencia fuera sede de un nuevo proyecto oceánico que sumara a la vela en general y a la española en particular.

    Un saludo.
    Sergio W. Smit

  3. Hola Sergio,,

    Muchas gracias por tu respuesta tan cordial y correcta.

    Creo que si Valencia u otra ciudad, pudiera albergar una regata que llenara el vacío en el calendario que ha dejado la BWR en 2019, y además con el mismo recorrido o similar, no le estaría quitando méritos ni posibilidades a la siguiente edición de la BWR de 2023. No entiendo el por qué la clase no se plantea continuar en este paréntesis con una nueva sede y el mismo formato, sería lo más cómodo y rápido de organizar y no supondría ponerle los “cuernos” a nadie, además, Valencia cuenta con infraestructuras y personas preparadas para organizar algo así en poco tiempo. Lo ideal quizá, sería crear una nueva regata con un nuevo recorrido, pero para eso, tal como la Clase reconoce, costaría de organizar, pero eso podría plantearse para futuras ediciones, y en Valencia sé que son muchos los interesados en crear alguna regata oceánica o de largo recorrido, emblemática y con un formato original.

  4. Hola Ignacio,
    Antoine Mermod no lo tiene nada fácil pero de cara a las ciudades que quieren apostar por la vela oceánica, en este caso Valencia, creo que dejar respirar a la clase Imoca sería un acierto ya que aun tienen que digerir este varapalo y eso los tendrá confusos. Yo apostaría por mimar a los Class40 con los que se podría lograr una flota de 25 barcos fácilmente (en la próxima Route du Rhum ya son 50 para la salida de noviembre) para una regata oceánica. Eso a nivel marketing sería un éxito rotundo y de ahí hacia delante. Estoy convencido que se podría generar un evento náutico de gran referencia a nivel internacional.
    Un saludo!

Dejar respuesta

Información básica sobre protección de datos en base al Reglamento Europeo de Protección de datos (UE) 2016/679 (RGPD)

- Responsable: EVENTOS NAUTICOS INTERNACIONALES S.L.

- Finalidad: Gestión de las solicitudes de información que se realizan a través de la página web o el correo electrónico. Gestión de la subscripción a nuestro newsletters.

- Legitimación: Consentimiento expreso del usuario a través de la selección de la casilla check de envío del formulario donde verifica su consentimiento para realizar el envío de información sobre nuestros productos y servicios.

- Destinatarios: No existe ninguna cesión de datos prevista, salvo obligación legal.

- Derechos: Podrá ejercitar los derechos de acceso, rectificación, supresión, oposición, portabilidad y retirada de consentimiento de sus datos personales en la dirección de correo electrónico hablemos@gruponavega.com

- Procedencia: El propio interesado

- Más Información: Podrá acceder a la segunda capa de Información en el siguiente ENLACE

 

Please enter your comment!
Please enter your name here

Acepto la política de privacidad y aviso legal *