William Trubridge acaba de pulverizar el récord del mundo de inmersión en libre

2
211

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=6THuHUHJ-m8[/youtube]

William Trubridge acaba de pulverizar el récord del mundo de inmersión libre, descendiendo a 100 metros bajo el nivel del mar sin más ayuda que de sus brazos y sus piernas. El atleta de Suunto, de 30 años de edad, se sumergió en el mar azul de Dean’sHole, en Long Island (Bahamas), convirtiéndose en el primer buceador que logra bajar hasta un hectómetro de profundidad sin pesos, aletas o cualquier otra ayuda.

Trubridge rompió el récord en su segundo intento del día, después de un mal comienzo. A las once de la mañana procedía a su primera inmersión, pero “entré en el agua e inmediatamente empecé a temblar. Al iniciar la inmersión parte del aire de mis pulmones se fue a mi boca y de allí al estómago. Por una fracción de segundo casi contemplo continuar, pero hubiera sido imprudente y decidí abortar”, explica. Tras un breve descanso, en el segundo intento su cuerpo entró “en piloto automático”, sin apenas recuerdos de su inmersión. Sólo recuerdo que me relajé y que me decía a mí mismo que relajara todos los músculos del cuerpo. Cuando sonó la alarma de profundidad del Suunto (un pequeño aparato que lleva en la muñeca y marca la profundidad exacta a la que ha estado, y que estaba preprogramada para sonar la alarma a 100 metros) cogí la etiqueta y mientras subía a la superficie sólo me decía a mí mismo que recordara el protocolo correctamente para que el intento fuera válido”, cuenta.

La inmersión, llamada Proyect Hector, la hizo en nombre de los delfines héctor, los más pequeños del mundo, típicos de Nueva Zelanda y en grave peligro de extinción.

2 Comentarios

Dejar respuesta