Volvo Ocean Race. Navegando hacia Boston.

0
160
Rio-Boston. Grupo Navega
Foto Volvo Ocean Race

Mientras los Vo70 navegan hacía Boston con la flota recompuesta, menos el equipo ruso que no retomará la competición hasta dentro de un par de etapas con suerte, las noticias y la actualidad rocían los camarotes de la Volvo Ocean Race.

Para empezar, la organización está ya definiendo lo que será la próxima edición de esta regata oceánica. Según su máximo responsable, Knud Frostad, la regata 2011-2012 tendrá menos etapas, se recortará un mes y la inversión de los equipos será menor para poder dar cabida a más barcos.

Una de las prioridades del director general de la VOR es que para la próxima salida, en otoño de 2011, haya equipos franceses, grandes navegantes que se han descolgado de esta competición a favor de regatas oceánicas en solitario, a dos o en multicascos.

Frostad  también anunció: reducción del nº de tripulantes embarcados (de 11 a 10), así como del número de velas utilizadas, en el caso de los monocascos V070 un 40%.

Foto Volvo Ocean Race
Foto Volvo Ocean Race

Por otro lado, la ciudad de salida para esta regata se está barajando entre tres candidatos. Una ya sabemos que es Alicante, que persigue con perseverancia repetir y es más, que la regata haga a esta ciudad, sede permanente del comienzo de la competición. Las otras dos son una incógnita pero leyendo entre líneas, seguro que hay una francesa. 

Lo que sí es seguro es que Brasil va a contar con una embarcación para esta próxima edición, comunicado que se dió en Rio de Janeiro durante la regata In Port que se celebró hace 10 días. Si los telefónica terminarán bien esta étapa, seguro que Pedro Campos se animaría a emprender otra singladura y con ello, seguro que Alicante ganaría puntos sobre sus competidores.

Entrando en materia de esta sexta etapa, el Telefónica Azul ha apostado fuerte diciendo que a partir de ahora empieza su competición. Su barco está mejor diseñado para esta segunda mitad de competición y espera recortar distancias con sus rivales. Por decisión de equipo y propia, Iker Martínez, ha decidido bajarse del barco hasta Boston para recuperarse. Mucha carga para este regatista que no ha parado en mucho tiempo con la preparación olímpica y esta regata oceánica.

En estos momentos el Telefónica Azul sigue enseñando los dientes y se sitúa en primera posición a 11 millas del Ericsson 4.

El que nos sigue sorprendiendo gratamente es Chuny y su equipo, con el Delta Lloyd, que pasito a pasito va demostrando su potencial situandose en tercera posición con su palo recién estrenado.

Donde las cosas no pintan tan bien es en el Telefónica Negro ya que nada más realizar la salida de esta etapa tuvieron que desembarcar a su proa con un fuerte golpe en el pié despues de enrrollarsele la escota del génova en la pierna durante una maniobra. Por suerte, Mike está bien y ya se encuentra realizando ejercicios de rehabilitación para unirse a sus compañeros en la regata costera de Boston.

 

Foto Volvo Ocean Race
Foto Volvo Ocean Race

El que no está tan deacuerdo en el grandísimo regatista argentino Santiago Lange, tripulante del Telefónica Negro, que está siendo suplente desde hace un par de etapas. Según sus palabras “Somos 12 regatistas en la tripulación del Telefónica Negro y a bordo sólo van diez en el barco. Esta vez a mí me tocó estar abajo, es una decisión que tomó (Fernando) Echavarri y la voy a respetar, aunque no la comparto”

La respeta y comenta “Voy a respetar las decisiones que se tomaron y veo muy difícil que vuelva al ‘Telefónica Negro’, pero dejo claro que me gustaría reincorporarme. Las relaciones con el equipo son buenas, y según las conversaciones que tuvimos, si se lesiona alguien o pasa algo, me van a volver a llamar. Por mi parte, tengo muchas ganas de terminar la vuelta, pero esta es la situación hoy, y apoyo en un cien por ciento al equipo”.

No pinta bien para Lange. Yo apoyo a este gran navegante que por su experiencia y capacidad creo que debería estar a bordo de esta embarcación. Mucho me temo que hay divergencias de opinión a bordo de este barco. Ánimo Santi…

Dejar respuesta