Volvo Ocean Race, los problemas del Mapfre

0
167

 Volvo Ocean Race

Las aguas de Singapur han acabado jugando una mala pasada al MAPFRE, que ha caído a la quinta posición a 54,4 millas del líder de la Volvo Ocean Race por las complicaciones con los barcos de pescadores en la zona.

Por su parte Dongfeng Race Team ha sufrido un susto considerable al romperse un cabo del foque pocas horas después de haber conseguido salir indemnes de dicha zona -Estrecho de Malaca y Singapur-, uno de los pasajes más complicados de la vuelta al mundo a vela

“Al final del Estrecho de Malaca la cantidad de pescadores aumentó a casi 2 pesqueros cada 500 metros.[…] Veníamos navegando segundos con Abu Dhabi, Brunel y Alvimedica en nuestra popa. Fuimos los primeros en sufrir estas redes y tener que esquivarlas”, comenzaba su relato esta mañana Fran Vignale, reportero a bordo del barco español. “Obviamente al mismo tiempo alertábamos a los que estaban detrás nuestro básicamente mostrándoles dónde estaba el peligro, pero con la tranquilidad de poder realizar una maniobra anticipada”.

Una situación frustrante, reconoce, que empeoraba conforme avanzaban. “Cada milla que navegábamos más nos metíamos entre los pesqueros, y más maniobras teníamos que realizar para evadirlos. Mientras tanto por afuera Abu Dhabi nos pasaba tranquilamente, igual que Brunel y Alvimedica”.

 Volvo Ocean Race
Aun así. “Intentaremos quedarnos con la flota, y avanzar poco a poco”, acababa Vignale.
En estos momentos a Abu Dhabi, que es segundo, le siguen en este orden Team Alvimedica, Team Brunel y MAPFRE, todos ellos en nueve millas de distancia

Por su parte, el incidente del Dongfeng sucedió cuando el barco chino patroneado por el bretón Charles Caudrelier se encontraba a 945 millas de la meta, la ciudad de Sanya, en China. 

Uno de los cabos del J1, vela de proa usada para navegar en ceñida, se rompió de repente y liberó los 132 metros cuadrados de trapo, que comenzaron a flamear descontrolados. En aproximadamente 30 minutos, sin embargo, Kevin Escoffier, el tripulante que ha asumido hasta ahora la reparación de la mayor parte de roturas, consiguió volver a izar el J1 tras realizar un apaño temporal, y con la ayuda de Eric Péron. El astillero de Volvo Ocean Race ha enviado al barco de bandera china instrucciones para sustituir totalmente el cabo por uno nuevo. 

Los líderes de la Volvo Ocean Race han perdido una veintena de millas respecto al pelotón que les sigue, pero aun así la ventaja sobre el segundo clasificado, Abu Dhabi Ocean Racing, con el gallego Chuny Bermúdez a bordo, es todavía de 45,5 millas. Si consiguieran llegar a meta en primer lugar, esto supondría un doble hito para el equipo: por un lado, Sanya es su base, y por otro, sería la primera victoria de un barco de bandera china en los 41 años de historia de la Volvo Ocean Race. Además, les pondría primeros en la clasificación general. 

Dejar respuesta