Volvo Ocean Race, el Mapfre ayer sorprendía optando por el Este

0
408

Volvo Ocean Race

Finalmente la tormenta que esperaba la flota de la Volvo Ocean Race, ha sido una baja tropical, no un ciclón. En el barco español respiran tranquilos tras una noche fantástica de navegación de popa y planeadas sobre las olas. Es el último tirón mojado antes del Ecuador, donde subirán las temperaturas y bajará el viento.

 Por otro lado las malas noticias del Team Vestas se han suavizado un poco. La tripulación ha sido rescatada en la madrugada de ayer domingo después de que su barco embarrancara en un arrecife en el océano Indico y tuvieran que abandonarlo.

 Durante varias horas la tripulación estuvo a bordo del barco mientras éste era fuertemente golpeado por el oleaje, inmovilizado en el arrecife, con su proa mirando al océano. Las palas del timón han resultado rotas y una vía de agua inundó la popa que fue sellada gracias a los mamparos que así lo permiten. 

Vplvo Ocean Race

 Su navegante Will Oxley (AUS) envió el siguiente informe sobre Team Vestas Wind: “Todos están bien a bordo, aunque emocionalmente abatidos por lo que ha pasado. Estamos contentos de haberles podido ayudar y de que la tripulación se encuentre bien, y esperamos poder tomarnos una cerveza con ellos cuanto antes”.

 Volviendo al Mapfre, las últimas 24 horas de la etapa de la Volvo Ocean Race, han sido de lo más movidas. Tácticamente ha sorprendido la decisión del “MAPFRE” de irse en solitario hacia el Este, frente a “Abu Dhabi”, “Brunel” y “Dongfeng” que han seguido rumbo Norte. Una apuesta arriesgada, por el hecho de soltar a la flota y porque supone recorrer más millas, “eso sí, con más viento”, matiza el patrón Iker Martínez. A pesar de la esperada pérdida inicial de millas sobre el resto de barcos –“Abu Dhabi” es el nuevo líder y “MAPFRE” pasa a ser cuarto-, a bordo del barco español esperan comprobar en aproximadamente unos cuatro días quién se lleva el gato al agua en esta etapa de la Volvo Ocean Race.

Desde primera hora de la mañana navega con vientos superiores a los del resto de la flota de la Volvo Ocean Race, lo que le permite colocarse como el más rápido a las 14:00, hora española. En palabras de Jean Luc Nélias: “El resultado vendrá en ocho ó nueve días”. El objetivo de la tripulación española ahora es “intentar progresar hacia los Doldrums del Norte, con el viento que podamos coger.

Volvo Ocean Race

El viento en realidad es bastante diferente a lo que dicen los modelos meteorológicos, así que es una elección basada un poco en la climatología, intentando cruzar los Doldrums por la parte del Este e intentando mantener lo que podamos la distancia lateral que tenemos con los demás de la flota de la Volvo Ocean Race” afirmaba Nélias. La clave para lograrlo, según el navegante del “MAPFRE” es “seguir empujando el barco con el viento ligero y usar cada nube para progresar lo que podamos en la manera que queremos”.

 A punto de superar la isla de Madagascar la noche no ha sido fácil para nadie en la Volvo Ocean Race. Las calmas han hecho mella en la flota ya que en estos casos “es importante mantener la tranquilidad, estar enfocados en navegar y tener la mente ocupada. Las calmas son difíciles a nivel deportivo y mental. Son desesperantes, pero así y todo son muy interesantes” comentaba Fran Vignale.

Dejar respuesta