Volvo Ocean Race 2012. El equipo del “Telefonica”, a pesar de todo no pierden el buen humor

0
134

A bordo del “Telefónica” tienen claro cuál es su objetivo a corto plazo: ganar Sur para afrontar la zona de calmas previa al tren de borrascas que llevará a la flota hacia el mítico Cabo de Hornos. En esta situación, y con la organización controlando constantemente los icebergs para modificar la zona de exclusión de hielo siempre que es necesario, el barco español liderado por Iker Martínez se mantiene líder.

 De momento, y según el parte de las 11:00 hora española, el equipo español sigue líder seguido del “Groupama” francés y del “Puma” estadounidense ; lo cierto es que si se calculan las distancias Norte-Sur, la clave ahora, el “Telefónica” logra una ventaja de 26 millas aproximadamente,.

 Y mientras el “Telefónica” sigue líder con la proa apuntando al Sur, la organización de la Volvo Ocean Race sigue monitorizando los icebergs que aparecen en el camino de la flota, razón por la cual la zona de exclusión de hielo cambia en cuestión de horas y, con ello, la clasificación.

Navegando en la latitud 42º Sur, en los “40 Rugientes”, las condiciones son más favorables que las vividas durante las jornadas iniciales de la quinta etapa de la Volvo Ocean Race ya que “tuvimos viento fuerte de ceñida el primer día y la primera noche, pero luego el viento fue rolando y poco a poco todos pudimos empezar a correr más” recordaba el patrón del “Telefónica” para, a continuación, añadir: “Las últimas 24 horas han sido rápidas, pero lo mejor ha sido el cambio en las olas, que ya no nos zarandean como al principio”.

 Pero el temido Pacífico Sur está mostrándose más benevolente que en otras ocasiones, al menos de momento ya que “la temperatura del agua esta a 18º C. Todo un lujo” recalaba Iker que sabe a ciencia cierta que la situación cambiará radicalmente de un momento a otro, a medida que el “Telefónica” siga bajando a latitudes desconocidas: “El agua fría es, sin duda, lo más duro de esta etapa y está por llegar, pero creo que nos va a dar tiempo para recuperarnos de la paliza del principio antes de que esto ocurra”.

Y es que a bordo del “Telefónica” nadie olvida cómo han sido las primeras jornadas de competición. Para Pepe Ribes éstas han sido “lo que nos habían avisado: 20 a 35 nudos de ceñida durante 24 horas con varias viradas por el medio. La verdad es que ha sido durillo, pero corto”.

Por su parte, Iker Martínez confirmaba que no toda la tripulación lo había pasado tan bien como el alicantino: “Lo que hemos pasado es lo peor para el cuerpo. Empezar la etapa directamente con viento fuerte de ceñida… al cuerpo le cuesta acostumbrarse, casi nadie puede comer y algunos, los más afectados se marean y vomitan, quedando destrozados por unas horas o días”.

Como era de esperar, los españoles no han perdido ni un poco de humor aún a pesar de las dificultades vividas y ya han desarrollado un lenguaje propio que Iker explicaba: “Definición a bordo: dícese ‘trozo de carne’ y no persona a aquel tripulante que se encuentra mareado o muy débil por cualquier circunstancia. Por muchas millas que tengamos, todos hemos pasado por esos momentos de sufrimiento en silencio. En las últimas horas hemos recuperado a varios tripulantes que ya son más personas que ‘trozos de carne’, así que poco a poco llega la normalidad”.

 Diego Fructuoso, que en cuestión de días afrontará su primer paso por Cabo de Hornos, explicaba que a bordo la situación fue complicada y el parte guerra deja una litera rota y una cocina destrozada: “Salimos de Auckland el domingo y desde que anocheció hasta esta misma mañana hemos tenido condiciones realmente duras. Para que os hagáis una idea: hemos roto una litera y la cocina se cayó entera al suelo. No ha pasado nada, sólo que al caer, después del salto, se rompió. Xabi está perfectamente. En la cocina tenemos dos telas colgadas donde ponemos platos, cereales, pasta de dientes… Bueno, pues también se rompieron y apareció todo en el suelo”. Han sido, como confirmaba el cartagenero: “24 horas en el infierno” y según él mismo lo que queda por delante “va a ser duro, muy duro”.

Aún a pesar de las difíciles condiciones, a bordo del “Telefónica” el buen humor no decae y antes de llegar a la zona de transición Iker bromeaba al comentar : “Tal vez llegue el momento también de quitarse las botas de agua, aunque sea por unas horas. Desde que me puse las botas en el puerto, con el barco atracado, no me las he quitado; síntoma de que estás haciendo millas, que al final es lo que cuenta”.

 Eso sí, en cuanto el “Telefónica” coja las borrascas del Sur habrá que volver a ponérselas ya que Cabo de Hornos es el objetivo. “Un ‘trozo de carne’ le dice a otro en un momento duro: ‘Y todo esto para poder mear por barlovento…’. La tradición dice que aquellos que pasan por Cabo de Hornos pueden hacer pis por barlovento, cosa que es algo complicada si no quieres empaparte, pero es parte de la tradición, como lo del pendiente” concluía el patrón del equipo español.

CLASIFICACIÓN PROVISIONAL ETAPA 5

AUCKLAND (NUEVA ZELANDA) – ITAJAÍ (BRASIL): 6.705 millas

Día 3 – 11:00 hora española – 20 de marzo de 2012

 

1. Team Telefónica (Iker Martínez), a 6.100,3 millas de la llegada

2. Groupama sailing team (Franck Cammas), +1,9 millas

3. Puma Ocean Racing (Ken Read), +5,7 millas

4. Camper with Emirates Team New Zealand (Chris Nicholson), +13,8 millas

5. Team Sanya (Mike Sanderson), +40,3 millas

6. Abu Dhabi Ocean Racing (Ian Walker), +414,8 millas

 

Dejar respuesta