Volvo Ocean Race 2011-12. Hay que poner a punto las maquinas par la 4ª Etapa

0
135

El recorrido de la Etapa 3 ha sido un calvario para tripulaciones y embarcaciones. Todos los equipos han reportado incidentes, desde colisiones contra troncos, árboles u objetos no identificados, hasta desagradables encontronazos con redes de pesca. Nada más cruzar la línea de llegada en Sanya, las tripulaciones han pasado la lista de reparaciones a sus equipos de tierra, que además de arreglar, tienen que revisar por completo, realizar el mantenimiento e incluso introducir algunos cambios para mejorar el rendimiento de sus barcos.

Team Telefónica fue el primero en llegar a tierra, y su equipo de tierra no tardó en ponerse manos a la obra. Horacio Carabelli, director técnico del equipo, destaca las consecuencias generadas la rotura del tensor del botalón que por suerte no afectó a la estructura del botalón en sí. “La tripulación hizo un gran trabajo y resolvió el problema, que podría haber sido bastante crítico ya que podría haber conducido a la rotura del botalón, y eso hubiese costado la etapa” dijo. Por otro lado los veleros trabajan para reparar velas dañadas y confeccionar otras nuevas. De acuerdo con el coordinador de velas Stew Gray, el J1 que cayó al agua al término del sprint entre Abu Dhabi y Sharjah es el que más trabajo ha requerido, mientras el código cero dañado en el inicio del segundo tramo ha sido sustituido por una vela nueva. Hay que revisar también la parte de quilla, hidráulica, y se pasa ultrasonidos a toda la estructura. El barco regresará al agua, listo para navegar, el día 12 ó 13”, concluye Carabelli.

Guy Endean, miembro del equipo de tierra de CAMPER con Emirates Team New Zealand, informa de que los trabajos en su barco no incluyen ninguna sorpresa. Han desmontado el palo y prácticamente todas las piezas móviles del barco para dar cumplido repaso y mantenimiento general, y el casco recibirá un repaso de pintura. Así que realizamos unas pequeñas reparaciones cosméticas para devolver el barco a su estado original.

“Realizas 100 pequeños trabajos y consigues 100 pequeñas mejoras, todo suma”, destaca el director técnico de Groupama sailing team, Ben Wright. Su equipo busca cualquier detalle que pueda incrementar, aunque sea mínimamente, el rendimiento de su barco. En las 3.051 millas náuticas entre Malé y Sanya, sólo 20 millas los separaron del ganador Team Telefónica, y ante semejante igualdad, cualquier matiz cuenta.

En la base de PUMA Ocean Racing powered by BERG, el equipo de tierra se centra en reparar la quilla y las orzas de deriva dañadas por un árbol y una red en el Estrecho de Malaca. Tres muescas aparecidas en la quilla son las que más trabajo están dando, como indica el miembro más veterano del equipo, Murray McDonell: Es muy importante que la superficie quede completamente lisa, porque el más mínimo relieve ralentiza la velocidad del barco”.

La próxima cita en el calendario de competición de la flota es la regata in-port del 18 de febrero. Al día siguiente, el 19 de febrero, iniciarán la Etapa 4, de 5.220 millas náuticas hasta Auckland, Nueva Zelanda.

Dejar respuesta