VII Puig Vela Clàssica, Moonbeam, Samurai, Peter y Marigold, primeros líderes

0
228

VII Puig Vela Clàssica

El Puerto Olímpico de Barcelona ha sido el telón de fondo de la primera jornada de la VII Puig Vela Clàssica.

Un viento excelente ha acompañado durante toda la prueba y los veleros del VII Puig Vela Clàssica, han navegado muy cercanos a la costa, de manera que el público ha podido disfrutar de una impresionante puesta en escena con cuarenta barcos de cinco países y más de 600 tripulantes surcando el litoral barcelonés.

Este primer día ha coincido con la jornada de descanso del Campeonato Mundial Puig 12mR World Championship, que se reanudará hoy viernes, lo que conllevará que esta y VII Puig Vela Clàssica, coincidan en el mar, ofreciendo un espectáculo único nunca visto en la costa barcelonesa: una semana excepcional que reúne a la élite mundial de barcos clásicos, verdaderas joyas náuticas que convertirán Barcelona en un museo flotante de extraordinaria belleza.

Las flotas de Big Boats, Época y Clásicos han disputado su primera prueba y el viento, un Garbí con mayúsculas, ha propiciado unas condiciones insuperables en la primera jornada del VII Puig Vela Clàssica, con una intensidad de 17 a 20 nudos y muy leve marejadilla.

VII Puig Vela Clàssica

 El Moonbeam IV ha podido defender su rating frente al Eleonora y Mariquita, quienes le precedieron en la línea de llegada del VII Puig Vela Clàssica, pero tras aplicar la compensación de tiempos reglamentaria se ha llevado el primer parcial de los Big Boats. Su “hermano pequeño” y benjamín de la clase, Moonbeam III, le ha secundado, mientras el Mariquita era tercero y el Eleonora, que compite por vez primera en la VII Puig Vela Clàssica Barcelona, ha sido cuarto. Cabe destacar que el Rosalind no ha finalizado el recorrido, que con seis tramos tenía una distancia de 19,4 millas náuticas.

Los Clásicos son de nuevo la clase más numerosa, reuniendo 20 embarcaciones. El italiano Samurai se ha impuesto con autoridad, aventajando en dos minutos y trece segundos al francés Emeraude tras la compensación de tiempos. La segunda posición en el VII Puig Vela Clàssica, ha resultado muy disputada, pues el alemán Samarkand quedaba a sólo tres segundos del Emeraude. Otro terceto, formado por los Argos, Alba y Outlaw, se clasificaban por este orden, metidos en un estrecho margen de 23 segundos, tras más de dos horas de competición para completar las 13,46 millas de distancia, repartidas en cinco tramos.

El Época Marconi Peter de Claudio Melli, vencedor de las ediciones 2011 y 2013, ha mostrado sus intenciones de lograr el triplete en la VII Puig Vela Clàssica Barcelona. Navegando sin errores y exprimiendo todo el potencial de este diseño Jarl Lindblom del año 39, el Peter ha sacado 6:45 minutos al mallorquín Sonata, que ha sabido controlar a otro bicampeón (2009 y 2010) de este trofeo, el británico Blue Peter.

Entre los barcos de la categoría Época Cangreja, ha habido un ajustado triunfo del Marigold sobre el Kelpie of Falmouth, separados por 28 segundos. El Malabar X ha completado el podio del día al superar al Marigan y al Gipsy.

VII Puig Vela Clàssica

 La impresionante categoría Big Boats – barcos de Época y Clásicos con eslora a partir de 25 metros- que alberga a los ya tradicionales Moonbeam III (25 metros) Moonbeam IV (29 metros) o Mariquita (29 metros) acoge por primera vez a un verdadero “mastodonte” de la vela clásica: el Eleonora. Esta majestuosa embarcación supera en casi 20 metros a Mariette of 1915 (33 metros), el velero de mayor eslora que había pasado por la VII Puig Vela Clàssica hasta el momento.

 Este barco británico de 50 metros es una réplica exacta de uno de las embarcaciones más famosas en el mundo de las regatas, el Westward, construido en 1910 y diseñado por Nathanael Greene Herreshoff, conocido como `El mago de Bristol´, tras haber construido numerosos challengers para la Copa  América.

 Eleonora fue construido en el astillero de Van der Graaf en Holanda y botado en el año 2000. Desde entonces, ha participado con éxito en regatas de vela clásica. Gracias a la VII Puig Vela Clàssica Barcelona, el público podrá divisar por primera vez esta impresionante embarcación, que tiene la misma longitud que una piscina olímpica.

 

Dejar respuesta