Vendee Globe 2013. Para escapar de los icebergs, los dos líderes, han optado por cruzar entre la isla de los Estados y la Tierra de Fuego

1
191

A las 5:10 h. de ayer por la mañana, Alessandro Di Benedetto (Team Plastique) ha entrado en el Pacífico. Los trece IMOCA de la Vendée Globe evolucionan  en el mismo océano. Pero no por mucho tiempo. Al final de la tarde , François Gabart (Macif) y Armel Le Cléac’h (Banque Populaire) doblaron el cabo mítico e iniciarán la subida de Atlántico. Mientras que en la conexión de ayer se notaban las ganas de superar la longitud del cabo más al sur del recorrido, los patrones no ocultaban su estrés. Con grandes trozos de hielo rondando en torno a Hornos, tuvieron que sufrir una vigilancia permanente. Tras 52 días en el mar, los marinos deberán estar especialmente concentrados. François Gabart (Macif), en cabeza de la flota, abrio el camino. Ayer por la mañana, se encontraba a más de 25 millas de Armel Le Cléac’h (Banque Populaire). Tratándose de su primer Hornos, François lo quería para él solito. Ambos líderes navegaban a más de 18 nudos de media, lo que les permitía recorrer en 24 horas 450 millas para François, 439 millas para Armel. Les quedaban solo 200 millas por recorrer hasta el cabo de Hornos. Es decir, a un tiro de piedra.

Para escapar de los icebergs, los dos líderes, que doblaron ayer el cabo de Hornos con 1h15 de diferencia, han optado por cruzar el estrecho de Le Maire. Entre la isla de los Estados y la Tierra de Fuego, François Gabart (MACIF) y Armel Le Cléac’h (Banque Populaire) han realizado una serie de trasluchadas durante la noche en ese pasillo de 16 millas de anchura. Detrás, Jean-Pierre Dick (Virbac Paprec 3) debería doblar el cabo de Hornos en unas 20 horas. Sus perseguidores, empujados por un viento fuerte, solo tienen una consigna: acercarse lo más rápidamente posible al mítico cabo.

“Cuando hayamos pasado todos esos pedazos de hielo, dentro de algo menos de 150 millas, será una liberación”, confesaba anoche Armel le Cléac’h (Banque Populaire) durante su paso por el cabo de Hornos a las 20h35 (hora española). Los dos patrones de cabeza han vivido esta noche una mezcla de alegría y de estrés: doblar el cabo que significa regreso a casa, y navegar en un lugar difícil con el añadido suplementario de una invasión de hielos flotantes. Los dos han optado por el estrecho de Le Maire, en lugar de seguir hacia el este. Esta opción les permite evitar los hielos flotantes, a la deriva al este del cabo de Hornos y al sur de la isla de los Estados.

Noche en blanco y movida para los dos navegantes cabo-horneros, que han tenido que efectuar varias trasluchadas. Cuando se piensa en que hay que cambiar todos los pesos de lado, maniobrar en cubierta, amollar escotas y burdas, cazar escotas y burdas, solo y sin visibilidad, cada cambio de amura es un trabajo de titanes. Hacer varios en unas pocas horas supone un esfuerzo impresionante. Esta mañana, ya están cerca de la salida del estrecho. Es la hora de aplicar la primera decisión estratégica de la subida del Atlántico Sur: ¿Seguir hacia el Norte, dejando las Malvinas por estribor? ¿O poner más Este en la ruta, para dejar ese archipiélago por babor? Entre una depresión y un anticiclón, habrá que encontrar un paso. La regata entre los dos jóvenes navegantes, actualmente separados por 12 millas, levantará pasiones.

El Virbac Paprec 3 se aproxima a la longitud del cabo de Hornos, que debería alcanzar dentro de unas 20 horas. Navegando esta madrugada a 17 nudos (clasificación de las 5), Jean-Pierre Dick se encuentra a 440 millas de los barcos de cabeza. Como dice el patrón de Niza, “todas las posibilidades están abiertas durante la subida del Atlántico, la regata no está terminada”. En su estela, a 420 millas de su popa, Alex Thomson (Hugo Boss) aprieta el acelerador a fondo, empujado por un viento de 30 nudos. El patrón inglés ha registrado la mejor singladura de las últimas 24 horas: 457,4 millas. Hornos está a 776 millas de su proa y el británico debería doblarlo dentro de dos días. Jean Le Cam (Synerciel) apunta a la puerta del Pacífico Este, que tiene a 475 millas. Navega en un buen flujo de sudoeste de 25 nudos. Debería franquear la puerta cuando Jean-Pierre Dick doble el cabo de Hornos.

Detrás, se está reagrupando un nuevo trío: Mike Golding (Gamesa) aventaja a Dominique Wavre (Mirabaud) por 90 millas, mientras el suizo tiene una ventaja de apenas 50 millas sobre Javier Sansó (ACCIONA 100% EcoPowered). Golding parece tener esta mañana un poco más de viento que sus inmediatos perseguidores.

Bertrand de Broc (Votre Nom autour du Monde avec EDM Projets) navega a buena velocidad con un viento de noroeste de 25 nudos. Su deseo de Año Nuevo se ha cumplido: el anticiclón lo ha dejado pasar tras la puerta de Nueva Zelanda. Tanguy de Lamotte (Initiatives Coeur), en cambio, no está para celebraciones. “Esta mañana, a bordo del Initiatives, no hay viento; cero, nada… ¡O sea que no avanzamos! Estoy pegado al antimeridiano. Estoy diametralmente en la otra punta de la Tierra; si agujereáis un túnel bajo vuestros pies que pase por el centro de la Tierra, no saldríais lejos de mi barco. ¡Traed un buen gorro, que aquí hace frío!” Pillado en el anticiclón, Tanguy de Lamotte registra una media de 8 nudos en las últimas 24 horas.

1 Comentario

  1. Vendee Globe 2013. Para escapar de los icebergs, los dos líderes, han optado por cruzar entre la isla de los Estados y la Tierra de Fuego | Nautical News Today by Grupo Navega | Nautical News Today "Express" | Scoop.it

    […] A las 5:10 h. de ayer por la mañana, Alessandro Di Benedetto (Team Plastique) ha entrado en el Pacífico. Los trece IMOCA de la Vendée Globe evolucionan en el mismo océano. Pero no por mucho tiempo.  […]

Dejar respuesta