Ultimos preparativos para la tradicional regata navideña de la Rolex Sidney Hobart

1
179

La Rolex Sydney Hobart Yacht Race reunirá a 88 tripulaciones frente a la línea de salida de su 67ª edición el próximo lunes, 26 de diciembre. Los equipos ultiman sus preparativos en el puerto australiano de Sidney y vigilan con especial interés los partes meteorológicos para tratar de anticipar qué les espera este año en el recorrido de 628 millas náuticas hasta Hobart, en Tasmania. La última previsión disponible indica condiciones complicadas y variadas para la flota, pero al menos parece que no serán extremas en ningún punto del recorrido.

De acuerdo con Rob Webb, director regional del Australian Government Bureau of Meteorology, el viento soplará de 15-20 nudos de componente norte en el momento de la salida, el próximo lunes a las 13:00h (hora local, 03:00h de la madrugada en la España peninsular). Este escenario ayudará a la flota en el inicio de su ruta hacia el sur, aunque lo hará brevemente. Ese mismo día, en el extremo superior del Estrecho de Bass soplarán vientos de sur-suroeste que remontarán la costa de Nueva Gales del Sur. Dos días más tarde, la meteorología entre el Estrecho de Bass y la costa este de Tasmania se convertirá en una lotería, con brisas suaves en todo el recorrido hasta que una zona de altas presiones se mueva hacia el oeste más entrada la semana.

Wild Oats XI, a por su sexta

En las apuestas para la victoria en tiempo real suena con fuerza el nombre del maxi de 100 pies Wild Oats XI (AUS) de Bob Oatley, primero en cruzar la línea de meta en cinco de las últimas seis ediciones y poseedor del triplete de 2005 (victoria en tiempo real, compensado y récord). El armador australiano optimizó su barco para esta edición, en la que esperaba la dura competencia del Rambler 100 (USA) de George David, que finalmente no ha podido participar por la pérdida de su quilla en la Rolex Fastnet Race del pasado mes de agosto. Wild Oats XI estrena doble orza de deriva, nueva quilla con mayor ángulo de canteo, y mayor superficie vélica, pero semejante evolución tal vez le sirva de poco dada la previsión meteorológica. El táctico del equipo, Ian Murray, ya da por perdida la posibilidad de batir su récord de 18 horas y 40 minutos logrado en 2005.

Stan Honey, navegante del maxi de 100 pies Investec Loyal (AUS) de Anthony Bell, también ve pocas oportunidades para los grandes esloras, al menos en la primera mitad del recorrido: “Si tuviéramos mucho viento o brisas muy ligeras tendríamos opciones. La segunda mitad del recorrido parece que será en ceñida, y podría favorecernos, pero aún así necesitamos suerte”.

Parte favorable para los medias esloras

Los pronósticos hablan de que los más favorecidos con el escenario meteorológico previsto serán los barcos con esloras medias, de 40-60 pies. En el extremo superior de esta horquilla destaca el Reichel Pugh 63 Loki (AUS) de Stephen Ainsworth, uno de los barcos australianos con mayor palmarés de esta flota. También parten con opciones las ocho unidades de 52 pies, incluyendo cinco TP52. Entre ellos, uno de los de mayor éxito es el Ragamuffin (AUS), antiguo Pegasus/Morning Light, armado por Syd Fischer. A sus 84 años de edad, el australiano compite en la que será su edición número 43 de la Rolex Sydney Hobart, incluyendo la victoria de 1992, y sabe que la fiabilidad de los partes meteorológicos es relativa en esta regata. “Lo creeré cuando lo vea; no me fío de las previsiones, y la meteorología aquí es muy volátil”, apunta cuando se le comenta que el parte favorece teóricamente a barcos como el suyo.

A pesar de contar con un barco ligeramente más pequeño, Chris Bull, armador y patrón del Cookson 50 Jazz (AUS), indica que el hándicap le favorece frente a los TP52 en pruebas oceánicas. “Preferiríamos que hubiera viento tanto en ceñida como en popa, pero definitivamente necesitamos en ceñida. Hace un par de días pintaba bien, pero lamentablemente el parte ha cambiado un poco en términos de intensidad de viento. No está mal, pero fue mejor el año pasado”.

Tras una intensa temporada en la que ha competido en las Atlantic Ocean Racing Series, incluyendo regatas en el Caribe, la costa este de Estados Unidos, una prueba trasatlántica y la Rolex Fastnet Race, Bull todavía considera a la Rolex Sydney Hobart como la más dura de las clásicas de 600 millas: “Las condiciones suelen ser más duras, estás en el Océano Sur, generalmente cuentas con vientos más duros en algún momento de cada edición, y no es siempre así en las demás. El agua está más fría que en las demás. Diría que no hay regata de menos de 2.000 millas que sea tan dura como ésta”, reflexiona el armador australiano.

En el extremo opuesto de los medias esloras se encuentra un barco recién estrenado: el nuevo Ker 40 AFR Midnight Rambler (AUS), de Ed Psaltis, Bob Thomas y Michael Bencsik, que se muestran muy contentos con su barco. “Es bastante inusual tener un barco que es fuerte en todos los rumbos”, destaca Psaltis. “Es bastante radical, y para nosotros será una regata brutal, con mucho agua en cubierta. Pero si vas rápido, la incomodidad es más tolerable”. La tripulación comenzó a navegar el pasado mes de septiembre, por lo que se encuentra en plena curva de aprendizaje. “El primer día y medio parece favorable para nosotros, pero la costa de Tasmania es una lotería. El parte de hoy es distinto al de ayer y volverá a cambiar mañana”.

Otro barco a tener en cuenta es el X-43 L’Ange de Milon (FRA) de Jacques Pelletier, que cuenta a bordo con especialistas de navegación oceánica como Nicolas Lunven, ganador de La Solitaire du Figaro 2009, que se estrena en la Rolex Sydney Hobart. “El barco va especialmente bien en condiciones de mucho viento en ceñida, que no es precisamente lo mejor para la tripulación”, destaca el francés.

Jóvenes, aunque sobradamente preparados

Entre los barcos de menor eslora, habrá muchas miradas puestas en el Sydney 38 Ella Bache (AUS) patroneado por Jessica Watson, conocida por haber completado la circunnavegación hace dos años a la edad de 16 años. Jessica lidera una tripulación de jóvenes promesas entre las que también destaca el británico Michael Perham, de 19 años de edad, quien dio la vuelta al mundo en solitario con sólo 17 años. “Nunca he participado en la Rolex Sydney Hobart, pero como navegante la he estudiado mucho, especialmente los modelos meteorológicos y las corrientes, que son factores determinantes para barcos pequeños como el nuestro”, comenta Perham.

La 67ª Rolex Sydney Hobart comienza desde Sydney Harbour (Sidney, Australia) a las 13:00h (hora local, 03:00h de la madrugada en la España peninsular) del próximo lunes, 26 de diciembre.

1 Comentario

  1. […] Ultimos preparativos para la tradicional regata navideña de la Rolex Sidney Hobart La Rolex Sydney Hobart Yacht Race reunirá a 88 tripulaciones frente a la línea de salida de su 67ª edición el próximo lunes, 26 de diciembre. Los equipos ultiman sus preparativos en el puerto australiano de Sidney y vigilan con especial interés los partes meteorológicos para tratar de anticipar qué les espera este año en […] […]

Dejar respuesta