Ultimas millas de la Sydney Hobart 2009

0
241

sydney-hobart-2009

Cumplida la segunda jornada de la 65ª Rolex Sydney Hobart Race, el líder “Alfa Romeo” de Neville Crichton recorre sus últimas millas antes de cruzar la línea de llegada en Hobart como previsible ganador en tiempo real. El Maxi neozelandés aventajaba a primera hora de esta madrugada a su inmediato perseguidor, el “Wild Oats XI”, por 17 millas náuticas a falta de apenas 20 millas para completar las 628 de que consta el recorrido. El “Charisma” de Alejandro Pérez Calzada, primer barco español en la historia de la regata, ya ha superado el ecuador de la prueba, y se encuentra a 270 millas de Hobart en el momento de redactar esta información.

A pesar de que las condiciones no han sido fáciles, con la constante amenaza de pozos de viento, “Alfa Romeo” ha conservado el liderato que alcazaba en Sydney Heads, apenas unas pocas millas después de iniciar la prueba el pasado sábado. No obstante, el Maxi de Neville Crichton ha visto cómo le ganaba terreno el “Wild Oats XI”, que tras superar al “ICAP Leopard” de Mike Slade, reducía la ventaja del líder, que llegó a superar las 30 millas en algún momento. Los tres colosos han abierto una brecha de 80 millas con el grupo perseguidor, después de salir antes que el resto de la zona de calmas y vientos ligeros creada por un sistema de alta presión en el Estrecho de Bass.

“ICAP Leopard”, el más pesado de los tres Maxi, fue también el que más sufrió, viendo reducida su velocidad hasta poco más de un nudo, momento que aprovechaba “Wild Oats XI” para superarlo y acercarse a “Alfa Romeo”.

A pesar de su ventaja, Neville Crichton reconocía anoche que no da la regata por ganada: “Todavía nos queda mucha regata, porque estamos a 30 millas de la Isla de Tasmania, con otras 40 millas de río Derwent, y el parte indica 20-30 nudos de morro, así que cualquier cosa puede ocurrir”.

El meteorólogo náutico más respetado de Australia, Roger Badham, anuncia la posibilidad de una encalmada total ya dentro del río Derwent, que afectará a las 11 últimas millas náuticas.

Por su parte, Iain Murray, táctico del “Wild Oats XI”, indicaba que todavía existen posibilidades de alcanzar al líder después de rodear Tasmania. “Navegar hacia la noche es un momento delicado del día. Ahora tenemos un viento del noreste, pero sabemos que nos espera un sureste al pasar la esquina, así que nos encontraremos con una zona de transición. Va a ser un desafío mantener el avance del barco en todo momento, obviamente con mucha maniobra y cambios de velas. Eso te hace permanecer alerta”.

A las 18:00h -hora local de Tasmania, 8:00 de la mañana en España-, “Alfa Romeo” navegaba a sólo cinco millas de Tasmania, 17 por delante de su rival y avanzando a 12,4 nudos de velocidad por 11,9 del “Wild Oats XI”, que a su vez navegaba seis millas por delante de “ICAP Leopard”.

El grupo perseguidor, formado por unidades de 50-70 pies, ya ha logrado salir de la zona de encalmada, y avanza a buen ritmo en un viento del noroeste que ha alcanzado los 15-20 nudos frente a Flinders Island y 20-25 frente a Eddystone Point, en el extremo noreste de Tasmania. En las últimas millas del Estrecho de Bass alcanzaban velocidades de 15-17 nudos. Precisamente un barco de este grupo, el Judel/Vrolijk 72 británico “Ran” de Niklas Zennstrom, asaltaba en las últimas horas el liderato en IRC, seguido por el Reichel/Pugh 55 “Yendys” de Geoff Ross, el TP52 “Shogun” de Rob Hanna, el Reichel/Pugh 63 “Loki” de Stephen Ainsworth y el Farr 55 “Living Doll” de Michael Hiatt. “Alfa Romeo”, que hasta la pasada noche lideraba la clasificación en compensado, ha caído a la posición 16ª.

Durante buena parte de la jornada, los barcos de menor eslora en la cola del pelotón permanecía navegando lentamente en la zona de encalmadas del Estrecho de Bass. Anoche, “Love & War”, el Sparkman & Stephens 47 de 1970 que ya ganó la Tattersall’s Cup en IRC de la Rolex Sydney Hobart Race 2006 -una edición de vientos duros-, avanzaba a sólo 3,8 nudos en la 72ª posición de compensado IRC.

Charisma lucha por la victoria en IRC División 3
Esta mañana, y cumplidas 55 horas de regata, el “Charisma” de Alejandro Pérez Calzada ocupaba la posición 37ª en la flota de 95 barcos que permanecen en competición. En la clasificación de compensado IRC es 21º, mientras en IRC División 3 es tercero, en una intensa pugna con el “Patrice Six” y el “Imagination” por la victoria final en esta clase.

A la hora de redactar esta información, el barco del Real Club Náutico de Barcelona avanza a 9,2 nudos de velocidad, con 262 millas por delante hasta cruzar la línea de llegada.

Alejandro Pérez Calzada, armador y navegante del barco español, resumía anoche desde su Sparkman & Stephens 57 de 1970 cómo han sido las primeras horas de navegación en su primera Rolex Sydney Hobart: “Durante la salida se nos rompió la carrilera del tangón, lo que nos obligó a una reparación de urgencia. Posteriormente, y con viento duro de 25 nudos y ola bastante incómoda, tomamos la decisión táctica de ir a mar, siendo uno de los barcos más alejados de la costa, lo que nos permitía cobrar muy buenos dividendos y meternos en la pelea por las primeras posiciones en todas las categorías en que participamos: IRC, ORR, e IRC División 3”.

“El ambiente a bordo es excepcional -continuaba Calzada-, y recientemente hemos avistado ballenas, que es algo siempre muy agradable. Como anécdota, estamos pensando a quién podemos vender los muchos kilos de arroz hervido que en previsión de mal tiempo habíamos cocinado”, bromeaba el armador cordobés.

A bordo del barco español navega un tripulante que conoce muy bien esta regata después de haber participado en 14 ocasiones, el australiano Frank Sticovich, que recuerda que “esta la primera edición desde 1982 que esta regata ha comenzado con spinnaker”. El veterano regatista analiza cómo ha sido la primera mitad de la regata para “Charisma”: “Realizamos una muy buena salida, por delante de varios TP52, y optamos por alejarnos de la costa porque el cambio de viento llegará del sureste, y creo que nuestra posición es mejor para recibir este cambio. Estamos haciendo nuestra regata, pero vigilando dónde van algunos rivales, especialmente un barco de la misma edad y diseño que el nuestro, y que ya ganado esta regata en tres ocasiones”.

Mientras Pérez Calzada calcula que “Charisma” llegará a Hobart a lo largo del día 30, Sticovich se muestra más optimista: “Yo creo que llegaremos en la noche del 29”.

Tras sufrir cinco abandonos, la flota de participantes que en este momento avanza hacia Hobart está formada por 95 unidades provenientes de Estados Unidos, Reino Unido, Nueva Zelanda, Holanda, Nueva Caledonia, Australia y España.

Dejar respuesta