Ultimas horas del Team Telefónica en Alicante. Mente y cuerpo en la primera etapa de la Volvo Ocean Race

0
103

Tras más de 24 meses de duro trabajo, y el queda todavía por hacer en los próximos nueve, ha llegado la hora de la verdad. La tripulación del “Telefónica” afronta sus últimas horas en tierra ante el inminente inicio de la primera etapa oceánica de la Volvo Ocean Race 2011-2012. Los once regatistas del equipo español, liderados por el bimedallista olímpico Iker Martínez, disfrutarán hoy de la que será su última cena caliente, su última ducha y su último sueño en una cama hasta aproximadamente el próximo 25 de noviembre, cuando está previsto que lleguen a Ciudad del Cabo (Sudáfrica). Y es que mañana sábado, a las 14:00 horas y en aguas de Alicante, la flota escuchará el bocinazo de salida de la regata más extrema, la vuelta al mundo a vela.

Cenas oficiales para unos, íntimas en familia o pareja para algunos y más numerosas para otros, como es el caso del cántabro Antonio “Ñeti” Cuervas-Mons, proa del “Telefónica”, al que hoy esperan para cenar más de 30 personas entre amigos y familiares que se han desplazado hasta Alicante para animar a su amigo en su segunda vuelta al mundo.

Desde Alicante a Ciudad del Cabo: tres etapas en una

Por delante, 6.500 millas (12.038 kilómetros) que unirán el puerto español de Alicante con el surafricano de Ciudad del Cabo en una etapa que supondrá poco más del 16% del recorrido total de la Volvo Ocean Race.

“Nuestro objetivo en esta primera etapa es navegar bien, estar en el podio, y estar cerca del ganador; si somos nosotros, genial; sino, al menos estar cerca. Hoy por hoy lo que sabemos es que probablemente esta vez estará todo más igualado que en otras ediciones así que ya veremos”, declaraba Iker Martínez en la rueda de prensa de patrones previa a la salida celebrada esta tarde.

Esta etapa, además, podría dividirse en tres dadas las diferentes condiciones meteorológicas a las que se enfrentarán la flota y, por supuesto, el “Telefónica”

La primera parte será la referente al mar Mediterráneo, un mar que, a pesar de su aparente tranquilidad, está lleno de trampas para un barco de competición. Muchos pozos de viento y continuos roles hacen que salir del Mediterráneo en primera posición suponga una garantía en la bajada hacia el Ecuador. No será fácil el cruce del estrecho de Gibraltar en el que, según apuntan las previsiones, la flota podría encontrarse 40 nudos (74 km/h) de viento de morro.

A partir de ese momento, una bajada por el Atlántico en la que los Doldrums o calmas ecuatoriales se convertirán en el rival a batir antes de entrar en el Sur y llegar finalmente a Ciudad del Cabo (Sudáfrica). En total, y según los cálculos, unos 20 días de competición en los que la tripulación del “Telefónica” competirá 24 horas al día y siete días a la semana.

Dejar respuesta