Tres décadas de estilo y camaradería en la Rolex Swan Cup

0
321

Rolex Swan Cup 6   

A lo largo de los últimos 30 años, la Rolex Swan Cup ha atraído a regatistas de todo el mundo a Porto Cervo. Muchos de ellos se han sentido atraídos por su igualada competición, otros por la camaradería asociada a navegar junto a familiares y amigos, o simplemente por las magníficas condiciones meteorológicas, la magia de un escenario único y la animada agenda social del evento. La 18ª edición de esta reunión bienal del universo Swan se disputó en Porto Cervo (Cerdeña, Italia) entre el 8 y el 14 de septiembre.

Algunos participantes repiten cada edición desde 1984, cuando Rolex, Nautor’s Swan y el Yacht Club Costa Smeralda (YCCS) formaron la que continúa siendo una de las asociaciones más duraderas de la historia de la vela de competición. La Rolex Swan Cup atrae a regatistas de todos los niveles, desde principiantes hasta expertos profesionales, campeones olímpicos o veteranos de America’s Cup que han navegado por todo el planeta pero que saben que pocos lugares igualan el encanto de la Costa Esmeralda. Máxime cuando 93 unidades Swan se citan para competir en sus espectaculares aguas.

Reunión familiar

Riccardo Bonadeo, comodoro del YCCS, participó a bordo de su Swan en la primera edición, hace 30 años. “Algunos ingredientes han cambiado, de igual forma que ha evolucionado el mundo de las regatas”, indica. “Solíamos venir con nuestras familias y dormir a bordo. Era más como un rally. Hoy ves a regatistas profesionales, contenedores repletos de material para los barcos más grandes, y la competición es a más alto nivel. Pero, fundamentalmente, el espíritu de la Rolex Swan Cup continúa siendo el mismo: se trata de reunir a la familia, no sólo para competir, sino para disfrutar de un magnífico acontecimiento social”.

Una rica herencia

La diversidad de diseños participantes es impresionante, tanto en cuanto a edad, como en prestaciones o tamaño, desde los apenas 11 metros de eslora del clásico Sparkman & Stephens (S&S) Finola a los 30,5 metros del moderno Swan 100 Varsovie.

La flota de la Rolex Swan Cup 2014 se distribuyó en seis clases: Swan Maxi, Swan 60, Swan Grand Prix, Swan 45 OD, Swan 42 OD y Classic.

La división Classic reunió a 24 barcos a modo de nostálgico muestrario de las primeras propuestas de Nautor’s Swan, las mismas que cimentaron el éxito de la firma. Un Swan 65 de dos palos ganó la primera Whitbread Round the World Race –la actualmente conocida como Volvo Ocean Race–, y ayudó a establecer la reputación de los Swan como barcos fiables y todoterreno. Uno de los Swan 65 que participó en la segunda edición de la vuelta al mundo, el King’s Legend, se acercó a Porto Cervo para competir en la Rolex Swan Cup 2014.

Hoy, los Swan continúan demostrando sus virtudes en las mejores regatas del mundo y regresan a sus raíces cada dos años para competir en la Rolex Swan Cup. El Swan 82S Nikata, competidor de clase Swan Maxi, finalizó en séptima posición en la pasada Rolex Sydney Hobart; el Tixwave, participante en clase Swan 42 OD, se impuso entre una flota de 206 barcos en la Giraglia Rolex Cup el pasado mes de junio.

Espíritu Sparkman & Stephens

Probablemente nada ilustre mejor la atmósfera familiar de los Swan que la S&S Swan Association, formada por Matteo Salamon, un fanático de los Swan clásicos y competidor junto a su esposa Giulia a bordo del Swan 38 Only You. Su entusiasmo ha resultado clave para atraer a dos docenas de diseños S&S a la Rolex Swan Cup 2014, frente a los siete de la anterior edición.

El interés por la clase S&S es tal que entre sus participantes encontramos a varios de los grandes nombres de la competición mundial. El ketch de 65 pies Shirlaf de Giuseppe Puttini está repleto de talento profesional, como el ex timonel de America’s Cup Paolo Cian. Vincenzo Onorato, el que fuera su jefe como director del sindicato Mascalzone Latino en las campañas de Copa de 2003 y 2007, se centra ahora en la competición de clásicos Swan. Armador de un Swan 65 de dos palos que describe como “el barco de mi vida”, Onorato buscaba un S&S más pequeño para competir en compensado. “Hace dos años me encontraba compitiendo en Newport, Rhode Island, y vi un Swan 38; no estaba en óptimas condiciones, pero lo compré y he pasado los dos últimos años restaurándolo”.

Rolex Swan Cup 5

La flota incluye otros grandes ejemplos de restauración, barcos rejuvenecidos por propietarios enamorados de la historia Swan. Hace seis años, Jonathan y Mimi Todhunter adquirieron un Swan 47 en pobre estado de conservación. Originalmente, el barco había sido encargado a Nautor’s Swan por Nelson Piquet, el triple campeón brasileño de Fórmula Uno de la década de 1980, y gracias al empeño y la dedicación de sus nuevos propietarios, el Walidada ha regresado a su estado original. Pese a un resultado discreto (17º), su armador se muestra encantado: “Cualquier posición en el agua es un premio, porque es simplemente genial estar aquí con Walidada, participando en semejante evento”.

Swan 42 OD

Para unos pocos, el mayor atractivo de la Rolex Swan Cup es la competición. Entre sus participantes, ninguno ha dominado el terreno de juego de la Costa Esmeralda como el rumano Natalia en categoría Swan 42 OD, en la que participaron 12 equipos. La única patrona de la flota, Natalia Brailoiu, dirigió a su equipo hacia una clara victoria. “Llevo mucho tiempo navegando junto a esta tripulación, cerca de cuatro años, y esa es la clave de nuestro éxito”, reconocía Brailoiu. “Tengo absoluta fe en mi tripulación y me ayudan un montón. Como mujer, me siento muy orgullosa de competir a este nivel”.

Rolex Swan Cup 4

Swan 45 World Championship

La otra flota de monotipos estaba formada por los ocho participantes del Swan 45 World Championship, Mundial de Swan 45, que se resolvió en un mano a mano entre dos equipos alemanes tras nueve mangas. La victoria correspondería al Earlybird de Nagel y Hendrik Brandis, que lograban su cuarto mundial venciendo al Elena Nova de Christian Plump por un solo punto. “Creo que ha sido el campeonato más disputado en el que he participado”, reconocía Hendrik Brandis. “Creo que en años anteriores tal vez hayamos contado con una ligera ventaja en velocidad, pero ya no es así. La diferencia en esta ocasión se ha limitado a manejo, táctica, suerte y la habilidad para ganar las salidas”.

Rolex Swan Cup 3

Swan 60

Las condiciones de brisas suaves predominantes este año beneficiaron al diseño de los dos Swan 601, el monegasco Wohpe de Roberto Lauro y el francés Arobas de Gerard Logel, que ocuparon las dos primeras posiciones en clase Swan 60 por delante del ruso Bronenosec de Vladimir Liubomirov y el resto de los Swan 60. Roberto Lauro no ocultaba su entusiasmo por la victoria: “Vinimos a Porto Cervo con un claro objetivo, no sólo para disfrutar. Competimos para ganar”.

Rolex Swan Cup 8

Maxi

El italiano Berenice Bis de Marco Rodolfi lideró toda la semana en clase Maxi hasta el último día, cuando una victoria parcial permitió al británico Nikata llevarse el triunfo absoluto por medio punto sobre su rival, que firmó un cuatro en la manga final. Tom Brewer, capitán del Nikata, apenas podía articular palabra al llegar a tierra: “¡Eufórico! Me consta que Berenice realmente quería la victoria porque ya han venido aquí en varias ocasiones y nunca lo habían logrado. Lo siento por ellos, de veras, pero estoy entusiasmado por que lo hemos conseguido”. El Swan 80 español Plis Play de Vicente García finalizó en quinta posición.

Rolex Swan Cup 1

Grand Prix

El Swan 56 japonés Yasha compitió por última vez durante la Rolex Swan Cup de 2002. Doce años más tarde, su armador Yukihiro Ishida decidió que era hora de preparar su barco para una nueva campaña. El regatista profesional japonés Kazuhiko Sofuku puso el barco a punto y reunió una tripulación internacional para competir en Porto Cervo. Lograron una merecida victoria por delante del Swan 53 sudafricano Music, de James Blakemore. “No tuvimos una buena salida, el Music nos presionó durante toda la jornada”, comentaría Sofuku. “Pero es genial ganar y navegar con un grupo tan magnífico de tripulantes”.

Rolex Swan Cup 2

Classic

La victoria en categoría Classic correspondió al barco más antiguo y de menor eslora de la flota. El Swan 36 británico Finola, construido en 1968, fue el cuarto Swan en ver la luz, aunque nadie lo diría dado su excelente estado de conservación. En aguas de Porto Cervo, se impuso por un único punto a su máximo rival, el Swan 65 italiano de aparejo ketch Shirlaf. La tercera posición correspondió al Mascalzone Latino. Chris Frost, armador del Finola, se confesó entusiasmado. Preguntado sobre el secreto de su victoria, dirigió la mirada hacia su barco: “Esa vieja chica. Un barco magnífico. Olin Stephens dijo que fue el mejor Swan que diseñó nunca. Es como un delfín”.

Rolex Swan Cup 7

Los ganadores de las seis clases fueron recompensados con sendos Rolex Submariner y los trofeos Rolex Swan Cup. 

Pese a la frenética evolución del mundo de la vela a lo largo de las tres últimas décadas, la magia de la Rolex Swan Cup radica en que continúa siendo una regata de caballeros, combinando una fiera competición en el agua con una marcada camaradería en tierra. Una exitosa fórmula que parece dispuesta a resistir al menos otros 30 años, y que se repetirá en marzo de 2015 con la celebración de la Rolex Swan Cup Caribbean de Virgin Gorda, en las Islas Vírgenes Británicas.

Rolex Swan Cup 9

Dejar respuesta