Top destinos de Buceo España VIII. Costa del Sol, Ceuta I

0
531

816743519_84798ea0e01

Beneficiadas por la gran cantidad de plancton y formas de vida que proporciona la corriente del Atlántico, las aguas del litoral malagueño resultan especialmente atractivas para la inmersión. Algunas de las especies que las habitan son únicas, resultando de gran interés para quienes han encontrado en el submarinismo, o quieren hacerlo, una de sus aficiones más apasionantes. Incluye pulpos, congrios, anguilas, langostas, meros, pez luna, budiones, pez escorpión, pez vela, pez espada, delfines, pez plata, nudibranquios, flora, fauna y corales.

Buceo Costa Nerja – Zonas de inmersion

Fraggle Rock
La formación rocosa en Fraggle Rock es el centro de gran variedad de interesantes inmersiones. Según te vas moviendo alrededor de la roca, la profundidad se incrementa permitiéndote ver peces escorpión, nudibranquios y congrios que viven aquí. Para los más experimentados hay un pequeño bote de pesca a 27 metros con 2 coches cerca que actúan de comedor para los pulpos. Peces luna también pueden verse
La Pared de Calaiza (Levante)
Nos referimos a toda la pared que se encuentra en la cara de levante de Cerro Gordo, que forma el final de uno de los brazos de la Herradura (el de poniente), y que ocupa una franja de norte a Sur, desde la playa de Calaiza (inicio del Paraje Natural), y que llega hasta el extremo de la Herradura, girando el acantilado hacia el Oeste en su punto más profundo situado sobre los 22 m.

fondo_del_mar-1024-x-768-4684261

La inmersión se empieza, entre este extremo y la playa de Calaiza, fondeando en profundidades de 7 a 8 m, y dirigiéndonos hacia la punta de Cerro-Gordo ganando paulatinamente profundidad conforme nos acercamos a la punta. No requiere atención especial a la orientación, ya que se bucea siempre con la pared a un lado, a la ida a la derecha y al regreso a la izquierda. El fondo desciende bastante bruscamente desde el acantilado, formando algunos escalones, jalonados de grandes piedras desgajadas del propio talud, las cuales forman en el fondo innumerables boquetes y cuevecitas, donde se refugia la fauna. Es posible ver algunas brótolas, congrios, e incluso en los fondos de las oquedades alguna gran langosta, por lo que siempre es recomendable llevar un foco para ir iluminando estos huecos

.
” Las Cuevas de Cantarrijan”

Hablamos en esta ocasión de una inmersión muy particular, muy apreciada por los buceadores asiduos al lugar, a la que suelen llamar “La Esquinita”. Ideal para hacerla en días invernales y especialmente de noche. En realidad nos encontramos en el límite geográfico entre las provincias de Málaga y Granada.

En esta inmersión podemos visitar, hasta tres pequeñas cuevas, las cuales al sufrir el efecto de la disminución de luz son moradas de especies que normalmente elegirían zonas de mayor profundidad.

Además la orografía del acantilado, tiene algunos factores, como la
diversidad de fondos: rocoso, de arenas gruesas, seguido de arenas finas y limo, añadido a la existencia de una pradera de fanerógamas cercana, que lo hace ser el lugar en el que podemos encontrar mayor diversidad de especies, en poca profundidad y en un espacio relativamente reducido.

162

Pero empecemos ya la inmersión, más o menos a la altura de la gran piedra que veremos tan solo entrar, nos introducimos en el agua, y acabamos de ponernos las botellas y las aletas, comenzamos a nadar en superficie en dirección al pequeño cabo que forma el acantilado que desciende desde el llamado “Cerro del Sol”, que no es mas que una de las ultimas de las estribaciones de la magnifica sierra de Almijara. Pasaremos en superficie un fondo de rocas sueltas, entre ellas, empezaremos ya a ver gran cantidad de lábridos, anémonas, y algunos cangrejos. Al nadar en diagonal hacia la pared, al mismo tiempo que vamos ganando fondo, nos sumergiremos cuando estemos sobre un fondo de 2 o 3 m, y seguiremos en la misma dirección hacia la punta pasando a un fondo en el que empiezan a predominar manchas de arena, y en esta zona proliferan gran numero de anémonas, en las que, si tenemos paciencia y revisamos entre sus tentáculos podemos tener la suerte de encontrar un pequeño pez azul de una belleza especial.

spongegardenandfish

Sobre las algas pardas que suele haber adheridas a las rocas, también podemos rebuscar, ya que también a veces encontramos pequeños caballitos de mar camuflados y cogidos con su cola prensil a los tallos de las algas.

En esta fase, ya estaremos al lado de la pared, y veremos como esta
gira bruscamente hacia Poniente, formando una punta, tras la cual nos
encontraremos una grieta inclinada en la cual a veces se esconde alguna brótola. 
Continuamos nuestro recorrido con la pared a nuestra derecha, mientras nos deleitamos con los bellos plumajes de los espirógrafos, Cuando la pared se gira unos grados hacia dentro, formando una, muy poco marcada bahía, con grandes piedras en el suelo, veremos un hueco a la altura del suelo de unos tres metros de ancho. Se trata de la primera de las cuevas. Su pequeña puerta, nos abre paso a una sala abovedada, de unos 15 m de ancha, y de unos 5 m de profundidad, de altura variable, que no suele agobiar a los buceadores noveles, ya que nunca se pierde de vista la salida, a lo que hay que añadirle que además tiene una escape hacia arriba, en la zona izquierda del techo, visto desde la entrada, que sale casi en superficie.

En este punto deberemos fijarnos en el techo de la cueva, revestido totalmente por coral anaranjado, entre los que encontraremos con total
seguridad abundantes cangrejos santiaguiños y bellos moluscos de color marrón o el gran camarón espinoso de color amarillo y de grandes antenas, hasta gambitas limpiadoras asociadas generalmente a grandes congrios. Fijándonos en los huecos podemos encontrar con frecuencia algunos congrios, alternándose, en las zonas más planas con alguna raya torpedo o tembladera, y si tenemos un poco de suerte y a Neptuno de nuestra parte, podremos saludar al gran bogavante que habita esta cueva desde hace tiempo.

as1119_01g

Salimos de la primera cueva, con precaución con las aletas, mientras
disfrutamos con el bello contraluz que se observa desde el interior al mirar hacia el azul de fuera, y seguimos nuestra marcha hacia poniente, siguiendo la pared, la cual después de un corto recorrido, vuelve a girarse hacia dentro, esta vez formando una especie de bahía, dando acceso a una zona, En realidad se trata de una “V” invertida y profunda en el acantilado, 

Dentro de esta “V”, dirigiéndonos hacia su fondo, y subiendo un poco de cota, veremos unas zonas inclinadas, sobre las que se han asentado diferentes especies de pequeñas gorgonias, con colores variados, y que aprovechan la oscuridad que le brinda el entorno. En los huecos del fondo es frecuente encontrar quisquillas, congrios, brótolas, a veces algún pez ballesta que busca refugio allí, en incluso hemos llegado a encontrarnos con un tamboril espinoso propio de aguas Canarias.

uw_wall_and_gorgonias

Terminado nuestro recorrido, volvemos por el mismo itinerario, con la pared esta vez a nuestra izquierda, y regresando hacia la orilla. Esta zona además tiene la peculiaridad de ser elegida desde finales del mes de febrero hasta casi el verano por grandes calamares (Loligo forbensis), para realizar su reproducción y puesta, y si tenemos la suerte de coincidir con ellos en estos momentos asistiremos a un espectáculo que no se nos olvidará fácilmente, 
Sin duda, una inmersión, sin complicaciones, adecuada para cualquier nivel, con un alto grado de seguridad, y de un interés biológico especial, sobre todo realizada en el crepúsculo, cuando el sol se oculta tras el bello Cerro del Sol

Los Candelabros
Se trata de la zona donde el acantilado nace de la pared que continúa la playa de Cantarrijan hasta la punta de los Ceriantus. Es por tanto una zona protegida del levante, y muy adecuada cuando sopla este viento y queremos hacer un recorrido submarino totalmente protegidos. 
Es una inmersión, en la que se ancla en unos 7 m, a mitad de camino de esa línea de costa, cerca de la pared, y se avanza de forma rectilínea, pasando sobre la zona donde el acantilado se une con la arena, llevando la pared a la ida a nuestra izquierda, de forma que se va ganando muy paulatinamente profundidad, hasta llegar a la misma punta en la que se alcanzan los 17 m.

Estas circunstancias, de protección y facilidad para ir ganando fondo, la hace ser una inmersión muy sencilla, y adecuada a cualquier nivel de buceo, siendo muy práctica de realizar por buceadores noveles, con poca experiencia, ya que presenta poca dificultad.

madreporas1

Como siempre al desplazarnos por una zona de estas características, podemos entretenernos observando la fauna habitual de la arena, entre la que predominan algunos ceriántidos y salmonetes rebuscando en la arena, mientras en aguas mas abiertas vamos acompañados de grandes bancos de alevines de todas las especies que se van abriendo a nuestro paso.

La pared rocosa, que queda a nuestra izquierda, cae muy suavemente, hacia el fondo, interrumpida en algunos momentos por grandes piedras entre las que es muy frecuente encontrar pulpos. En ellas podemos admirar una gran variedad de algas, algunas calcáreas, y sobre todo grandes esponjas que crecen en forma de torre, junto a toda una variedad de las esponjas que crecen revistiendo las rocas, entre las que podemos contemplar diferentes cnidarios, representados en su mayoría por una gran variedad de actinarios, como la Anémona de cristal y la Anémona sulcata.

02487

Continuando nuestro recorrido, llegamos a la punta, en la que piedras grandes caen hasta el fondo desde casi la superficie, con numerosas grietas donde se protegen de día los congrios y las morenas. En una gran piedra, que es de las últimas del recorrido, antes de que la pared se dirija hacia Levante, existe una gran oquedad a media agua, sobre la que está enganchada una vieja red de pesca, con la que hay que tener cuidado de no engancharse. Esa oquedad es digna de que le prestemos unos instantes de atención por la variedad de vida que alberga, y además con un poco de suerte nos puede aparecer una gran langosta que tiene por allí sus dominios, y que normalmente no se asusta demasiado de los buceadores, paseándose con desfachatez a lo largo de la pared revestida de coral anaranjado, lo que constituye un espectáculo de gran belleza. 

A la derecha de esta gran piedra, en la arena, podemos observar unos extraños restos de un antiguo barco hundido allí hace tiempo, a los cuales al ser de madera, solo le quedan algunas cuadernas, generalmente muy enterradas en la arena, pero sí se conservan los grandes clavos que aseguraban la  arandilla de la proa, y sobresalen de la arena, perfectamente alineados, por lo que un antiguo y querido compañero de buceo, hace mas de 20 años, dijo que le recordaba unos candelabros con sus puntas alineadas, y ese nombre ha quedado entre los buceadores de la zona para siempre.

 En esta punta, sobre todo los días que hay una ligera corriente o el mar esta algo movido, se refugian grandes bancos de peces de todo tipo, siendo frecuente ver bancos de lisas, sargos, mojarras, obladas, salpas, etc. 
El regreso se realiza en sentido contrario, llevando esta vez el acantilado a nuestra derecha, con lo que llegamos al lugar de fondeo con toda seguridad, sin necesidad de parada alguna de seguridad, mas que la aconsejada en la cota de los tres metros, la cual la realizaremos en el mismo cabo del ancla o entreteniéndonos en la zona rocosa que asciende a escasos metros hacia la superficie.

080821-giant-grouper-022

Buceo Costa de Fuengirola. Zonas de inmersion.

Bajos de la Yesera

Saliendo del puerto deportivo de Fuengirola, a 1 milla al NE y a 0′ 25 millas de la costa est la zona de buceo “Los bajos de la Yesera” Se trata de una pequeña piedra de forma redondeada, jalonada de grietas y algunas pequeñas cuevas, habitadas por especies típicas del Mediterráneo: madréporas, esponjas, ascidias, pequeños centollas, pulpos, castañuelas, congrios y morenas. Es una inmersión entretenida, muy indicada para cursillistas y principiantes, ya que su profundidad no pasa de los 7 m. La pobreza en especies de gran talla se debe a la fuerte presión de los pescadores submarinos sobre esta zona poco profunda y tan cercana a la costa.

Los Pesqueros

Se encuentra a 2 millas al SO del puerto deportivo de Fuengirola y a 0′ 75 millas al SE de Punta Calaburra, bucearemos en un auténtico cementerio de barcos de pesca. Cinco pesqueros de arrastre reposan sobre un fondo de arena alrededor de los 30 m. de profundidad. El estado de conservación de los pecios es muy bueno porque el hundimiento de los mismos ha sido bastante reciente (1993 – 1995). Funcionando como arrecifes artificiales ya han empezado a colonizarse y atraen a multitud de peces. La corrientes son frecuentes en esta zona y hay que elgir un dia de mar en calma para conseguir buena visibilidad.

1232383227_0

El barco del faro de Calaburra

Saliendo del puerto deportivo de Fuengirola y a 2′ 2 millas al Sur de la Punta de Calaburra, está el pecio mas visitado de esta zona.
Esta inmersión tiene como objetivo la visita al “Menapier”, buque mercante hundido el 17 de noviembre de 1917. Los restos del buque reposan sobre un fondo de arena a 44 m. de profundidad estando en muy buen estado de conservación. Podemos realizar un interesante recorrido por la cubierta y el castillo. Para los amantes de los naufragios ésta es una inmersión incomparable, pero se ha de tener gran experiencia en buceo profundo y pecios, ya que la cota en la que reposan los restos no deben pasarse por alto a la hora de querer visitarlo. Aconsejamos realizar siempre esta inmersión con algunos de los Centros o Clubes de Buceo locales que conocen el lugar y sobre todo las fuertes corrientes.

En el siguiente post, continuaremos con las zonas de Estepona, Marbella y Ceuta, dandoós algún detalle de los alojamientos y restauración en la zona.

Si te ha interesado  este artículo, puedes encontrar más en este enlace

IIslas Medas I

Islas Medas II

Islas Medas III

Islas Columbretes I

Islas Columbretes II

Menorca I

MenorcaII

Ibiza I

Ibiza II

Mallorca I

MallorcaII

Costa BlancaI

Costa Cálida-Almeria I

Costa Calida-Almeria II

Costa del Sol-Ceuta II

Costa de la Luz I

Costa de la Luz II

Rias Baixas I

Rias Baixas II

Costa Verde

Islas Canarias

Dejar respuesta