Top destinos de buceo España IX. Costa de la Luz (I)

0
587

8asjpg

La Costa de la Luz toma su nombre de la claridad de la luz que da una calidad luminosa a esta área costera que va desde la frontera con Portugal en el norte, hasta Tarifa. El buceo, la vela y la observación de ballenas y delfines están entre los otros muchos atractivos que se ofrecen a lo largo de este litoral tan poco conocido. La Costa de la Luz es un espectáculo salvaje de las mejores playas de Andalucía, comenzando en el extremo superior, cerca de Ayamonte y la frontera portuguesa, que tiene 7 km de fina arena blanca alrededor de Isla Canela y Punta del Moral. Descendiendo hacia La Antilla que es otra larga playa que se extiende por 22 kilometros con poca población.
Justo al norte de la bahía de Cádiz hay una impresionante playa, El Puerto de Santa María. Pronto llegamos a Cadiz y mas hacia el sur , antes de llegar a Tarifa esta Conil de la Frontera y Barbate dos poblaciones que extienden sus playas, de finos e interminables arenales escoltados por pinares.
Si Tarifa es tomada como punto de referencia, encontramos dos zonas de buceo claramente diferenciadas. 
En dirección sureste, podemos disfrutar de unos fondos tradicionales del litoral mediterráneo que comprende desde la cala del Tolmo hasta la punta Marroquí. 
El mismo está caracterizado por un perfil de inmersión más profundo, compuesto de acantilados rocosos.
Dirigiéndose hacia el oeste, se puede bucear en el sector Atlántico que se extiende desde la referida Punta Marroquí hasta la población de Islantilla.

tarifa4

Las mejores zonas en Cadiz para realizar las inmersiones son El Pecio de San Andrés, Pecio de las Calderas, Pecio de los Lances, Punta Marroquí, Los Cabezos, Valle de la Laminarias y Las Piscinas.
En la Ensenada del Tolmo la costa se hace agreste, con altos acantilados y numerosos arroyos que bajan de la sierra del Cabrito, formándose pequeñas calas entre la punta de Canales y la desembocadura del río Guadalmesí o río de las Mujeres, a las que se accede por tortuosos y encrespados caminos; pero bien merece la pena conocer y disfrutar de sus frías y limpias aguas, ideales para la práctica del submarinismo, de su impresionante panorámica que nos acerca al continente africano, de su ambiente natural en el que reina la paz y la belleza.

Las Laminarias

Teniendo muy en cuenta las mareas, se podrá observar entre-mezclado mientras se nada la sensación del bosque de las macrolaminarias de altura de hasta 3,5 m., es una experiencia que gustara repetir. La visibilidad a nuestro alrededor es de unos 25 metros. Podemos ver, dependiendo de la estación en la que nos encontremos, centollos, lenguados, lubinas, pulpos, sepias, lisas, morenas, peces araña, rascacios, etc,.
Enfilamos el descenso desde los 8 metros. Grandes bloques, ricos en algas y madréporas, dan al fondo un tono rojizo muy particular. Al final del descenso el fondo se aplana y se vuelve arenoso. Navegamos por el y a unos cien metros aparecen las primeras laminarias. Plantas comunes del Atlántico y muy características de Tarifa.
Navegar por entre ellas es una sensación inolvidable pues con un poco de suerte y dependiendo de la época del año, podemos encontrarnos con algunos peces luna y tortugas bobas; sin duda alguna, el motivo final de esta inmersión.

excavaciones_submarinas_mac21

Pecio de San Andres

Perpendicular al faro al Este de la Isla, reposa sobre su lecho entre rocas y arena, diseminado, los restos del naufragio. La inmersión comienza en la plataforma de los 5 mtrs. situada en la cala del Agujero.

Dieciocho metros de pared, llena de madréporas, nudibranquios, centollos, hace de éste un descenso apasionante rodeados de Tres Colas, pez lugareño que nos rodea por cientos. Llegamos a una rampa arenosa y comenzamos a ver restos del Naufragio. La cota es de -20 Mtrs. tanto a la derecha como a la izquierda apreciamos las grandes ruedas que lo movían, ya que se trataba de un Vapor. Y a nuestra espalda quedan restos de grandes maquinarias que se van perdiendo en la profundidad del Océano. Con nuestro foco y hurgando por las cuevas, podemos ver, congrios de grandes dimensiones, centollos, meros, morenas, bogabantes, etc, así como a nuestro alrededor cardúmenes de jureles, besugos, borriquetes, pargos y nuestros inseparables, Tres Colas. Y además con un poco de suerte algún Pez Luna. Aunque los verdaderos protagonista del lugar son los congrios, que entre mezclándose con los buceadores nadan acompasados a sus movimientos, algunos de hasta dos metros, que acostumbrados a la presencia permiten ser acariciados y sirven de modelos para los aficionados a fotosub.

Punta Marroquí

Es la punta más meridional de la Isla, sin duda el lugar de mayor conflictividad para el ejercicio del buceo y la experiencia y destreza del deportista será consideradas a la hora de pretender realizar inmersiones.
Es la inmersión Reina de la Isla. No apta para principiantes. Como su nombre lo indica es el punto mas al Sur y por tanto lo más cerca de Marruecos. En ella la inmersión más típica es a la deriva, o sea el barco te deja en un sitio y navegando con la corriente este te recoge en otro lugar.
Esta punta, que desde superficie no se ve, está constituida por una gran terraza a -5 mtrs. de profundidad, precedida de un acantilado a -20 Mtrs. y después otra caída hasta los -50 metros y así sucesivamente. La caída de Levante puede llevar hasta los 60 m o más, tiene enormes pendientes, su lecho esta formado por gigantescas piedras, muy abrupto, un fondo muy entretenido y aguas de excelente transparencia. La de poniente es una pendiente mucho más bella que su antagonista de mucho más contraste, de formaciones rocosas de enorme tamaño con una pendiente que llega hasta 50 ó 60 m. la visibilidad de las aguas puede ser francamente impresionante,

Interminables son las especies que en esta inmersión podemos apreciar, destacando la serpiente o congrio de arena, muy difícil de distinguir, dada su perfecta mimetización con el medio. Los meros, urtas, centollos, cardúmenes de sargos, etc. Pero una de las vistas más apreciadas son las anclas de Viejos Navios, ( Almirantazgos ) que pueden encontrarse agrupadas y que son de una gran belleza, no solo por sus grandes dimensiones sino también por estar pobladas de madréporas y esponjas ofreciéndonos un colorido y unos contraluces con la superficie inigualables. No muy lejos de ellos podemos apreciar un Cepo Romano incrustado de coral, esperándonos desde hace 2.000 años para que nos tomemos una foto con él. De vuelta al barco y siempre asciendo a la velocidad adecuada, éste nos recogerá como siempre ante nuestro júbilo y alegría después de la bonita inmersión.

cr801

Pecio de las Calderas

Es una inmersión en la que podremos adentrarnos con viento de Levante ya que al encontrase a unos metros de la pared de poniente de la isla (Oeste), se forma un remanso del mar, cuando en el resto de las zonas de la isla es impensable el buceo. No tardaremos más de 10 minutos desde el puerto de Tarifa, eso sí, si el mar está movido, hasta llegar a la zona, nos empaparemos, una vez allí, si hay Levante, el mar se calma.

La inmersión es muy sencilla, dependiendo del punto exacto en el que nos sumerjamos, nos encontraremos en una cota entorno a los 10 o 22 metros. La proa del pecio (lo más cercano a la pared de la isla) yace a unos 11 metros, y si vamos siguiendo la estructura encontraremos las tres calderas que llaman la atención por su buen estado de conservación, si no “caemos” en la zona correcta y la visibilidad no acompaña, podemos irnos sin encontrarlas.
En cuanto a las especies, veremos todo tipo de crustáceos, entre los hierros de la estructura, si llevamos un buen foco, observaremos muchas especies de interés. Los meros no son raros de ver allí, tampoco pulpos, sepias, ni peces de tres colas. Los restos del pecio, están poblados de astroides. Los peces limon, y los nudibranquios, no son extraños en estas costas dependiendo de la época del año
Es apta para todas las titulaciones, siempre y cuando vayamos por guía de alguno de los centros de buceo de la zona.

Pecio de los Lances

El naufragio esta asentado sobre el lecho perpendicular a la orilla con la popa hacia tierra y su proa mira hacia el S., el costado de babor sube desde los 32 a los 16 m., la situación del pecio favorece para que las incidencias de las corrientes no actúen con tanta virulencia pero no por ello se desatenderá el régimen de sus mareas, debido a lo desabrigado de la zona los vientos tanto el levante como el poniente azota la superficie, pero con fuerte levante es posible bucear.
La inmersión posee el atractivo de bucear sobre el naufragio de casi 120 m., de eslora, alfombrado de una tupida y densa colonias de gorgonias de múltiples coloridos, buena variedad de nudibranquios, sin dejar de asombranos con la Astrospartus mediterraneus, sobre la vida animal y entre los restos de sus chapas anidan, sargos, borriquetes, morenas, congrios, abadejos y meros, sobre la arena existen enormes cardúmenes de salmonetes de apreciable tamaño.

buceoen-costa-de-la-luz2

Los Boquetes

Este punto de inmersión se encuentra a cuatro millas al sureste del puerto deportivo de Barbate. Es un amplio roquedo en el que se pueden hacer innumerables inmersiones con una profundidad media de 15 m. En el interior de las rocas, repletas de agujeros perfectamente redondos, encontramos gorgonias de varios tonos y numerosos ejemplares de tres colas, además de sargos, bodiones, doradas, borriquetes, salmonetes reales y centollos. Una zona llena de vida apta para los buceadores principiantes.

Los Marrajos

Se encuentra a 3,2 millas al noroeste del puerto pesquero de Conil, la profundidad de la inmersión no superará los 14 m. La zona es idónea para aquellos que están iniciándose en la práctica del buceo y que tienen interés en ver una rica fauna y algunos restos arqueológicos. El recorrido tiene lugar entre grandes bloques de piedra muy colonizados por madréporas, gorgonias, sargos, urtas, borriquetes, morenas y congrios. En cuanto a los restos arqueológicos, se tratan de cepos romanos, tan abundantes en el litoral gaditano.

submarino3631

La Caleta

Este punto se localiza en la playa del mismo nombre, en la Punta del Nao. La inmersión en esta zona, que no superará los 15 m. de profundidad, es muy interesante para los amantes de la arqueología submarina y para aquellos buceadores que se están iniciando en la práctica de este deporte. En sus fondos rocosos podremos observar gran cantidad de restos de cerámica, cañones del siglo XVIII, cepos romanos, así como restos del forro de cobre de un galeón. El verano es la mejor época para visitar este punto.

Eso es todo por el momento… Si te ha interesado  este artículo, puedes encontrar más en este enlace

IIslas Medas I

Islas Medas II

Islas Medas III

Islas Columbretes I

Islas Columbretes II

Menorca I

MenorcaII

Ibiza I

Ibiza II

Mallorca I

MallorcaII

Costa BlancaI

Costa Cálida-Almeria I

Costa Calida-Almeria II

Costa del Sol I

Costa del Sol-Ceuta II

Costa de la Luz II

Rias Baixas I

Rias Baixas II

Costa Verde

Islas Canarias

Dejar respuesta