Tienes un e-mail… de Iker Martinez

0
241

Hola a todos:

Ya estamos a día 20 de noviembre y hemos pasado el 20º Sur. Poco a poco se va acabando el calorcito.

Por ahora sólo uno de los 11 que somos a bordo ha cambiado las zapatillas por las botas, pero no creo que nos queden más de dos días para que empiece el fresquito, así que a ver si gozamos del poder dormir fuera del saco y rascar unos minutos mas de sueño en cada guardia porque no hay que abrigarse, porque todo eso se va a acabar pronto.

Estamos con muchas ganas de llegar al 35º Sur, donde esperamos condiciones de viento más fuertes. Cada grado hacia el Sur son 60 millas náuticas, así que 10º son unas 600 millas; que son más o menos las que nos faltan para cambiar de condiciones meteorológicas. Hasta que lleguemos a esa latitud las diferencias entre barcos pueden cambiar bastante porque estamos en una zona muy inestable de viento y puede ocurrir que alguno se quede parado.

Hemos pasado de ir segundos, donde los días se pasan demasiado rápido y siempre quieres tener mas tiempo para acercarte más al de delante, a ser provisionalmente primeros y ahora es lo opuesto. Soñamos con salir de esta zona y de llegar al Sur para encontrar más estabilidad. Las millas que tenemos de ventaja serían muy valiosas en condiciones estables, así que a ver si conseguimos mantenerlas los próximos dos días. Ahora las horas se nos hacen demasiado largas…

Estos días de poco viento nos han servido para poder revisar todo el barco y hemos mirado todo aquello a lo que tenemos acceso: mástil, jarcia, casco, timonería… Lo que está debajo del agua lo revisamos casi a diario con un endoscopio, que es una especie de periscopio como el de los submarinos, pero que en vez de salir del agua a la superficie como en un submarino, lo metemos en el agua a través de un agujerito que tenemos en el casco con unas juntas y una vez abajo, pones un ojo en una lente parecida a la de unos prismáticos Nuestro endoscopio sólo mide 20 centímetros de profundidad y medio centímetro de anchura, así que cuando lo metes en el agua el barco casi ni se entera, no frena mucho y nos permite ver si se ha enganchado alguna alga marina en la orza o si hay algún daño en los timones, orzas laterales o bulbo. ¡Un aparato muy útil!

De vez en cuando, casi hasta agradecemos que haya un poco de calma y así nos aseguramos de reparar los pequeños desperfectos.

Cada tres horas llega otro parte de posiciones. En el ultimo perdíamos 2,8 millas con el “Puma” a causa de una nube un poco caprichosa que nos había parado durante un rato largo. Dentro de unos minutos llegará otro, pero esta vez hemos tenido tres horas tranquilas, incluso con un empujón de una nube que nos ha dado un poco mas de viento durante 20 minutos mas o menos, así que espero que no perdamos mas millas o recuperemos las perdidas en el parte anterior.

Un abrazo a todos desde el “Telefónica” en el 21.10S – 25.08W

 

Iker

Dejar respuesta