Tensión hasta el último momento en la regata Puig de Vela Clásica disputada en Barcelona

1
329

Hoy se ha celebrado la tercera, última y decisiva jornada de la competición, con un nuevo decorado en el campo de regatas. Si ayer los 42 barcos participantes disfrutaron del mejor viento térmico de Garbí, sol radiante y muy poco oleaje, hoy las tornas han cambiado. Un día gris con algunos momentos de lluvia, viento flojo y algo inestable de Levante y mucho mar han exigido la máxima atención de las tripulaciones para evitar errores tácticos que les descabalgasen de las primeras plazas.

El comité de regatas optó por un recorrido costero, esta vez de sólo 12,5 millas (22 km) de distancia, consistente en un tramo de desmarque inicial antes de navegar los cuatro tramos programados. El Moonbeam III volvió a dominar la salida de los Big Boats, logrando distanciarse de sus rivales mayores en tamaño: Thendara y Moonbeam IV, siendo además capaz de mantener el liderato en tiempo real durante buena parte del recorrido. Sin embargo, la ventaja en la meta del Moonbeam IV fue insuficiente para doblegarle en la compensación de tiempos.

El Thendara, que hoy no encontró su lugar en el campo de regatas barcelonés, finalizó tercero, mientras el Moonbeam III afianzaba la victoria final, la combinación de puestos dejaba empatados a puntos al Thendara y Moonbeam IV, resuelto favorablemente por el primero, fruto de sus mejores parciales.

La flota de Clásicos estuvo muy repartida en la línea de salida, destacando el inicio del Outlaw, Alba y Diana; mientras el Argos y el Silver Racing partían retrasados. Al mismo tiempo que los tres líderes iban poniendo mar de por medio, el Diana perdía opciones al caerse su espí al agua justo antes de izarlo en la baliza de desmarque. Más atrás, el Argos comenzaba una lenta, pero constante recuperación que le permitió superar al Diana en la tercera plaza.

Los rumbos portantes permitieron que el Alba fuera imponiendo su potencial, logrando tras la compensación de tiempos una cómoda victoria sobre el Outlaw, lo que lo convertía en ganador indiscutible de la categoría; honor que ya logara en la primera edición de la Puig Vela Clàssica Barcelona disputada en 2008.

El Outlaw finaliza segundo en la clasificación general, seguido por el Argos, el Diana y el Siva Racing, que hoy acusaba sobremanera el oleaje, quedando décimo en la prueba.

Primera victoria parcial del Avel en la tercera prueba de Época Cangreja, que no ha tenido problemas en superar al Kelpie y a un Malabar X, que comenzó muy retrasado y no encontró unas condiciones que favorecieran las buenas prestaciones que en días anteriores le permitieron dominar a sus rivales. Fruto de ello, pese al empate final a 5 puntos con el Avel en la clasificación final, sus mejores parciales le permiten revalidar la victoria, acompañándole en el podio el Avel y el Kelpie, por este orden.

Como un misil agua-agua partió el Amorita, sabedor de que sus opciones de ganar el Trofeo pasaban por anotarse la prueba de hoy y esperar un pinchazo del Manitou. Situación que se produjo en los primeros compases del recorrido, pero el Manitou supo mantener la calma y finalizar hoy tercero, tres puntos en su casillero que le aseguraban la victoria final y relevar al Peter en el palmarés de Época Marconi en la Puig Vela Clàssica Barcelona. Mientras el Amorita reafirmaba el segundo puesto final, el Cometa, hoy quinto, pudo subir al tercer puesto, pese a la recuperación del Sonata, que tras firmar un segundo puesto en la regata de hoy queda a un solo punto del podio.

La historia de los campeones

CLÁSICOS

Alba, una pieza única

El Alba es un barco de pura vela para disfrutar de los dulces días de viento, algo que probablemente animó a su primer armador, un americano, a bautizarlo con el nombre de Honey. Aún siendo tan especial, el Alba no ha pertenecido ni a magnates, ni a políticos ni a estrellas de Hollywood.

Botado en 1956, el Alba es un yawl diseñado por Phillip Rhodes en su estudio de Nueva York. Allí, se iniciaron los trabajos, siendo trasladado con carguero a Alemania para continuar su costrucción en Abeking & Rasmussen, prestigiosos astilleros que durante los años de postguerra eran frecuentados por los americanos, cuando surgió la moda de los barcos de regata de tamaño medio.

El Alba es uno de los pocos barcos clásicos que conservan las piezas de origen. Los herrajes, grilletes, winches… todos ellos de bronce, se han conservado y en caso de rotura se han repuesto con piezas originales.

ÉPOCA CANGREJA

Malabar X, un superviviente

Se trata de uno de los barcos más importantes de la historia del diseño naval de recreo y constituye el culmen de la carrera del arquitecto que lo construyó, el americano John Gale Alden. Fue su décimo barco, su última goleta personal y la más victoriosa de todas las que construyó.

Años más tarde, el huracán Bob lanzó este barco contra el muelle de amarre en el que la embarcación estaba situada y sufrió grandes desperfectos. Reconstruida bajo la supervisión de la firma Alden, siguiendo los planos originales, hoy navega airosamente por las aguas del Mediterráneo con pabellón español y puerto de registro en Barcelona

ÉPOCA MARCONI

Manitou, un velero rescatado por John F. Kennedy

Corría el año 1937 cuando James R. Lowe decidía encargar al diseñador Olin Stephens un barco de crucero capaz de ganar la Chicago Mac Race. Stephens diseñó el Manitou, un cutter con eslora de 18,80m., que estaba inspirado en un diseño de los hermanos Davis de Maryland. Una vez construido fue bautizado con el nombre de Manitou y ganó multitud de carreras. Pero, después de tres exitosos años de campaña, el Sr. Lowe decidió venderlo y pasó a convertirse en un barco de entrenamiento para guardacostas.

Años más tarde, el Presidente John F. Kennedy lo rescataría de esta suerte para convertirlo en su barco presidencial, dotándolo de un completo equipamiento de radio y comunicaciones para estar localizable cuando estuviera navegando fuera de su oficina. Jack Kennedy lo utilizaba a menudo en Nueva Inglaterra, pero nunca compitió con él, hasta que un día durante  el verano de 1962 retó a su amigo Emil Mosbacher y a su Weatherly de 12 metros a una divertida carrera. Fue en ese momento cuando el Servicio Secreto al seguirlo en una patrulla de seguridad se daría cuenta de sus posibilidades y lo convertiría en el gran defensor de la Copa América para gran disgusto del Presidente.

BIG BOATS

Moonbeam III, más vivo que nunca

William Fife se encargó de la construcción del que sería el primero de los barcos conocidos como Moonbeam, una serie cuyo diseño y prestaciones iba mejorando el anterior. En 1903 se construye el Moonbeam III, que se desplazará hasta Cannes en 1920 para afincarse en este puerto. Tras pasar por varios propietarios, en 1989 fue vendido en una de las subastas Sotheby’s y en el año 2000 lo adquirió su actual propietario, Didier Waetcher, quien celebró por todo lo alto el centenario del barco en 2003.

Erwan Noblet, patrón del Moonbeam III ya mostró su satisfacción por hacerse con el triunfo de la pasada edición de esta regata, lo que suponía para el barco “un incremento en su reputación y en su valor real, ya que habían demostrado que todavía seguía vivo y que podía ganar una competición”. Algo que en la V edición ha quedado más patente que nunca con la confirmación de su victoria en la categoría de Big Boats.

Espectacular fin de fiesta al ritmo de The Tall Tutsies

Tras la entrega de premios, el grupo The Tall Tutsies será el encargado de amenizar la fiesta de despedida, que cerrará la V edición de la Puig Vela Clàssica Barcelona.

El grupo, que mezcla temas clásicos con otros más modernos, destaca por su animado y divertido directo, repleto de performance y sorpresas. Este inusual espectáculo se caracteriza por la profesionalidad de sus músicos y bailarines y su excelente forma de interactuar con el público.

La música de los Beatles, The Killers, Creedence Clearwater Revival, David Guetta, Rihanna, Queen o Black Eyed Peas, además de temas propios, sonará en cada rincón del Real Club Náutico de Barcelona para cerrar una regata que ha sabido ganarse un sitio privilegiado en el circuito internacional de veleros clásicos y de época y ha batido un récord de participación.

Clasificaciones finales (trofeos)

Clase Big Boat: Moonbeam III

Clase Clásicos: Alba

Trofeo Enrique Puig: Alba y Thendara

Trofeo Época Marconi: Manitou

Trofeo Época Cangreja: Malabar X

Foto: Serviola BCN

1 Comentario

  1. Tensión hasta el último momento en la regata Puig de Vela Clásica disputada en Barcelona | Nautical News Today | Nautical News Today "Express" | Scoop.it

    […] El comité de regatas optó por un recorrido costero, esta vez de sólo 12,5 millas (22 km) de distancia, consistente en un tramo de desmarque inicial antes de navegar los cuatro tramos programados.  […]

Dejar respuesta