Telefonica Team ansía el mañana. Llegó la primera In Port Race de la Volvo Ocean Race 2011

0
143

Cada minuto cuenta, y en las bases técnicas de los equipos de Vuelta al Mundo el movimiento es máximo. Nadie, absolutamente nadie, está parado. Mañana sábado se inaugurará el marcador de la Volvo Ocean Race 2011-2012 y el Team Telefónica peleará por los primeros puntos en juego.

A las 14:00 horas, los seis barcos que estarán en línea de salida escucharán el bocinazo de salida y a partir de ahí serán unos 60 minutos de competición intensa, en los que se espera una mejor previsión de viento que la habida hoy en aguas de Alicante. Hasta 20 nudos del Norte-Noreste podrían llegar a soplar en el puerto de salida de la Volvo Ocean Race.

“Deseando que llegue mañana”

Esta tarde, por primera vez, veíamos juntos en rueda de prensa a los seis patrones de esta Vuelta al Mundo. Entre ellos, el único español: Iker Martínez que tras haber realizado hoy la regata de entrenamiento, en la que el conjunto del campeón olímpico no tuvo todas consigo, comentaba que a pesar de no lograr el puesto que les hubiese gustado, hoy había sido “fantástico estar todos juntos navegando. Hace mucho tiempo que venimos preparando esta vuelta al mundo y realmente tenemos muchas ganas de salir ahí fuera y navegar. Lo único que hemos echado de menos ha sido más viento desde el principio y estar en un buen sitio en la salida pero el equipo está bien. Queremos mirar adelante y navegar bien mañana”, decía Martínez.

“Esperemos que mañana tengamos más viento, porque estamos muy próximos a tierra y hoy faltaba presión de viento suficiente para divertirse y para que los espectadores pudiesen realmente ver y denotar la espectacularidad de estos barcos. Estamos, simplemente, deseando que llegue mañana”, añadía el vasco.

Por su parte, el trimmer del “Telefónica” Xabi Fernández ante la pregunta de qué espera ver mañana en el campo de regatas reconocía abiertamente que no le gustan este tipo de regatas pero espera hacerlo lo mejor posible y, sobre todo, no tener ningún problema grave que pueda perjudicarle a su equipo de cara a la salida. “A mí no me gustan este tipo de regatas porque creo que estos barcos no están preparados para este tipo de navegación y además a bordo no hay suficiente tripulación. Lo único que espero es que haya un buen espectáculo, que es lo que quiere la organización, y poder hacer el recorrido sin romper nada, sin darnos ningún golpe con nadie y obviamente peleando por lograr un buen resultado”, decía el de Ibarra (Guipúzcoa). “Realmente con no tener grandes problemas y hacer un resultado correcto me daría por satisfecho”.

El planteamiento de preparación del español “Telefónica” para esta Volvo Ocean Race ha sido diferente al de la anterior edición, más enfocado en las etapas oceánicas y en vientos superiores a los 15 nudos de intensidad, por lo que es probable que esto se note en las regatas costeras. No obstante, Fernández declaraba que “nuestra idea no es decir para nada que no vamos a pelear la regata costera o que no tenemos opciones de ganar o de dejar de ganar, simplemente no es lo mismo; hay que ver dónde están los demás. Lo que no hay que hacer es sobreactuar con el resultado de mañana: si lo hacemos bien no será una pequeña preocupación de cara a la regata larga y si lo hacemos mal pues bueno, las regatas costeras son un recorrido muy corto y muy complicado que van a decir muy poco de cara a la preparación de los barcos. Eso lo veremos en la primera etapa”.

Los primeros puntos de esta Volvo Ocean Race

Desde que en la pasada edición de la Volvo Ocean Race comenzaron a disputarse las regatas inshore, éstas se han convertido desde el punto de vista de la organización en una parte fundamental para ofrecer un gran espectáculo al espectador ya que se disputan próximas a tierra. Además de ello suponen el 20 por ciento de la puntuación final de la vuelta al mundo.

Así, mientras que en las pruebas offshore cada barco puntuará el resultado de multiplicar por cinco el puesto en el que haya finalizado menos el número de embarcaciones que hayan cruzado la meta por delante, en las inshore el sistema de puntuación constará simplemente en restarle a cada barco el número de participantes que hayan finalizado por delante del mismo. De esta manera, y teniendo en cuenta el número de barcos participantes en la presente edición, el primero en llegar a la meta en una etapa oceánica sumará un total de 30 puntos y el ganador de una inshore sumará seis puntos.

Con este formato de puntuación y con un recorrido de apenas una hora en el que la forma física será imprescindible para lograr los seis primeros puntos que están en juego, está claro que el “Telefónica” y su tripulación tratarán de dar lo mejor de sí mismos para comenzar la Volvo Ocean Race de la mejor manera posible.

La cuenta atrás está llegando a su fin…

Dejar respuesta