Team Sanya en el puerto de Motril tras sufrir una deslaminación importante en su casco. Volvo Ocean Race

0
141

En el momento del incidente, el viento soplaba con 43 nudos de intensidad, y las olas alcanzaban 10,5 metros de altura.

En comunicación directa con el Control de Regata de la Volvo Ocean Race, el patrón Mike Sanderson ha explicado: “La situación está prácticamente controlada, todos estamos muy decepcionados, pero en buenas condiciones”.

Las escotillas de seguridad han sido cerradas como medida de precaución debido a las duras condiciones, y el barco se dirige al puerto de Motril. Tras entrar en aguas más calmadas, Team Sanya ha comunicado que suspende la regata.

El equipo de tierra de Team Sanya trabaja ya en el plan de trabajo para lograr que el barco pueda reincorporarse a la regata cuanto antes.

Dejar respuesta