Spindrift 2 en la Route Du Rhum, “Parece que se vaya a desintegrar”

0
244

Spindrift 2 en la Route Du Rhum

Tras más de 24 horas de regata se escuchan en boca de los participantes de esta décima edición de la Route du Rhum palabras como: violento, tempestad, guerra, fuerte. En efecto, la flota ha encontrado condiciones muy complicadas en la primera noche, con mucha inestabilidad tanto en intensidad como en dirección del viento y mucho mar. Yann Guichard, skipper del trimarán Spindrift 2 en la Route Du Rhum, tampoco ha escapado de estas condiciones dantescas y ha tenido que encadenar numerosas maniobras desde la salida a las 2 de las tarde en Saint-Malo antes de enfrentarse al viento que aumentaba violentamente.

Por desgracia estas primeras horas de regata no han tratado igual a todos los regatistas oceánicos y ya hay que lamentar varias averías, como la colisión sufrida ayer por Sodebo Ultim’ contra un carguero, que obligaba al skipper a desviarse a Roscoff. Ahora ya sólo quedan siete grandes trimaranes en la regata, liderados por Loick Peyron. A las 17:00 horas de hoy, Yann Guichard protagonizaba una buena remontada y apuntaba a la segunda posición con Paprec Recyclage y Musandam Oman Sail en un pañuelo.

Los regatistas oceánicos no han pegado ojo esta noche y por la mañana las condiciones eran todavía complicadas mientras se dirigían a la Península Ibérica, no tanto por la intensidad del viento (25 nudos del oeste) como por el estado del mar, con olas de cinco metros. En la conexión de las 10 de la mañana, Yann detallaba al equipo de prensa de la prueba sus primeras 24 horas de regata:

“Complicado pero imagino que como todo el mundo. He tenido que esquivar cargueros y barcos de pesca. Está claro que con semejante tamaño de barco no es tan fácil. Ha habido momentos bastante duros pero no he tenido problemas. He preferido no ir muy rápido con el estado del mar y las maniobras. He hecho muchas. He tenido una primera noche bastante agotadora. Ahora avanzamos amurados a estribor pero el mar está cruzado y no es fácil, el barco y el marino sufren bastante.

Las maniobras con 25/30 nudos y más aún con este barco llevan tiempo y si cometes el más mínimo error, en lugar de una hora duran una hora y media. Es un poco lo que ha pasado esta noche, así que nada fácil. Pero ahora deberíamos ir todo recto y espero que pueda acelerar cuando el mar se calme. De momento tenemos olas de 4 o 5 metros, sobre todo de frente. A las 11:00 ha aclarado, con un cielo azul y viento, lo que ha sido bastante agradable. Pero hay un potente chaparrón, llevo una velocidad media de 25 nudos y con tormentas a 30 nudos, pero es sobre todo el mar, que es muy fuerte.

De todos modos he comido durante la noche y no estoy mareado. Está claro que físicamente es duro. Todavía no he dormido. Cuando esto termine voy a dormir una siesta de 10-15 minutos. Necesito recuperar pero todo va bien, aparte de la fatiga que es lo normal. Ya descansaré cuando esté a lo largo de la costa portuguesa. Esto va a continuar bastante complicado hasta Finisterre y aunque se va a abrir un poco, no va a haber viento portante enseguida. Las 30 próximas horas todavía serán difíciles para mi, pero sobre todo para el barco. Sufro con él en cada ola, golpea y parece que se vaya a desintegrar. Es violento, sobre todo con este tamaño de barco. El estrave no baja de los 15 metros, es impresionante. Pero de momento todo va bien.”

Spindrift 2 en la Route Du Rhum navega hacia el cabo Finisterre con viento del oeste de moderado a bastante fuerte (20/25 nudos) pero las tormentas hacen cambiar la velocidad del viento de 15 a 30 nudos. No es fácil ir rápido para Yann Guichard sin correr grandes riesgos. Se espera un nuevo aumento de viento esta tarde cuando pasen el cabo Finisterre, lo que obligará a Yann y a los participantes a permanecer vigilantes una noche más. También habrá que hacer la primera elección estratégica de ruta: acercarse a la ortodrómica (la más corta) o elegir una ruta más sur a lo largo de Portugal.

Fuente: Spindrift 2 en la Route Du Rhum Press Team

Dejar respuesta