Solitaire du Figaro – Eric Bompard cachemire. Ayer fue una mañana de “sabado negro” para algunos de la flota

0
101

Grupo NavegaLa flota navegaba a barlovento ciñendo a lo largo de la costa atlántica de Bretaña y esas malas condiciones ha causado dos importantes bajas hoy en tercera y penúltima etapa de La Solitaire du Figaro de Gijón a Roscoff.

El mas afectado ha sido Yann Elies, líder global de este año la Solitaire du Figaro – Eric Bompard cachemire, además de ser campeón del evento. Su Groupe Queguiner-Leucemie Espurio, rompió el estay de proa cuando estaba en el puesto 17, justo al sur de las islas Glenan cerca de Concarneau.

A pesar de las malas condiciones del momento, Elies logro evitar la desarboladura de su Beneteau Figaro 2.

Grupo Navega

Elies tenia su estay improvisado y optó por continuar. Pero no podia navegar a pleno ritmo y esto es seguro que le ha costado su liderato en la general en este año La Solitaire du Figaro.

Tres horas antes de esto, la única competidora femenina de la regata, Claire Pruvot rompió la cruceta en su yate Port de Caen Ouistreham. En el momento en que acababa de pasar Belle Ile. Pruvot logró asegurar el aparejo y lateralmente esto ha impedido que Port de Caen Ouistrehamse desarbolara. Pruvot Posteriormente se dirige a Lorient a motor donde puede reparar la cruceta antes de continuar hacia Roscoff.

Mientras tanto, los barcos continuaron avanzando a buen ritmo a la carrera y se ponen a terminar en Roscoff en las primeras horas del domingo por la mañana, mucho antes de lo previsto.

Grupo Navega

Líder de la mayoría de este período ha sido Morgan Lagravière a bordo Vendee. Lagravière estaba a medio camino entre la Pointe Penmarch y Raz de Sein con Nicolas Lunven (Generali) 0,8 millas por la popa y Xavier Macaire (Skipper Herault) otra media milla atrás. El tres veces ganador de La Solitaire du Figaro, leyenda de las regatas de navegación en solitario oceánico Michel Desjoyeaux (TBS), subió al cuarto lugar.

A la 12:48, Morgan Lagravière estaba a 83 millas del final. Su yate, Vendee, tenía un promedio de 7,2 nudos, aunque a lo largo de ayer tarde, junto con el cambio de marea en su favor en el Raz de Sein, su velocidad aumento sustancialmente. Si todo va según lo previsto y no hay más drama a continuación, se espera que el primer barco en cruzar la meta de Roscoff en torno a la medianoche.

Dejar respuesta