Route du Rhum, los patrones de Ultime viven horas de tensión

0
177

Route du Rhum

Aunque la temperatura del aire y del agua es de lo más agradable y todo parece ser velocidad sobre un tapiz turquesa, no hay que fiarse de las condiciones del alisio. Aunque vayan con pantalón corto y camiseta, los skippers viven horas de mucha tensión en la Route du Rhum

Todavía en segunda posición cuando faltan 1.400 millas para la llegada, el trimarán Spindrift 2 ha ganado algo de terreno a Loïck Peyron, quien al amanecer tendrá que tomar buenas decisiones para escapar de sus hambrientos perseguidores.

Route du Rhum

“Ya no sé muy bien en que día de navegación estamos, creo que en el sexto”, se preguntaba Yann Guichard en su último video de a bordo. En efecto, los navegantes, y en especial los que navegan en solitario, viven en función del ritmo del barco y de las condiciones meteorológicas, lo que termina por nublar su noción de los días y las horas, que se convierten en secundarios. “Navego a 24-25 nudos de velocidad sobre un barco al 100% de su potencial, lo que es muy positivo”, añade. “Ahora que el viento ha aumentado hay que limitar las maniobras para evitar cometer errores”.

Loïck Peyron y Yann Guichard se siguen en un largo bordo de estribor en la curva del anticiclón de las Azores. En unas horas traslucharán para deslizarse en un gran bordo de babor, esta vez en dirección al arco antillano y de Guadalupe para alcanzar la meta de la Route du Rhum. Si no hay golpes tácticos, cada uno de los skippers deberá esperar para hacerlo en el momento adecuado, con Banque Populaire en posición de control.

Route du Rhum

Lionel Lemonchois ha elegido dirigirse más al sur para acercarse lo más posible a ese alisio sostenido, aunque alargue la ruta. Ahora se le ha unido Sébastien Josse. Si los dos líderes parecen por el momento fuera del alcance, los dos perseguidores se juegan el todo por el todo, conscientes de que la llegada a Guadalupe la meta de la Route du Rhum puede traer sorpresas.

Dejar respuesta